Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Nacional

Secretismo en reunión de transición en el MP

Para el presidente del MAG, parte del plan del procurador es lograr un Ministerio Público no selectivo, sino con acceso al pueblo y al principio de la igualdad ciudadana

El designado procurador Eduardo Ulloa y la procuradora K. Porcell.Cedida

Con total secretismo se realizó ayer la primera reunión de transición entre el nuevo procurador general de la Nación, Eduardo Ulloa, y la actual procuradora, Kenia Porcel, luego de que el primero fuera ratificado por la Asamblea Nacional, el pasado miércoles 18 de diciembre.

Más de dos horas duró este primer encuentro de transición entre la procuradora General de la Nación y el procurador designado. Fue una reunión privada en la que solo estuvieron ambos funcionarios.

Tras la prolongada sesión, los escoltas del nuevo procurador aprovecharon la fuerte lluvia que caía en ese momento sobre la ciudad capital para eludir a los periodistas que le daban cobertura al hecho; el procurador fue sacado directamente hacia el vehículo que lo transportaría.

Ni la procuradora Porcell ni ningún otro funcionario del Ministerio Público salió de su despacho para informar detalles sobre esta primera reunión de transición, ni tampoco se anunció cuándo se realizará una segunda reunión.

Porcell previamente se reunió con los fiscales superiores y en un informe de gestión informó que de los 116 casos de corrupción que se investigaron y que fueron enviados a los tribunales para audiencias, más del 75% aún están a la espera de audiencias.

Escolta desubicado

Ulloa en la reunión con miembros del MAG.Gustavo A. Aparicio | La Estrella de Panamá

El procurador Ulloa también se reunió, pero en horas de la mañana, con miembros del Movimiento de Abogados Gremialistas (MAG), quienes le expusieron sus inquietudes sobre el futuro de la entidad.

El secretismo en esta reunión por parte del procurador Ulloa también fue evidente, además de la actitud del escolta encargado de su seguridad, quien intentó impedir que periodistas tomaran fotos de este encuentro con los abogados argumentando que había que pedir autorización para ello.

El escolta, de forma autoritaria, se interpuso entre la cámara del celular y la mesa donde estaba el procurador con los abogados, impidiendo la cobertura periodística, así como en los peores tiempos de la dictadura.

“Yo soy el escolta del procurador”, afirmó el agente en tono enérgico y grosero, aún a pesar de que Ulloa ni siquiera ha tomado posesión del cargo.

Ulloa asumirá el cargo a partir del 1 enero de 2020, fecha en que se hará efectiva la renuncia de Porcell

“No puedes tomar fotos... no puedes tomar fotos”, repetía el escolta, desconociendo que periodistas de La Estrella de Panamá habían sido convocados para darle cobertura a este evento.

A su salida, el procurador Ulloa raudo y veloz abandonó el restaurante donde se realizó la reunión con los abogados, sin referirse a este encuentro.

Al respecto Gilberto Boutin, presidente del MAG, detalló que este fue el primer acercamiento con el nuevo jefe del Ministerio Público, con el que, asegura, encontraron un eco que significa una innovación de la gestión administrativa de la institución, dándole un rol a los fiscales.

Para Boutin, lo fundamental del discurso del procurador es lograr un Ministerio Público no selectivo, sino con acceso al pueblo, acceso al ciudadano y acceso al principio de la igualdad ciudadana.

“Pienso que tenemos una buena energía positiva de un nuevo procurador que realmente respeta al gremio y respeta la institucionalidad”, precisó el representante de los abogados.