La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Nacional

Posible conflicto de interés en recurso presentado por Bastimentos Holdings

El amparo de garantías quedó en manos del magistrado de la Corte Suprema de Justicia Hernán de León como ponente

Isla Bastimentos, Bocas del Toro.

Los conflictos por la titulación de tierras en isla Bastimentos, en la provincia de Bocas del Toro, vuelven a la Corte Suprema de Justicia, pero esta vez en la forma de un posible caso de conflicto de interés.

La sociedad Bastimentos Holdings presentó un amparo de garantías a través de la firma forense Fuller Yero & Asociados, contra la resolución ADMG-206 de 28 de junio de 2019, proferida por la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (ANATI) a favor de Tres Cruces de Oro.

El amparo de garantías quedó en manos del magistrado Hernán de León como ponente del mismo, a pesar de tener un conflicto de interés con el socio principal de la firma de abogados Fuller Yero & Asociados, Ricardo Fuller, quien fue su antiguo asistente y colaborador en la Corte.

Fuller fue uno de los funcionarios destituidos en 2012 por un escándalo debido al supuesto uso irregular de sus computadoras en la Corte, junto a su compañera Akira Castillo.

Tanto Fuller como Castillo eran en ese momento asistente directos de la oficina del magistrado De León.

Los funcionarios fueron destituidos mediante acuerdo de la Sala Cuarta de la Corte tras una investigación administrativa que concluyó que las computadoras de los funcionarios que laboraban en el despacho del magistrado De León fueron utilizadas para elaborar un fotomontaje en el que aparecen funcionarios de la corporación, reportaron varios medios de comunicación social en ese entonces.

Fuller interpuso en su momento una reconsideración a la decisión de la Sala Cuarta de la Corte Suprema de dejar sin efecto su nombramiento tras el escándalo por supuesto uso ilegal de computadoras.

Fuller promovió también una advertencia de ilegalidad de los acuerdos 77 de 1993 y 463 de 1999, que permitieron su salida del Órgano Judicial, pero desconoce el estatus de estos recursos.

El pasado 16 de julio, la ANATI reconoció el derecho posesorio de Tres Cruces de Oro sobre las fincas 378225 y la 404806 en isla Bastimentos, tierras que fueron reclamadas por el otro grupo de inversionistas extranjeros, en medio de presentaciones de supuestos linderos falsos y agresiones físicas.

Se trata de un globo de terreno de 22 hectáreas frente al mar, donde la sociedad Tres Cruces de Oro desarrollará un hotel ‘eco-luxe' cinco estrellas, el primero de isla Bastimentos, que contribuirá con el desarrollo económico de la isla y la generación de plazas de empleo, según prometen sus inversionistas.

La adjudicación de la propiedad en Bocas del Toro se sustentó en una última inspección a los terrenos en disputa el pasado 17 de abril de 2019, estableciendo que la sociedad Theobald —ahora Bastimentos Holdings— quiso apropiarse de estos terrenos ‘so pretexto de que formaban parte de su finca 122' y que el verdadero tenedor de los derechos posesorios es Narvise Ayarza, quien cedió sus derechos a Tres Cruces de Oro, de acuerdo con la documentación de la ANATI.

Incluso, la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia en su último fallo ordenó a Bastimentos Holding, propietaria del proyecto Red Frog, corregir los linderos de su finca 122.