La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Nacional

Alerta por concesión 'secreta' en Colón

Payardi y el proyecto PERA entran en conflicto por el uso de una zona de mar ambientalmente delicada, en el llamado Canal de Bahía Las Minas

La concesión está basada en los derechos de uso de mar en el llamado Canal de Bahía Las Minas.Cedida

Una zona de arrecifes y corales con una superficie de hasta 31 hectáreas en el mar de Colón, y cercana al laboratorio de Punta Galeta del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, está a punto de convertirse en un área de despacho de combustibles de manera silenciosa o secreta.

El tema acaba de empezar a generar polémica y rechazo porque dos empresas ahora reclaman la concesión sobre la misma área, para desarrollar una actividad que pondría en riesgo toda esa zona de amplia riqueza natural.

La pasada administración de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) otorgó, de manera reservada, dos concesiones que permiten el uso de hasta 31 hectáreas de mar en un área delicada ambientalmente y que pondría en riesgo el laboratorio marino de Punta Galeta en Colón, operado por el Smithsonian.

Este diario confirmó que el Smithsonian nunca fue informado de esta concesión que pondría en riesgo el área donde está su centro de estudios o laboratorio marino.

La concesión está basada en los derechos de uso de mar en el llamado Canal de Bahía Las Minas para desarrollar la actividad del trasiego de combustible de barco a barco, en un área que ya fue afectada años atrás por un derrame de combustible en la antigua refinería.

Se conoció que las nuevas autoridades de la AMP han recibido el reclamo de dos empresas que se pelean por el uso de esa área de mar, sin tomar en cuenta la opinión de grupos ambientalista.

Uno de los grupos que exige el respeto de su concesión no refrendada, es Payardi Terminal Company, una sociedad integrada por el grupo holandés Vopak y la estadounidense Chevron, el cual busca desarrollar la actividad de despacho de combustible barco a barco en esta zona de mar conocida como Canal de Bahía Las Minas.

Payardi Terminal Company reclama a la AMP 16 hectáreas más 7,922 metros de superficie de mar y dos muelles con tres posiciones de atraque, poniendo por delante su contrato No. A-2002-2015, firmado en la gestión de Jorge Barakat.

La otra empresa que reclama la misma área es el Parque Energético de Río Alejandro S.A. (PERA), la cual estaría reclamando una concesión de 31 hectáreas, incluyendo la zona de mar que también reclama Payardi.

Por eso, en días pasados el consorcio de Vopak y Chevron arremetió contra PERA pidiendo a la AMP que haga los estudios y consultas de lineamientos de seguridad y navegabilidad en el canal de Bahía Las Minas, reveló una fuente del sector marítimo que ha tenido acceso a la documentación del caso.

La Estrella de Panamá confirmó que ninguna de las dos concesiones ha sido refrendada por la Contraloría, de acuerdo con uno de los expedientes con N° 7745949.

En sus estudios de mercado, Payardi afirma que el negocio del bunkering del lado atlántico de Panamá es muy limitado y basado en pequeñas entregas de combustible. Al contrario del crecimiento del pacífico, que se centra en las grandes entregas de neopanamax, sostiene Payardi.

La empresa dice que eso se debe a que del lado atlántico no hay un área para realizar una entrega segura y confiable de búnker.

Payardi calcula que este proyecto podría atender 413 busques neopanamax y despachar 6 millones de barriles de combustible, lo que pone en perspectiva el riesgo que correría esta zona de diversidad marina.

Expertos en el área marítima afirman que el despacho de combustible en el mar tiene un riesgo, independientemente del área que se estudie; sin embargo, señaló que en este caso los riesgos se incrementan porque se desarrollaría la actividad del bunkering fuera de la protección del rompeolas que está en la entrada del Canal de Panamá y que de alguna forma protege a los barcos que ya realizan el despacho de combustible, los puertos y otras actividades marítimas que se dan en Colón.