Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Nacional

Gran Bretaña considera a Panamá con potencial y planea invertir $4 mil millones

En una entrevista con La Estrella de Panamá, el presidente de la Cámara de Comercio Británica, Ernesto Lara, expresó el interés que tiene Gran Bretaña en desarrollar proyectos en Panamá, pero que este país  requiere adecuar sus leyes para incentivar la inversión extranjera

Ernesto Lara, presidente de Cámara de Comercio Británica de Panamá.Mirta Rdoríguez P. | La Estrella de Panamá

Con un cargo sobre sus hombros como presidente de la Cámara de Comercio Británica en Panamá, gremio que aglutina a 65 miembros entre individuales y corporativ os de Gran Bretaña, el neozelandés  Ernesto Lara afirmó que este país sigue teniendo gran potencial para las inversiones, a pesar de las evaluaciones de riesgo que le dio la calificadora Moody's, recientemente.

El también director de la firma de asesoría  legal y financiera Wellington  Chambers consideró que tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea (el Brexit),  Gran Bretaña debe establecer nuevos acuerdos comerciales que le permitan seguir potencializando sus inversiones en el ámbito internacional, entre ellos con Panamá.

En una entrevista con La Estrella de Panamá, Lara adelantó que Gran Bretaña tiene planeado invertir en Panamá $4 mil millones ($4 billones) en diversos proyectos de construcción de infraestructura, comercial, residencial, turismo, diseño, administración, educación, logística, aeropuerto, entre los cuales muchos podrían ser bajo el régimen de las Asociaciones Público Privadas (APP).

Pero que se requieren leyes que faciliten la inversión extranjera. Actualmente, la empresas británicas invierten en Panamá un estimado de más de $20 mil millones  en rubros como: logística,  minería, legal , finanzas, farmacéuticas, según cifras de la Cámara de Comercio Británica en Panamá.

“Las inversiones no solo serían con el sector público, sino también con el privado. Hay empresas que les interesa, por ejemplo, llevar su negocio a la Zona Libre de Colón”

¿Cómo han sido las relaciones de inversiones entre Gran Bretaña y Panamá?

Gran Bretaña, en algún momento, llegó a ser el país número uno de las inversiones directas a Panamá; hoy somos el número tres: Cable & Wireless, Panamá Pacífico, Panamá Ports, GlaxoSmithKline, son algunos ejemplos. Tenemos negocios de Nueva Zelandia,  Australia, Sudáfrica,  Inglaterra, entre otros. Para las empresas británicas, Panamá sigue siendo importante.

Con la salida de Reino Unido de la Unión Europea (el Brexit) ¿qué oportunidades tiene Centroamérica y, en especial,  Panamá, para atraer más inversionistas británicos?

Al salir Gran Bretaña de la Unión Europea, ahora (Gran Bretaña) está muy interesada en establecer sus propias relaciones comerciales con Panamá y los demás países de Centroamérica y el Caribe.  Destinó entre $200 y $300 millones  para Costa Rica y entre $200 y $300 millones para República Dominicana. ¿Qué quiere decir esto? Que si una compañía británica quiere participar de una construcción pública para hacer un puente en algunos de estos países, por ejemplo, ellos pueden recibir el financiamiento del Gobierno de Gran Bretaña.

¿De dónde salen esos recursos?

Esa plata no es de la Embajada ni de las empresas británicas; esa plata es del Tesoro Nacional de Gran Bretaña. Las empresas británicas pueden licitar y tener su propio financiamiento.

¿Cuánto quiere invertir Gran Bretaña en Panamá?

Eso es lo interesante, a Panamá le están ofreciendo $4 billones ($4 mil millones), y eso te dice lo importante que es Panamá para Gran Bretaña, en comparación con los otros países de la región. Para nosotros es importante transmitir ese mensaje. Nos reunimos  con el director  de inversiones extranjeras, Alfonso Paredes,… pero queremos  empezar ya a trabajar y establecer el contacto entre  empresas británicas y el gobierno de Panamá. Todo el mundo sabe que el Gobierno de Panamá tiene un presupuesto bastante ajustado, la recaudación de impuestos ha bajado, la deuda está alta, entonces, necesita empresas que puedan venir con su propio financiamiento; y allí hay un financiamiento de empresas que están dispuestas a invertir y trabajar.

¿Qué respuesta han tenido del Gobierno  panameño sobre el interés de Gran Bretaña de financiar proyectos en este país?

Lo hablamos, están interesados y me estarían mandando un listado de proyectos que el Gobierno necesita ejecutar. Nosotros vamos a buscar, a través de la membresía en la Cámara de Comercio Británica de Panamá, con nuestros contactos  en Inglaterra, las compañías interesadas en hacer los proyectos de ese listado. El director de inversiones extranjeras panameño, Alfonso Paredes, está dispuesto a reunirse  con estas empresas y con nosotros, y a viajar al Reino  Unido para invitar a estas compañías a Panamá. Esperamos que esta sea una relación de trabajo, no una reunión protocolar para tomarnos fotos y hablar de grandes cosas, sino  trabajar hombro con hombro en la implementación de visitas, presentaciones, de proyectos  específicos para compañías específicas e implementar planificaciones; porque hay que licitar, hay que atraer a estas empresas, establecerlas, registrarlas en Panamá Compras y  conseguir el arquitecto y el ingeniero civil idóneo panameño. Se tiene que contratar firmas de abogados para estudiar los pliegos antes de cualquier cosa. Es una inversión que la empresa británica tiene que hacer para poder licitar.

