Temas Especiales

06 de Jul de 2020

Nacional

Piden reforzar medidas ante el COVID-19 en centros penitenciarios para menores

También se solicitó extremar la atención y las medidas de prevención del COVID-19 a las personas recluidas en albergues y hogares para adultos mayores

carcelita
Se advierte que la realidad de los centros penitenciarios es sumamente compleja y preocupante, por condiciones preexistentes como el hacinamientoArchivo| La Estrella de Panamá

El Mecanismo Nacional para la Prevención de la Tortura, Penas y Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes, ante la pandemia del COVID-19 que atraviesa nuestro país y el mundo; instó a las autoridades, en especial al Ministerio de Gobierno, a la Dirección General de Sistema Penitenciario y al Instituto de Estudios Interdisciplinarios, a mantener y dar seguimiento a las medidas de prevención adoptadas en los centros penitenciarios y en los centros de custodia y cumplimiento de adolescentes del país.

El organismo dirigido por Fernando Wing y adscrito a la Defensoría del Pueblo, consideró que se debe continuar dotando de suministros médicos a clínicas de atención de personas privadas de libertad, implementos de aseo y limpieza para administrativos y clínicas; además de reforzar el seguimiento de los protocolos de ingreso del personal administrativo, de seguridad y custodio a las instalaciones de los centros, de forma que se evite la propagación del COVID-19 en estos sitios.

El ente reconoció los esfuerzos del Ministerio de Gobierno, a través de la Dirección General de Sistema Penitenciario en elaborar listas que beneficien con la aplicación de medidas alternativas a la prisión a personas adultas mayores de 60 años y mujeres en estado de gravidez y con hijos o hijas y que cumplan con otros requisitos tales como la buena conducta y el cumplimiento de las dos terceras partes de su condena.

Sin embargo, instó a las autoridades a prestar especial atención a la salud de las personas privadas de libertad que cuenten con alguna condición crónica de salud preexistente como diabetes, hipertensión, VIH, de cualquier edad, así como a personas adultas mayores y mujeres en estado de gravidez que no reúnan los requisitos para la aplicación de medidas alternas a la privación de libertad y que podrían tener un riesgo de sufrir complicaciones, en caso darse un contagio de COVID-19.

De igual manera, este organismo pidió a las autoridades del MINGOB adecuar los lugares de cuarentena preventiva destinados a albergar a nuevos ingresos y traslados de personas privadas de libertad y garantizar su atención médica, a fin de garantizar la protección efectiva de la población de los centros penitenciarios.

También se solicitó a que se concluyan, en el menor tiempo posible, las obras de acondicionamiento de salas de aislamiento dentro de las clínicas penitenciarias, de forma que puedan albergar temporalmente a personas privadas de libertad con sintomatología sospechosa, mientras se diagnostique médicamente su condición de salud.

Por otro lado, este mecanismo recomendó que cada centro bajo la custodia del Estado fortalezca los espacios de capacitación, información y sensibilización a las personas que se encuentran en los mismos y sus familiares, sobre las medidas de prevención adoptadas, así como de higiene personal, que permitan reducir los niveles de incertidumbre y ansiedad de la población de los centros, de forma tal que pueda lograrse una mayor efectividad en la aplicación de dichas medidas.

Respecto a las personas recluidas en albergues y hogares para adultos mayores, el organismo instó a quienes se encargan del cuidado de este sector de la población, que se encuentra en gran situación de riesgo, a extremar las atenciones, medidas de prevención y aseo, así como cumplir los protocolos y recomendaciones emitidas por las autoridades de salud.