Temas Especiales

11 de Jul de 2020

Nacional

OCDE proyecta impacto del virus en economías europeas

José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, manifestó que cada mes de confinamiento equivale a dos puntos porcentuales de recorte del PIB anual 

La caída del PIB estimada por cada mes de confinamiento podría ser de 2 puntos porcentuales, según ha considerado José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). 

No obstante, según el economista Rolando Gordón, en el caso de Panamá estas cifras no aplicarían a nuestro país porque goza de una economía muy distinta a la europea.  Aún así, las proyecciones económicas para este año, que se contemplaban en un crecimiento positivo de 3.5%, será de cero o incluso negativo. 

"En enero la actividad económica fue de 2.68%, en marzo debe estar por debajo de eso, porque ha sido un mes peor. Así que en el primer trimestre podríamos estar negativos. Con estas cifras el crecimiento del país para este año podría ser de cero o negativo. Hasta ahora nuestro impacto no ha sido tan fuerte porque no somos un país industrializado como Europa", manifestó Gordón a La Estrella de Panamá.  

Gurría indicó que las medidas adoptadas por los gobiernos para evitar la expansión del covid-19 que imponen restricciones a la movilidad y funcionamiento de negocios tiene un impacto adverso de 2 puntos porcentuales en la evolución del Producto Interno Bruto anual por cada mes de confinamiento.

Según reportan medios internacionales, las declaraciones de Gurría que se hicieron públicas este viernes, surgieron en la teleconferencia de líderes del G20: "es inevitable y necesitamos continuar combatiendo la pandemia a la vez que hacemos esfuerzos para restaurar la normalidad económica tan rápidamente como sea posible", recoge el portal Expansión.

Con este panorama, cada país podría hacer cálculos sobre el costo que tendrá la pandemia en sus economías y las medidas a implementar para reactivarla.

 El impacto directo del encierro, según alerta la OCDE podría recortar la actividad económica cerca de un 25% en muchos países sobrepasando a la crisis financiera de 2008.

Los sectores más afectados, como ya lo han palpado algunos países, son los sectores de turismo, aquellos que tienen contacto directo con el cliente y otros en los que es imprescindible la presencia de los trabajadores para la producción de bienes o servicios.