Panamá,25º

13 de Dec de 2019

Nacional

Casos emblemáticos muestran alza de violencia y abuso hacia mujeres en Panamá

La situación de la mujer se ha tomado las redes en las últimas semanas con el hashtag #MePaso, y cientos de ellas cuentan algún episodio de acoso

Agrupaciones han mantenido una defensa permanente en defensa de las mujeres, sus derechos y contra la violencia.Archivo | La Estrella de Panamá

Un diputado acusado de violación de menores; un joven que se graba mientras toca el trasero de mujeres en un centro comercial; violencia de género y doméstica en alza; 14 feminicidios: así llega Panamá a la conmemoración este lunes del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer.

La situación de la mujer se ha tomado las redes en las últimas semanas con el hashtag #MePaso, y cientos de ellas cuentan en la red social algún episodio de acoso o abuso sexual, actitudes que están enmarcadas en la legislación local dentro del delito contra la libertad e integridad sexual.

INDIGNACIÓN POR CASO DE ABUSO QUE IMPLICA A DIPUTADO

El legislador Arquesio Arias, del gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD), está arrestado en su casa desde el pasado 22 de octubre mientras la Corte Suprema lo investiga por los delitos de violación y actos libidinosos que le imputó un magistrado que actúa como fiscal de este caso.

Las supuestas víctimas son dos mujeres, una menor y una mayor de edad, que habrían sido abusadas por Arias cuando ejercía como médico en una comarca indígena, acusación que el legislador niega y supedita a enemigos políticos que buscan perjudicarlo a él y al partido de gobierno.

Pero el hecho de que por delitos tan graves se le diera al diputado la medida preventiva de casa por cárcel generó debate e indignación: juristas señalaron que la jurisprudencia en estos casos es clara al ordenar la detención en una cárcel, mientras que grupos feministas dijeron que la situación sería distinta si las víctimas no fueran indígenas pobres.

EL "TOCANALGAS"

Un joven de 19 años permanece bajo arresto domiciliario desde el pasado 19 de noviembre por el delito de violencia de género, después de que se le denunciara por tocar el trasero y partes íntimas de mujeres en un centro comercial, grabarse y luego subir las imágenes a las redes sociales.

Un tribunal ordenó que el muchacho, que se disculpó públicamente mediante un vídeo, reciba tratamiento psicológico y le prohibió usar medios electrónicos.

Este caso enfureció a muchos en Panamá, que se expresaron a través en redes sociales y criticaron, entre otros, que tanto el bautizado como "tocanalgas" como al diputado se les haya dado la misma medida cautelar.

BAJAN LOS FEMINICIDIOS PERO CRECEN OTROS TIPOS DE VIOLENCIA DE GÉNERO

El feminicidio presenta una bajada: 16 casos en los 10 primeros meses de 2018 frente a 14 en el mismo lapso de este año, de acuerdo con las estadísticas del Ministerio Público de Panamá.

Pero crecen otros delitos. Entre enero y octubre se presentaron 1.880 denuncias por violencia de género, un 31,9 % más que en el mismo lapso de 2018, y de estas 1.241 califican como víctimas, 29,8 % por encima del año pasado.

Como violencia de género se entiende la agresión específicamente por razón de ser mujer.

La violencia doméstica se da en el ámbito familiar y la mujer suele ser la víctima más frecuente aunque no la única, explicó a Efe la fiscal superior de la sección de familias del Área Metropolitana, Katya Meléndez Avilés.

Los números en el caso de la violencia doméstica están creciendo: se presentaron 14.299 denuncias entre enero y octubre -un 10 % más que en mismo lapso de 2018- en las que 11.915 mujeres fueron identificadas como víctimas, por encima de las 10.260 del año anterior.

Y sube el registro de víctimas de acoso sexual: "de 5.437 en 2018 a pasó 6.025 en 2019", dijo la fiscal Meléndez, que señaló sin embargo que "existe una cifra oculta de casos que no se han puesto en conocimiento de las autoridades".

UNA LEY MÁS FUERTE

Las panameñas llegan a interponer la denuncia cuando el acoso sexual es mayor, no por el asedio verbal que las mujeres viven en las calles de todo el país por ejemplo.

"De alguna manera, y lastimosamente como sociedad, hemos normalizado el tema del hostigamiento callejero: cuando te dicen algo que el hombre considera piropo, pero realmente es vulgar, ofensivo y humillante. Por este tipo de asuntos, no recibimos muchas denuncias", aseguró la fiscal.

Y esto tiene su raíz en la propia ley, pues solo recoge que la denuncia puede ser efectiva si la mujer y el agresor, "quien acosa, hostiga, acecha o discrimina sexualmente" mantienen "vínculo laboral, escolar o religioso".

Ante este panorama, el diputado independiente Juan Diego Vázquez está trabajando en un anteproyecto de ley contra el acoso sexual.

"La normativa en Panamá, y de todo el mundo, tiene que levantarse y estar a la altura de la realidad, y de que cualquier clase de violencia contra la mujer, o cualquier persona, tiene que ser castigada con severidad", explicó a Efe el diputado, quien busca abrir el debate en la Asamblea Nacional.

Actualmente, la pena por feminicidio se paga con 25 a 30 años en la cárcel y 5 a 8 años por otros tipos de violencia de género, según la legislación panameña.

"Todos los temas que tengan relación con el acoso, violencia y discriminación, más allá de castigar a quien comete estos crímenes (...), hay que educar. En Panamá la idiosincrasia, la cultura y la educación ha permitido la violencia y hasta promovido (...) por tanto hay que cambiar este tipo de pensamiento", sentenció Vázquez.