¿Funcionarían bajo el régimen de las Asociaciones Público Privadas (APP)?

Si es con el gobierno, me imagino que unas sí y otras no. Estamos muy interesados en la nueva legislación de las Asociaciones Público Privadas y lo hablamos con Paredes. El gobierno creo que  tiene presupuesto para algunas obras y otras  pudieran ser con la ley de las APP. Y si el gobierno no  tiene los fondos, una compañía privada bien puede hacer el trabajo, siempre  y cuando tenga el financiamiento primero.

¿Y qué tipo de inversiones están interesados en traer a Panamá?

Los inversionistas británicos están muy interesados en invertir en construcción de infraestructura, comercial, residencial, turismo, diseño, administración, educación, logística, aeropuerto. Más bien estamos tratando de averiguar qué es lo que Panamá necesita.

 ¿Sólo les interesan invertir en obras de construcción? 

No solo es construcción, hay muchas áreas donde a los británicos les interesa invertir. También son muy famosos en el mundo por sus diseños, muy modernos, para carros,  muebles, edificios… e incluso podemos traer un instituto de diseño  que se establezca aquí para que entrene y eduque arquitectos  y diseñadores panameños.

Pero… ¿las inversiones solo serían con el sector público?

Las inversiones no solo serían con el sector público, sino también con el privado. Hay empresas que les interesa, por ejemplo, llevar su negocio a la Zona Libre de Colón, conocer comerciantes y presentarles sus productos a los distribuidores locales para ver si se los distribuyen. Tenemos un menú de empresas interesadas en venir a Panamá para hacer negocios de diferente naturaleza.

Usted dice que hace algunos años Gran Bretaña era el número uno en inversiones en Panamá, y ahora están en tercer lugar, ¿por qué cayeron? ¿cómo rescatar ese sitial o incrementar esas inversiones?  

Ese fue otro tema que hablamos con Alfonso Paredes, y le compartimos que a finales del gobierno del expresidente Ernesto Pérez Balladares y al principio del mandato de Mireya Moscoso habían muchas leyes y muchos beneficios tributarios para el inversionista extranjero. Existían leyes que te decían que si tu invertías en turismo, en hotelería, todo el material y el equipo que tu importabas para tu hotel era libre de impuesto, -claro, con algunas condiciones- y no  tenías que pagar impuesto a la renta por los primeros 20 años. Esto generó mucha  inversión. También existía la ley de las zonas procesadoras que decía que si tú invertías en el desarrollo de una zona procesadora también recibías una cantidad o un número importante de beneficios tributarios; y eso generó cierta actividad. Pero esta ley se modificó y ahora cambió a  la ley de zonas francas. Panamá Pacífico llega por esta ley,  por ejemplo. Habían beneficios tributarios en bienes raíces, si tu comprabas un apartamento o una casa tenías una exoneración de impuestos por 20 años, pero en esta y otras tantas leyes esos beneficios los comenzaron a cortar y a reducir, no sé por qué; y eso desanimó al inversionista extranjero, entonces, hubo un retroceso, la inversión paró.  Hablamos  con algunas empresas en Gran  Bretaña y nos preguntaron  sobre porqué (en Panamá) no estimulaban el sector de nuevo con beneficios tributarios. Ahora hace poco salió una ley, de que si tu inviertes en hotelería te dan cien por ciento de crédito tributario. Esto significaría que si yo invierto $20 millones en hoteles, tengo una deducción de impuestos de $20 millones, que además es transferible. Esto es genial porque parece que vamos por el buen camino. Como Cámara le dijimos a Alfonso Paredes que ellos tienen que estimular la economía y promover la inversión extranjera a través de beneficios tributarios como los que había antes.

¿Considera que se deberían hacer más leyes o adecuar las que están para incentivar al inversionista?

Sí… (se deberían hacer más leyes) o tratar de volver a tener beneficios tributarios como los que había antes, que atrajeron mucha inversión extranjera.

¿La salida del Reino Unido de la Unión Europea, qué implicaciones tendría para la región, en especial para Panamá?

No representamos al Gobierno de Gran Bretaña, por lo que no puedo hablar nada en relación a qué va hacer el Gobierno de Gran Bretaña.  Yo puedo hablarte de las empresas británicas en Panamá y las que queremos traer a este país. A nivel de empresas privadas interesadas en invertir en Panamá no va a cambiar nada, en lo absoluto… y lo único que yo quisiera decir es que como Cámara Británica panameña vamos a apoyar cualquier iniciativa, tanto del gobierno británico como del gobierno panameño, orientada a mejorar, promover y a estimular las relaciones comerciales entre ambos países.  Ellos deberían firmar todos los convenios posibles para facilitar los negocios.

