Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Nacional

Uso del FAP por el Covid-19 genera fricciones en la bancada del PRD

Se aprobó un artículo nuevo impulsado por el diputado panameñista, Luis Ernesto Carles para que se le brinde un bono solidario a los trabajadores cesados o que se les suspenda provisionalmente el contrato

Juandi
El diputado Juan Diego Vásquez le pedía calma a su colega del PRD, Zulay Rodríguez, quien insistía en que fueran a buscar a la presidenta de la Comisión, Cenobia Vargas. Gustavo A. Aparicio O.

La crisis generada por la pandemia del coronavirus y la necesidad del Gobierno del presidente Laurentino Cortizo de obtener más recursos económicos para afrontarla, ha generado fricciones entre disputados del oficialista Partido Revolucionario Democrático (PRD).

Este miércoles cuando la Comisión de Economía y Finanzas avanzaba en la discusión en primer debate del proyecto ley 287 que establece medidas económicas y financieras para contrarrestar los efectos del Covid-19, impulsado por la diputada perredista Zulay Rodríguez, una llamada telefónica recibida por la diputada Cenobia Vargas, presidenta de esta instancia legislativa le puso pausa al debate.

Vargas para atender la llamada decretó un receso, lo que incomodó a Rodríguez, quien a través de esta iniciativa respaldada por diputados independientes, del partido panameñista y del propio PRD, busca suspender por 90 días prorrogables el pago de compromisos bancarios, la suspensión en el pago de las cuota obrero patronal a la Caja de Seguro Social, suspender el pago de servicios públicos como agua, luz eléctrica y telecomunicaciones; entre otras medidas.

¿Qué te pasa Cenobia?... vamos a aprobar esto ya, le decía Rodríguez a la presidenta de la Comisión. Pasaron algunos minutos, pero Vargas optó por retirarse del recinto donde se realizaba la sesión.

Transcurría el tiempo, pero Vargas no regresaba. “No se vayan...no se vayan le decía Rodríguez a los diputados Julio González (PRD), Juan Diego Vásquez (independiente), Elías Vigil y Luis Ernesto Carles (panameñistas) y Junior Herrera (de Cambio Democrático), entre otros.

Melchor Herrera, también del PRD, se había retirado del recinto, pero antes anunció que apoyaría esta iniciativa y que en el pleno presentaría algunas propuestas de modificación.

De hecho, este martes esta misma comisión rechazó prohijar un anteproyecto de ley impulsado por el propio Herrera que le da la facultad al Ejecutivo de disponer de parte del Fondo de Ahorros de Panamá. Rodríguez, según fuentes legislativa, acusó a Herrera de estarle haciendo el juego al Ejecutivo.

Vamos a buscarla (A Cenobia Vargas)... vamos a buscarla, le decía Rodríguez a sus colegas. “Que vas a hacer...secuestrarla... le respondió el diputado Vásquez... no la puedes secuestrar...calma”, le indicó el diputado independiente.

La polémica entre diputados perredistas surge ante la existencia de algunos artículos o de un proyecto de ley supuestamente consensuado, y que permitiría al Órgano Ejecutivo utilizar parte del Fondo de Ahorros de Panamá (FAP) para afrontar la crisis sanitaria generada por Covid-19.

¿Consensuado? exclamó el diputado Carles, “conmigo no han consensuado nada”... “Conmigo tampoco”, gritó el perredista Julio González.

Luego de media hora de receso la diputada Cenobia Vargas retornó a la sesión acompañada del presidente de la Asamblea, Marcos Castillero y el jefe de la bancada del PRD, Ricardo Torres y tras algunas conversaciones se reinició la sesión y el proyecto fue aprobado en primer debate.

Una de las modificaciones incluye la eliminación del artículo donde se proponía la suspensión en el pago de la cuota obrero patronal a la CSS.

Y se incluyó un artículo nuevo impulsado por el ex ministro de Trabajo y diputado panameñista, Luis Ernesto Carles para que se le brinde un bono solidario a los trabajadores cesados o que se les suspenda provisionalmente el contrato, producto de esta crisis sanitaria. 

El bono solidario lo pagaría el Estado a través del Órgano Ejecutivo mediante un porcentaje proporcional al salario del trabajador.                      

El diputado Carles afirmó que hay presiones porque se quiere impulsar una iniciativa para darle una facultad excepcional al Ejecutivo para usar el Fondo de Ahorros de Panamá y que se le suba el déficit fiscal.

"En septiembre de 2019 la Asamblea ya le aprobó elevar el déficit por encima del 1.5%, lo que significa que el Ejecutivo puede disponer de 1,700 millones de dólares en este momento", precisó.

Agregó además que cuando se decretó el Estado de Emergencia Nacional, el Ejecutivo puede usar del Fondo de Ahorro de Panamá unos 200 millones de dólares, es decir, indicó, que tienen casi 2 mil millones de dólares para usarlo desde ya.