Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Nacional

Una crisis sanitaria y las contradicciones en el presupuesto del Estado

En medio de la situación social y económica que atraviesa el país por la pandemia, salieron a relucir cifras que desnudan al Estado. Económicamente se aporta más a la política partidista que a la ciencia

Una crisis sanitaria y las contradicciones en el presupuesto del Estado

Esta crisis sanitaria ha reflejada el rol ponderante que tiene la política y no la ciencia como es en los países desarrollados

Marcel Penna. Psiquiatra Jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Santo Tomás. Ha sido presidente de la Sociedad Panameña de Psiquiatría. Actualmente está en cuarentena, en casa.

¿El Instituto Gorgas ha recibido $117 millones en 16 años, la Asamblea Nacional $222 millones en dos años. Cuál es su lectura de esta realidad?

Esta realidad básicamente lo que refleja el rol ponderante que tiene la política en el país y no el papel que debería tener la ciencia en el país. Para nadie es un secreto la corrupción en el país y todas las acciones por la cual los diputados no han respondido o rendido cuenta sobre uso de fondos públicos, y esto nos lleva a ser lo que somos: un país subdesarrollado porque ni tan siquiera lo quiero llamar un país en vía de desarrollo porque se gasta más dinero en política que en ciencia, lo que evita que como sociedad avancemos desde el punto de vista económico y científico. Es absurdo y vergonzoso, por decir lo menos, lo que se gasta la Asamblea Nacional en el trabajo de limpiar las sillas de los diputados en medio de una pandemia como la que estamos viviendo, pero lamentablemente hemos sido nosotros, como sociedad, los que los hemos elegido.

¿Si bien es cierto el Instituto Gorgas y la Asamblea Nacional son ampliamente distintas en cuanto a sus labores y objetivos, cuál es su percepción de cada uno de estas entidades?

Evidentemente el Instituto Gorgas representa un avance desde el punto de vista científico y por ende económico. Los países que son económicamente poderosos es porque le han destinado mas fondos a la ciencia y a la educación lo que le destina nuestro país, entonces no darle presupuesto al Gorgas, donde laboran personas tremendamente valiosa con preparación académica y científica envidiable, no es más que tener un país atrasado. De la Asamblea Nacional ya sabemos todo.

¿Qué tanta importancia le han dando los gobiernos a la ciencia y a las investigaciones científicas?

Los gobiernos no le han dado a la ciencia y a las investigaciones científicas la ponderación que se merecen porque no han comprendido el papel de la educación y el de la ciencia. El rol de la ciencia es cuestionar absolutamente todos los hechos o las llamadas verdades para avanzar, es decir no dar nada por hecho, sino investigar todo el tiempo para concluir si es cierto, lo que representa avanzar en el conocimiento.

Con toda esta crisis sanitaria por el coronavirus se ha hecho más evidente la importancia del papel del Instituto Gorgas. A su juicio ¿qué deben hacer los gobiernos con esta institución?

En esta crisis sanitaria la importancia del Instituto Gorgas no solo se ha hecho evidente, sino que es fundamental y creo que si no tuviéramos una entidad como el Instituto Gorgas, que ha estado procesando las pruebas de manera rápida, honestamente no se que hubiese pasado en este país, quizás estuviéramos en una situación similar a la de España e Italia. También tengo que reconocer que las autoridades de Salud han actuado de manera adecuada, evidentemente vamos a tener algunas quejas, como por ejemplo, la falta de insumo en hospitales y probablemente se hubiese previsto con mayor tiempo, pero tengo que darle un poroto a la ministra de Salud y el equipo que lo rodea, pero sin el Gorgas nosotros tendríamos una situación catastrófica.

¿Una reflexión final sobre la importancia de la ciencia en medio de una crisis sanitaria como la que vive el mundo?

Las medidas deben ser tomadas independientemente de la situación económica del país, que obviamente se verá afectada, pero no me sirve de nada proteger la economía, sino después no voy a tener un país o tendré un país con una enorme cantidad de personas fallecidas que eran productivas o con una enorme experiencia. Cuando uno mira las cifras del Ministerio de Salud se observa que las personas más afectadas son las económicamente activa y, aunque eso es cierto, no significa que son las personas que tienen mayores experiencias. La cuarentena total puede significar un golpe económico importante y habrá personas que la pasan muy dura, pero también creo que es una buena solución.

