Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Testigo protegido era sospechoso, dice el tribunal que juzgó a Martinelli

La fiscalía falló en acreditar la responsabilidad del expresidente en los hechos de los que se le acusaba, dijeron los magistrados. Algunos de los querellantes no descartaron acudir a la justicia internacional

En el día de ayer, el Primer Tribunal Superior leyó el fallo que declaró no culpable al expresidente Ricardo Martinelli. En un extenso acto que se inició a las 5:15 p.m., uno de los magistrados del tribunal empezó a sustentar el fallo emitido. Entre lo señalado, destacaron que la fiscalía falló en acreditar la responsabilidad del expresidente en los hechos de los que se le acusaba. Igualmente, enumeró errores que habrían devenido en el fallo.

Entre ellos, los testimonios contradictorios del testigo protegido y del jefe del Consejo de Seguridad Nacional, Rolando López, sobre la propiedad de la computadora a través de la cual se guardaron los testimonios y las grabaciones.

Cuando depuso el testigo protegido, este indicó que guardaba las grabaciones en una computadora del Consejo de Seguridad, pero al abrir el CD en la audiencia del juicio oral, este desplegó como autor a Rolando López, lo que resultó ser un revés para la fiscalía.

Otro hecho importante fue que el tribunal de juicio declaró al testigo protegido como testigo sospechoso, lo que según ellos no invalidará su versión, pero les hacía valorarlo con mayor rigor.

Esto con base en que el testigo protegido, siendo sargento segundo, había sido trasladado con un salario de $7,000 a una posición en Washington, Estados Unidos, además de la declaración de que el comisionado superior le había solicitado, y que incluso el mismo Juan Carlos Varela, para entonces presidente de la República, le solicitó ir a poner la denuncia, a lo que el tribunal cuestionó que si dos exfuncionarios sabían del delito, ellos debieron haber puesto también la denuncia.

Antes de iniciar la lectura del fallo, el abogado Carlos Herrera Morán, representante del querellante Mauro Zúñiga, aclaró que lo que sigue son los recursos de anulación y de casación.

El de anulación lo presentaría al Tribunal Supremo de Apelaciones. Tienen dos días para anunciarlo y ocho días más para sustentarlo.

Esto implicaría realizar un nuevo juicio con los mismos actores y las mismas pruebas, pero con tres jueces distintos.

Por otro lado, el recurso de casación, que se presenta ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, tienen tres días para anunciarlo y quince días más para sustentarlo.

Balbina Herrera, una de las víctimas de las interceptaciones telefónicas, confirmó que seguiría en el proceso con la anulación y la casación y, quizás, con una inminente demanda internacional.

El abogado Herrera Morán también mostró a los presentes la solicitud que hizo al tribunal para que se transmitiera el juicio, la que primeramente fue recibida, pero a los minutos fue revocada por un sello de anulado por una ‘orden superior'.

Herrera también indicó que procesalmente debía ser hoy cuando se levantara las medidas cautelares al expresidente Martinelli, a pesar de que el mismo día que se dictó la sentencia de no culpable salió caminando por la puerta, teniendo aún las medidas de depósito domiciliario e impedimento de salida del país.

La esencia de la sentencia 136-TJ-J, que declaró no culpable a Martinelli en el caso 130-15 conocido como ‘caso pinchazos', fue que no se le respetó el debido derecho a la defensa en muchas de las actuaciones y presentación de pruebas por parte de la fiscalía, además de la falta de acciones verídicas que, según el tribunal, no lograron acreditar la responsabilidad de Martinelli en la causa.

Aproximadamente a las 8 p.m., un abogado de la defensa pidió un receso en la lectura del fallo, pero el juez hizo caso omiso y continuó. Al cierre de esta edición, continuaba la lectura del fallo.