Panamá,25º

19 de Nov de 2019

Nacional

"Mamá, mi país me necesita", quinto día de protestas juveniles contra las reformas constitucionales

Armados de pancartas, cacerolas y banderas de Panamá, los jóvenes demandaron pacíficamente un proceso constituyente más democrático

La manifestación se desarrolló pacíficamente y sin incidentes con la Policía Nacional.Cortesía

Con una concentranción frente a la Iglesia del Carmen, cientos de universitarios, estudiantes de colegios secundarios y jóvenes profesionales se manifestaron por quinto día consecutivo contra los cambios constitucionales que impulsa el Gobierno del presidente Laurentino Cortizo.

Siendo hoy Día de los Difuntos, estos llegaron vestidos de negro como símbolo de luto frente a una democracia que miran como "muerta" ante las exigencias de las nuevas generaciones.

  • Estudiantes y jóvenes protestas reforma constitucional
    Estudiantes y jóvenes protagonizan el quinto día consecutivo de protestas contra las reformas constitucionalesCortesía
  • Estudiantes y jóvenes protestas reforma constitucional
    Estudiantes y jóvenes protagonizan el quinto día consecutivo de protestas contra las reformas constitucionalesCortesía
  • Estudiantes y jóvenes protestas reforma constitucional
    Estudiantes y jóvenes protagonizan el quinto día consecutivo de protestas contra las reformas constitucionalesCortesía
  • Estudiantes y jóvenes protestas reforma constitucional
    Estudiantes y jóvenes protagonizan el quinto día consecutivo de protestas contra las reformas constitucionalesCortesía

Armados de pancartas, cacerolas y banderas de Panamá, expresaron pacíficamente su rechazo al paquete de reformas aprobado esta semana en tercer debate por la Asamblea Nacional.

Como en los días anteriores, la indignación se expresó con consignas contra la corrupción, la discriminación de todo tipo y las exigencias de abrir un proceso constituyente que incluya a todos los panameños.

Mientras caía la tarde, salieron en marchas hasta el palacio Legislativo donde igual que en las anteriores jornadas, los esperaban unidades antidisturbios de la Policía Nacional. "Mamá y Papá, mi país me necesita" , gritaban algunos mientras avanzaban por la avenida central. Con las manos en alto, se sentaron frente a la Asamblea y unieron voces al compás canciones y consignas, sin que se registrara ningún altercado con las fuerzas de seguridad, que observaban a varios metros en silencio.

Entrada la noche, con un "megáfono abierto", diferentes manifestantes compartieron el turno de la palabra para expresar las razones por las cuales rechazan las reformas, acordando allí mantener las acciones de protesta durante las festividades patrias en la capital y otras partes del país.

Al final, los jóvenes se retiraron pacíficamente de la Plaza 5 de Mayo con la manos en alto, como señal de paz frente a las unidades policiales.