Los presupuestos de las entidades públicas en vez de tratarse técnicamente, se han convertido en materia de chantaje político y conflicto de intereses

Mariela Arce. Economista Presidenta de la Cinta Chocolate 30 de Abril, iniciativa ciudadana creada en 2012. Pertenece a diversas organizaciones de Derechos humanos locales e internacionales.

El instituto Gorgas ha recibido 117 millones en 16 años y la Asamblea Nacional 222 millones en 2 años. ¿Cuál es su lectura de esta realidad?

Es obvio que los gobiernos no le dan la importancia debida a esta institución. Hay que recordar que los presupuestos son aprobados por la Asamblea Nacional, en su elaboración lo que envían las instituciones como necesidades, casi nunca se les aprueba. Es más, se ha observado, una cultural transaccional en su aprobación, comienzan diputados a presionar por nombramientos y favores a las entidades para darles su apoyo. Los presupuestos de las entidades públicas en vez de tratarlos técnicamente se han convertido en materia de chantaje político y conflicto de intereses.

Si bien es cierto el Instituto Gorgas y la Asamblea Nacional son ampliamente distintas en cuanto a sus labores y objetivos, ¿cuál es su percepción de cada una de estas entidades?

En el Instituto Gorgas trabaja gente experta, pues estudiaron y se prepararon para llevar adelante este campo clave del servicio público. Mientras que en la Asamblea se eligen personas que en su mayoría desconocen la institucionalidad pública. Dada la crisis y mercantilización del sistema político panameño, la mayoría de las personas electas vienen de una cultura de juega vivo dentro de sus partidos; no saben los temas a tratar; aprenden en el cargo, raramente tienen asesores idóneos, pues nombran a sus seguidores, de ahí la calidad de su trabajo y comportamiento público.

¿Qué tanta importancia le han dado los gobiernos a la ciencia y a las investigaciones científicas?

Ninguna. Es ridículo el presupuesto asignado a esta entidad en relación a sus funciones y mandatos institucionales. La invisibilidad de su trabajo hace que no se reconozca esta labor tan vital y por lo tanto le hacen recortes presupuestarios como si se tratara de cualquier otra entidad. Hoy estamos viendo el resultado de este descuido, afortunadamente el personal del Gorgas ha sido heroico y a pesar de sus limitaciones han dado este maravilloso resultado de identificar la secuencia completa del virus.

Con toda esta crisis sanitaria por el coronavirus se ha hecho más evidente la importancia del papel del instituto Gorgas. A su juicio ¿que deben hacer los gobiernos con esta institución?

Fortalecer su gestión mediante su autonomía institucional y el respeto al carácter científico de su trabajo; debe seguir vacunada contra las presiones para el manejo político de los nombramientos. Hemos visto lo contrario en entidades claves como la Defensoría del Pueblo. Por otro lado, el Contralor está en su Junta Directiva, debe apoyar la agilidad de sus compras y suministros, los virus no saben de burocracias. De manera urgente mejorar sus instalaciones, equipos y condiciones de trabajo para su personal, en estos momentos ellos están en el frente de batalla.

¿Una reflexión final sobre la importancia de la ciencia en medio de una crisis sanitaria como la que vive el mundo?

Nuestras autoridades deben de establecer como política de estado la investigación científica en Panamá y brindarle sostenibilidad institucional, económica y política. No se puede desacumular procesos de investigación y de trabajo científico en cada gobierno, su rigurosidad implica tiempos sostenidos de experimentación y sistematización de sus hallazgos. Tenemos que pensar estratégicamente el fortalecimiento de la investigación científica en Panamá, aprender que el mundo ha cambiado para siempre, ante este panorama, no olvidar que la ciencia en salud pública no permite improvisación, corrupción ni demagogia, de ella depende la vida del pueblo.