Temas Especiales

06 de Aug de 2020

Nacional

Hospital Susana Jones en Villa Lucre reabre para atención partos

Los pacientes con urgencias deberán buscar atención en el Hospital Irma de Lourdes Tzanetatos, en Tocumen, o en el Hospital Santo Tomás

Hospital Susana Jones
La unidad hospitalaria se mantenía cerrada por procesos de desinfección.Roberto Barrios | La Estrella de Panamá

La Caja de Seguro Social (CSS) informa que a partir de este martes el Hospital Dra. Susana Jones Cano, antiguo San Judas Tadeo brindará el servicio de partos; mientras tanto, en caso de urgencia los pacientes podrán atenderse en el Hospital Irma de Lourdes Tzanetatos, en Tocumen, o en el Hospital Santo Tomás. 

La CSS tuvo que cerrar la sala de partos del Complejo Hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid, debido a que varios colaboradores de la salud dieron positivo en COVID-19, por lo que procedieron a su descontaminación.

Ante lo ocurrido, la Asociación Nacional de Enfermeras de Panamá (ANEP), presidida por Ana Reyes de Serrano, emitió un comunicado pidiéndole a las autoridades de Ministerio de Salud (MINSA) más información sobre la condición de las enfermeras y los enfermeros que están trabajando en los diferentes hospitales del país, tratando de cerca con los pacientes afectados por COVID-19.

Hasta este lunes, las autoridades de salud han informado en conferencia de prensa que la pandemia en Panamá en general ha infectado a 1,075 personas, han fallecido 27 personas y se han recuperado nuevo; sin embargo, no precisa en estos espacios en la cantidad de personal de salud infectadas paralelamente.

En días pasados, el director general de la Caja de Seguro Social, Enrique Lau Cortés mencionó que habían unas 13 enfermeras afectadas de COVID-19, sin dar más detalles de su condición.

Reyes de Serrano dijo que necesitan "saber cuántos profesionales de la enfermería han sido infectados, cuantos se encuentran en aislamiento y los que puedan estar en estado crítico".

La presidenta de la asociación indicó que el cuestionamiento surge porque "los familiares desean saber la condición en la que se encuentran, porque a veces no tienen contacto con ellos y la información del MINSA es casi nula, e igual porque como gremio desean conocer de qué manera pueden brindarles una ayuda oportuna".

DURAS CONDICIONES

Luego de la declaración de la presencia de COVID-19 en Panamá y su declaración a pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las medidas de cuarentena, cerco sanitario entre otras han dificultado el traslado de este personal, así como algunos ciudadanos incluso han arremetido en su contra, como lo denunció la presidenta de la ANEP que están siendo agredidas ante el temor que hay por el contagio del COVID-19.

A través de sus cuentas en redes sociales Reyes de Serrano alertó que habían recibido informes de que algunas enfermeras han tenido problemas en el transporte público y en supermercados, porque las personas temen ser contagiadas.

“Lamentablemente, estamos recibiendo informes de colegas que dicen sentirse temerosas de que la población que estamos cuidando las agredan, por el temor que tienen muchos de contraer el virus. A algunas las han bajado de los buses, a otras ni siquiera la han dejado hacer las filas en los supermercados. Cómo todo ser humano, tenemos que abastecernos y comprar alimentos”, afirmó la presidenta de la ANEP.

Sin embargo, luego de estas declaraciones la Alcaldía de Panamá, Suzuki Panamá y taxitas particulares han puesto a disposición del personal de salud y de manera coordinada sus servicios, para que sean trasladados a sus casas tras sus jornadas de trabajo.

Durante el fin de semana Julio Sandoval, de la Comisión Asesora del MINSA en COVID-19 desmintió la muerte de varios profesionales de la salud, información que se viralizó a través de las redes sociales.

Sandoval invitó a la población a no hacerse eco de ese tipo de informaciones al compartirla sin ser oficial, ya que afectan a las familias y al personal de salud que atiende a los pacientes de COVID-19.

Sin precisar en el nombre del doctor fallecido, Sandoval indicó que los médicos y enfermeras que han resultado positivos con el virus están hospitalizados y luchan por sus vidas.