Temas Especiales

02 de Jul de 2020

Nacional

En los centros penitenciarios panameños se han reportado 128 personas con Covid-19

La información fue confirmada por la ministra de Gobierno, Janina Tewaney, quien aseguró que están tomando estrictas medidas sanitarias dentro de las cárceles 

Cárcel Nueva Esperanza
La Cárcel Nueva Esperanza, en Colón ha registrado 26 casos de Covid-19.Archivo/La Estrella de Panamá

Los casos se han registrado en la penitenciaria Nueva Esperanza de Colón (26) y en el Centro Femenino de Rehabilitación Cecilia Orillac (91). Además, se han reportado custodios infectados (11), diez de ellos laboran en los dos centros donde se ha reportado el brote. Uno es de un centro penitenciario en Coclé. 

La información fue confirmada por la ministra de Gobierno, Janaina Tewaney, quien aseguró que se están tomando estrictas medidas para evitar otro brote del virus, que ha causado la muerte de más de dos centeneras de personas en el país. “Se han realizado intensas jornadas de desinfección de los centros penitenciarios y se han dado los insumos requeridos… La enfermería está abierta veinticuatro horas siete días”, dijo Tewaney.

Los casos no leves y no han requerido un tratamiento de hospitalización. Los privados de libertad están siendo atendidos en áreas de aislamientos. 

La ministra indicó que está habilitada un área de aislamiento en la clínica La Merced en caso de que se reporte un brote del virus en el Complejo Penitenciario La Joya, que tiene 5,841 privados de libertad, en tres centros carcelarios. También se está acondicionando un área con una capacidad de 400 personas para atender a los privados de libertad.

Mientras que en las provincias centrales está preparado un área para ofrecerle los servicios médicos a los privados en caso de producirse un bote en esta zona. 

Las penitenciarias son sitios olvidados por la sociedad y las autoridades. Allí predomina la sobrepoblación, prevalecen las malas condiciones sanitarias y, escasean los servicios médicos, según un informe del Departamento de Estado, elaborado en 2018, para Panamá. 

El hacimiento es perfecto para la propagación de enfermedades contagiosas. Estas condiciones hacen particularmente vulnerables a la población penitenciaria. El Sistema Penitenciario Nacional, con una capacidad para 14,591 reclusos, tiene 18,393 privados. 

“El riesgo de contagio del virus es muy elevado por las condiciones de hacinamiento y el limitado espacio físico”, advierte Xavier Sáez-Llorens, infectólogo y miembro del comité asesor del Ministerio de Salud para el Covid-19. 

El agua es escasa, existe falta de ventilación y dificultad del distanciamiento físico entre reos y custodios. Además, la desnutrición, el tabaquismo, el alcoholismo y depresión son otros factores que favorecerían el contagio del virus, añade Xavier Sáez-Llorens.

El presidente Laurentino Cortizo ha otorgado rebajas de penas, que le ha permitido salir del sistema a cerca de 200 privados de libertad, como una medida para reducir el hacinamiento en las cárceles y proteger la vida de los privados. 

También se han suspendido las visitas como medida de prevención para evitar la propagación del virus.