Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Nacional

Parlamentarios reafirman su repudio a la discriminación racial tras deceso de George Floyd

Al organismo le preocupa el incremento de los delitos de odio cometidos por razones ideológicas, raza, color, linaje, origen de nacionalidad o etnia

5d7ffbe5bc4fe
La sede principal del Parlatino se ubica en Amador, Panamá.Archivo | La Estrella de Panamá

El deceso del afroestadounidense George Floyd en Estados Unidos, el pasado 25 de mayo, luego de ser arrestado, ha generado en el mundo una serie de movimientos, protestas y enfrentamientos en contra de la discriminación racial. 

Debido lo sucedido con Floyd, quien estaba en el suelo en su arresto, mientras un policía le colocó la rodilla en el cuello, el Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino) manifestó su preocupación por el incremento de los delitos de odio cometidos por razones ideológicas, raza, color, linaje, origen de nacionalidad o etnia, en particular por el crimen de Floyd, hecho que ha recibido el rechazo en todos los continentes.

Previamente, la organización emitió una declaración donde repudiaba toda acción de discriminación racial, la cual desglosada en tres punto:

  1. El repudio más enérgico al homicidio del ciudadano George Floyd por efectivos de las fuerzas policiales de los Estados Unidos de América;
  2. Suscribimos la solicitud de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y exhortamos a investigar las acciones de violencia con la debida diligencia a fin de sancionar a los responsables de la muerte de George Floyd;
  3. Invitamos a los órganos del Parlamento Latinoamericano a continuar profundizando en las maneras más viables para hacer frente a toda práctica de discriminación racial, a instituir una definición propia de racismo en correspondencia con los contextos y las realidades históricas de nuestros países, y a fijar criterios para prevenir y juzgar la agresión, persecución, segregación y violencia contra las personas por razones étnicas.

En el documento, el organismo recordó que los pueblos latinoamericanos, históricamente víctimas de discriminación racial, han participado de manera activa en la formulación de documentos fundamentales de Derecho Internacional dirigidos a luchar contra la discriminación por motivos de raza.

Reafirmando que la Declaración Adhesión a la Proclama de “2011 año internacional de los afrodescendientes” de la entonces Comisión de Pueblos Indígenas y Etnias de esa organización, y el compromiso adquirido de realizar un llamamiento para que los Estados hagan el máximo esfuerzo para “fortalecer las medidas nacionales y la cooperación regional e internacional” con el objetivo de obtener la integración plena de los afrodescendientes a los derechos humanos, económicos, sociales, civiles, culturales, políticos y ambientales.

Además reafirmando que toda teoría que invoque una superioridad o inferioridad intrínseca de grupos raciales o étnicos que dé a unos el derecho de dominar o eliminar a los demás, presuntos inferiores, o que haya juicios de valor basado en una diferencia social, carece de fundamentos científicos y es contraria a los principios morales y éticos de la humanidad, y al ejercicio pleno de los derechos humanos.

En su escrito, el organismo reflexiona que en todo momento defenderán las sociedades pluralistas, multiétnicas y democráticas, en las que se debe respetar la raza, el color, el linaje o el origen nacional o étnico de toda persona y crear condiciones apropiadas que le permitan desarrollarse en la sociedad, expresar, preservar y desarrollar su identidad.

El Parlatino invita a la unión para combatir el racismo y la discriminación racial, con el compromiso fomentar la igualdad, la justicia y la dignidad universales y de rendir homenaje a todas las víctimas del racismo, la discriminación racial en todo el mundo.