La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Nacional

'Vergüenza' por los escándalos sexuales en la iglesia, dice Ulloa

Autoridades de la Iglesia católica convocaron a un conversatorio para dar a conocer los procesos canónicos que se adelantan contra sacerdotes

De izquierda a derecha: Mons. Manuel Ochogavía Barahona, Mons. Rafael Valdivieso, Mons. José Domingo Ulloa y el padre Luis Núñez.Roberto Barrios | La Estrella de Panamá

El arzobispo José Domingo Ulloa dijo sentir “vergüenza” por los escándalos sexuales provocados por tres sacerdotes, que han expuesto a la Iglesia católica panameña a un escarnio público.

Ulloa pidió “perdón” a quienes están sufriendo en su fe por esta circunstancia.

“Hoy les retiramos la necesidad de orar por nuestros sacerdotes, por nuestras vidas, por nuestras obras, para que nos distingamos por un vigoroso testimonio evangélico”, agregó el jefe de la Iglesia católica panameña.

Ulloa recalcó que la Iglesia no vive una “doble moral”, como se mencionó después de hacerse públicos los incidentes de los tres curas. “La única moral de la Iglesia es llevarlos a todos a la santidad, aunque algunos de sus miembros no sean coherentes con ese objetivo...”, aseguró el religioso.

El arzobispo reconoció que enfrentar la situación no ha sido fácil para muchos sacerdotes, que se han sentido “ridiculizados y culpabilizados”, aunque no hayan cometido faltas.

Monseñor Ulloa cree que los problemas que se están enfrentando servirán para renovar la santidad de los curas. “Esto va a ser para bien, para que podamos ser coherentes con la fe que propagamos”, afirmó.

Las palabras de la máxima figura de la Iglesia católica panameña fueron expresadas este miércoles durante un conversatorio con medios de comunicación en el que se dieron a conocer los procesos canónicos que se han efectuado y que se adelantan contra sacerdotes en todo el país.

Los números, aunque puede que no sean exactos, indican que en la última década unos ocho sacerdotes han sido procesados y encontrados responsables de delitos eclesiásticos, entre ellos abuso sexual.

Otros tres curas de la Arquidiócesis de Panamá han sido suspendidos de sus funciones por supuestos delitos sexuales y se encuentran en medio de un proceso de investigación para determinar su inocencia o culpabilidad, Un sacerdote en la provincia de Herrera, en Chitré, enfrenta otro proceso canónico. Al mismo tiempo, a este sacerdote se le adelanta un proceso en la justicia ordinaria.

También fue mencionado durante el conversatorio el caso del sacerdote David Cosca, quien está suspendido de sus funciones eclesiásticas mientras se le instruye un proceso en la justicia ordinario por supuesto encubrimiento en un homicidio.

Muy recientemente en el país, un escándalo sexual ha sacudido los cimientos de la Iglesia católica. El sábado 21 de septiembre circuló un video en el portal “Claramente”, en el que un joven venezolano, que se identificó como “Cristian”, denunció haber sido contratado para ofrecer favores sexuales a varios sacerdotes.

Tres presbíteros —Rogelio Topin, Orlando Rivera y Karl Madrid— fueron separados de sus deberes por la denuncia.

El celibato

Monseñor Manuel Ochogavía Barahona, obispo de la Diócesis de Colón y Kuna Yala y secretario de la Conferencia Episcopal de Panamá, descartó que sea el celibato la causa de las desviaciones de los sacerdotes. “Los temas de abusos sexuales se dan en todos los ámbitos de la sociedad, en todos los estratos y en todas las conductas humanas. No es propio de los célibes”, señaló.

Estas condiciones, según el sacerdote, son muchas veces “arrastradas” por los candidatos a religiosos desde las entrañas de sus círculos familiares o en el ambiente educativo.