La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Nacional

Intermediarios generan millones a costa de productores y consumidores

Con este esquema, en una transacción de 100,000 quintales de arroz, determinada asociación llegaba a generar $1,585,000 de ganancia, solo por ser intermediaria

Los productores ceden el arroz a las asociaciones a un precio de entre $15.85 y $17.00.Archivo | La Estrella de Panamá

El Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) identificó un modelo de intermediación en varias “asociaciones” de productores de arroz que les genera ganancias millonarias, con tan solo actuar como intermediarios.

Estas asociaciones habrían estado operando basándose en la desinformación y la falta de comunicación entre los pequeños productores y las entidades del gobierno.

La Nueva Asociación de Productores de Arroz de Chiriquí (NAPACH), inscrita en el Registro Público como una asociación sin fines de lucro, presidida por Gabriel Araúz Jiménez, está entre las asociaciones que presuntamente realiza estas prácticas de intermediación.

Manuel Araúz, director del IMA.Gustavo A. | La Estrella de Panamá

Intermediación millonaria

El modelo de intermediación utilizado, según explicaron fuentes del IMA, se da cuando determinada asociación le compra a crédito al productor un quintal (100 libras) de arroz en cáscara húmedo y sucio, a un precio entre $15.85 y un máximo de $17.00, debido a que la asociación le aplica descuentos, dependiendo de la calidad del arroz.

El productor le firma a la asociación una cesión para el trámite y cobro del subsidio de $7.50 por quintal de arroz en cascara húmedo y sucio, el cual es pagado por el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA).

Esto también es a crédito, ya que el MIDA toma tiempo en tramitar y desembolsar el subsidio de $7.50 por quintal.

Acordada la cesión, la asociación toma ese quintal de arroz en cáscara húmedo y sucio y contrata un molino para secar y limpiar el grano.

Ya seco y limpio el arroz, la “asociación” le vende el grano al IMA a $31.50 por quintal. Una vez cobrado el subsidio de $7.50 del MIDA y los $31.50 del IMA, la asociación le cancela al productor su quintal de arroz a $15.85, generando así $15.65 de ganancia por quintal en la intermediación, ya que el productor recibe los $15.85 que paga la “asociación”, los $7.50 que se tramitan se le entregan al productor, pero es pagado por el MIDA directamente.

Con este esquema, por ejemplo, en una transacción de 100,000 quintales de arroz, determinada asociación llega a generar $1,585,000 de ganancia, solo por ser intermediaria, en esta operación que afecta tanto a los consumidores como al Estado.

Irregularidades

Esta situación se suma a una serie de anomalías denunciadas el pasado jueves por el nuevo director del IMA, Manuel Araúz, quien dijo que la entidad ha estado funcionando como un mecanismo para hacer dinero, tras detectar varias irregularidades que ya están en manos de la Contraloría General de la República.

Araúz detalló que las irregularidades van desde variantes de precios, compra de arroz dos veces, otra en que el camión o mula pasa por las pesas dos veces, o bodegas que se cerraron donde se puso un arroz y que el arroz no existe, y un caso de un cura de  una Iglesia católica en Penonomé al que, supuestamente, se le donaron 200 mil bolsas de arroz, pero el religioso asegura que solo recibió 200 bolsas.