¿Qué convenios?

Eso no lo sé, porque  -repito- nosotros como Cámara  no representamos ni al Gobierno de Panamá ni al  Gobierno de Gran Bretaña; lo que nosotros sentimos por lo que hemos visto en   Panamá y en otros países es que el Gobierno de Gran Bretaña está muy activo,  muy proactivo y muy agresivo en  establecer  relaciones comerciales propias con todos los países del mundo, porque antes había un convenio con la Unión Europea, pero ahora ellos tienen que hacer sus propios acuerdos. A nosotros como empresarios nos parece fantástico y vamos a apoyar cualquier iniciativa que ayude a que los negocios entre Panamá y Gran Bretaña o Gran Bretaña y Panamá se desarrollen.

¿Aspiran recuperar el sitial de número uno en inversión en Panamá que tenían hace algunos años?

En realidad, no sé si la  Cámara aspira promover la inversión británica en Panamá para llegar a ser número uno, lo  único que aspiramos es hacer buenos y más negocios  entre Gran  Bretaña y Panamá; y que sean transparentes. Las empresas británicas no están interesadas o no pueden participar en ningún tipo de acto de corrupción, tienen una legislación muy fuerte y robusta en términos de corrupción. Estamos tratando de entrar al mercado con buenas prácticas y participar de licitaciones y proyectos de gobierno o privados, siempre con buenas  prácticas. Creo que eso va a ser bueno para el país. Panamá  ya tuvo suficiente de malas prácticas y yo pienso que desde ese punto de vista, Gran Bretaña puede contribuir de manera positiva a hacer negocios con buenas prácticas. No importa si somos número uno, dos o tres, lo que queremos es hacer las cosas bien hechas. Y si llegamos a ser número uno, pues bien, pero va a estar un poco duro porque los gringos y los chinos son una competencia importante.

¿Cómo ve la evaluación de riesgo que le dio Moody's recientemente a Panamá?

Panamá sigue siendo una buena jurisdicción para las inversiones. Lo que la calificadora está diciendo es que antes era superpositivo (para las inversiones), después pasó a positivo y ahora hay un poco de riesgo, pero sigue siendo mejor que Nicaragua, Bolivia, Venezuela, Argentina y  Colombia. Claro, hoy la economía no es la misma que antes. La clasificación bajó, pero seguimos con una calificación bastante buena. Por eso estamos hablando de los beneficios tributarios, convenios, acceso a capital británico, a proyectos que sean manejados con transparencia, integridad, todo eso elimina riesgo para el país y, eso es lo  que queremos, va a hacer que la gente venga a invertir  y que inviertan bien, para que el pueblo panameño se beneficie y que los impuestos de Panamá sean gastados de manera correcta. Todo eso hará que Panamá  mejore su calificación. Panamá no está mal, la calificación de Panamá no es mala, no es tan buena como hace un año o dos años, pero  sigue siendo mejor que en muchos países de la región. La economía sigue creciendo. Desde  ese punto de vista no hay que alarmarnos tanto por lo que dice  Moody's, pero  hay que tomarlos en  cuenta, porque nos están diciendo que debemos hacer algo para mejorar . Y acabo  de decirte algunas ideas que tenemos: acceso a crédito y transparencia. El tema con la corrupción te causa distorsión, donde no gana el mejor, sino el que  más paga.

¿Cree que Panamá sigue siendo un país apetitoso para los inversionistas?

Sí… Panamá tiene mucho potencial. Como dicen aquí:  ¡Panamá tiene lo suyo! A pesar de todos los problemas que el país ha tenido, su economía  sigue creciendo, la inversión extranjera sigue llegando, no tanto como antes, pero yo pienso que si el gobierno actual  hace algunos pequeños cambios en diferentes áreas, pueden revertir este proceso y Panamá puede remontar, subir la loma de manera relativamente sencilla. Solo  hay que afinar ciertas áreas y ponerse a trabajar más; y eso es lo que estamos haciendo con Alfonso Paredes.

¿Las inversiones serán a corto, mediano o largo plazo?

A corto plazo. En este momento, nosotros como Cámara de Comercio Británica y Alfonso Paredes, hemos empezado a trabajar e iniciado un intercambio de información para promover Panamá de manera más específica en Inglaterra con visitas, viajes y reuniones. Eso es lo primero que tenemos que hacer.

¿Cómo le harán saber a los inversionistas los proyectos que quieren ejecutar en Panamá?

En términos prácticos, algo de promoción y divulgación es importante; pero el objetivo en realidad es ser más puntual. Queremos identificar un proyecto y con el proyecto en mano identificar la empresa. No queremos agarrar un proyecto en el aire, en Inglaterra, y decir ¿quién lo quiere? Queremos ser más precisos, si tenemos un proyecto en educación, vamos a ir a hablar con dos o tres empresas nada más de manera muy directa y muy específica. Pero como primer paso, el gobierno nos enviará las listas de los proyectos como ya se lo mencioné.

¿Cuántos miembros tiene la Cámara de Comercio Británica de Panamá?

Son 65 miembros entre individuales y corporativos.