Temas Especiales

05 de Dec de 2020

Nacional

Linieros: ‘Héroes de la electricidad’

Hoy viernes 30 de octubre se conmemora en Panamá el Día del Liniero

Hoy viernes 30 de octubre se conmemora en Panamá el Día del Liniero
Hoy viernes 30 de octubre se conmemora en Panamá el Día del LinieroCedida

Su sueño de superación profesional lo llevó a cruzar ríos, caminar kilómetros y transportarse en bote para llegar al Instituto Profesional y Técnico (IPT) de Coclesito en el distrito de Donoso provincia de Colón. Allí, Ermel González, se graduó de Bachiller Industrial con Énfasis en Electromecánica, en el 2015. Cuatro años más tarde asumió el reto y hoy, con destreza, pero siempre con cautela, enfrenta las alturas, el viento, el sol y la lluvia; forma parte del equipo de linieros de la Empresa de Transmisión Eléctrica, S. A. (Etesa).

Los linieros son aquellas personas que hacen trabajos de mantenimiento en la cúspide de las estructuras de las torres de transmisión eléctrica.

A más de 140 metros de altura, estos electricistas realizan mantenimiento y adecuaciones al Sistema Interconectado Nacional (SIN). Es decir, son los responsables directos de que en la mayoría de los hogares panameños haya luz y electricidad.

En Panamá, el último viernes de octubre se dedica al Día del Liniero. Son reconocidos o llamados “Héroes de la electricidad”, “Ángeles de las alturas”, sin embargo, ellos no lo ven así, consideran que su trabajo es una responsabilidad con el país y con cada panameño.

Para ser liniero se requiere de pasión y valor. El verano del 2001, marca la historia laboral y el ingreso de Félix Hernández al mundo de los linieros. Procedente del Cristo de Aguadulce, hijo de Josefa De León y don Pedro Hernández, actualmente es electricista de Alta Tensión grado 3, además dentro de sus responsabilidades, es el encargado de operar el equipo pesado para mejorar los caminos para llegar a las torres, es controlador del dron para captar las imágenes de mantenimiento en las alturas, con más de 19 años de experiencia.

Tras años de estudio y trabajo Hernández indica que ha formado una familia y quiere seguir realizando bien su trabajo. “Junto a mi esposa y un hijo, esperamos otro miembro de la familia, solo le pido a Dios que venga con bien, ellos son mis pilares, me dan fuerzas para seguir trabajando con el entusiasmo y dinamismo de siempre, seguir escalando y ser un ejemplo para las nuevas generaciones que hoy se abren caminos como linieros”, señala.