Temas Especiales

14 de Aug de 2020

Nacional

Ser interesante o interesado

Vivimos inmersos en la era del Éxito Social, un Mundo Idólatra y Yoísta, reflejado por la popularidad, belleza exterior, el autorreconocimiento, la demostración constante de riqueza material, así como también siendo sabios de nuestra propia opinión, intentando mostrar al mundo lo interesante y felices que somos.

Ser interesante o interesadoShutterstock

Vivimos inmersos en la era del Éxito Social, un Mundo Idólatra y Yoísta, reflejado por la popularidad, belleza exterior, el autorreconocimiento, la demostración constante de riqueza material, así como también siendo sabios de nuestra propia opinión, intentando mostrar al mundo lo interesante y felices que somos.

Mostrarnos interesante frente a otros se ha vuelto una constante, para alardear confianza de nuestro propio potencial, auto-admiración y culto hacia uno mismo.

Sin embargo, en cuanto a liderar un equipo, ser coach o mentor, este comportamiento idólatra, egoísta, narcisista o arrogante, representa una forma de aislamiento y distanciamiento con los otros.

Cuando asumes la responsabilidad de liderar equipos, ser coach o mentor, no asumes la responsabilidad de los resultados del proceso, asume la responsabilidad de centrarte en la otra persona de manera auténtica y genuina.

Les quiero compartir un caso que ocurrió en Inglaterra:

Érase una vez dos apuestos caballeros que optaban al título de Primer Ministro de Inglaterra: Benjamín Disraeli y William Gladstone.

Ambos candidatos deseaban saber qué probabilidades tenían de resultar vencedores de esta situación, por eso se prestaron gustosamente a participar en el estudio pre-electoral que propuso el súper creativo equipo de investigación política. Tanto Disraeli como Gladstone debían tener una cita con la misma mujer quien, tras cenar con ambos, determinaría cuál le había gustado más.

El equipo de investigación consideraba probable que aquél que gustara más a la mujer gustaría más al país entero. ¿Y qué ocurrió?

Pues bien… Tras cenar con Gladstone, la mujer contó al equipo de investigación que ese hombre le había parecido la persona más inteligente de Inglaterra.

Pero tras cenar con Disraeli, la mujer expuso que ese hombre la había hecho sentir la persona más inteligente de Inglaterra.

Disraeli fue quien más gustó a la mujer y fue también quien gustó más al país.

¿Conclusión? Para gustar, debes centrarte en la otra persona y resaltar sus mejores cualidades

¿Y todo esto de que, se trata?

Se trata de ser interesados más que interesantes.

Liderar personas, ser coach o mentor, no se trata de mostrar nuestras credenciales, certificaciones, experiencias o dominio experto, lo cual nos hace personas muy interesantes frente a otros.

Un coach eficaz deberá mostrarse interesado más que interesantes. Interesado en acompañar de manera auténtica y genuina, con sentido y con propósito, trabajando juntos en un proceso creativo y estimulante, que le sirva de inspiración para maximizar el potencial personal y profesional de las personas.

Acompañar y hacer sentir fascinante y hacerlo de manera interesada a los demás, de eso se trata todo esto. En mostrarnos interesados más que interesantes.

La Competencia ICF “Crear Conjuntamente la Relación”, está relacionada con mostrarnos interesados en nuestros clientes, mediante el establecimiento de confianza e intimidad, así como la presencia plena del coach, durante todo el proceso.

Y recuerda, para gustar, debes centrarte en la otra persona y resaltar sus mejores cualidades

El autor es coach ejecutivo y miembro de ICF Capítulo Panamá.

El Capítulo de Panamá de la International Coach Federation –ICF es una asociación sin fines de lucro, comprometida con el fomento y la difusión de la práctica profesional y ética del coaching. Está afiliada a la International Coach Federation-ICF, la organización global más grande y reconocida de Coaching.

www.icfpanama.org

www.coachfederation.org