Temas Especiales

28 de Feb de 2021

Nacional

Panamá elabora ley que promete cambios estructurales en la Policía

La información fue revelada a la Estrella por el coordinador de Proyectos y Programas de Seguridad de la Presidencia de la República, Severino Mejía

Policía Nacional de Panamá
Reunión entre el presidente Cortizo y el nuevo director de la Policía, Gabriel Medina.Larish Julio | La Estrella de Panamá

Los cambios en la Fuerza Pública no solo van dirigidos en la designación de nuevas figuras para ocupar la dirección de los estamentos de seguridad sino que también se trabaja en reformas estructurales con la creación de una "ley única" que regule a los estamentos de la Policía Nacional (PN), Servicio Nacional Aeronaval (Senan) y Servicio Nacional de Fronteras (Senafront).

Gabriel Medina, Policía Nacional

Gabriel Medina, el nuevo director de la Policía Nacional de Panamá

Lee más

La información fue revelada a La Estrella de Panamá por el coordinador de Proyectos y Programas de Seguridad de la Presidencia de la República, Severino Mejía, quien detalló que el documento está en evaluación en el Ministerio de Seguridad, para que sea presentado ante el Consejo de Gabinete y posterior discusión del proyecto de ley en la Asamblea Nacional.

Mejía indicó que el documento busca eliminar la "estructura piramidal distorsionada" en los estamentos de seguridad, donde se nota que hay excesivos salarios y una cantidad elevada de comisionados y subcomisionados. A juicio del funcionario, se trata de un problema heredado de los anteriores gobiernos, desde el 2010 con la gestión del presidente Ricardo Martinelli y su sucesor Juan Carlos Varela, donde se propició lo que estamos observando hoy.

"Con esta nueva ley lo que se busca es mando y control. Esto significa que no se den acciones discrecionales para permitir ascensos fuera de lo que establece el reglamento y la entrada de personas (uniformados) que estuvieron 10 y 15 años fuera de la institución y volvieron a entrar. Eso es lo que se busca, poner orden y respetar la institucionalidad, evitar las perversidades que se dieron en las administraciones pasadas", concluyó Mejía.

Ebrahim Asvat, exdirector policial, considera que se requieren cambios profundos en la Policía Nacional. Por ejemplo, los uniformados están siendo sujetos a ascensos con jugosos salarios tomando en consideración la antigüedad en la institución. Sin embargo, para aspirar a un cargo superior se requiere preparación académica y profesional y experiencia, agregó.

"Ahora todo el mundo entiende que son los años los que te hacen subir no tu superación profesional, no tu experiencia ni tus capacidades de liderazgo", aseguró Asvat.

Según el exdirector de la policía, el problema es consecuencia de que varias administraciones de gobierno han relacionado la efectividad policial con un aumento de salario, lo que no ha resultado.

"Tratar de rectificar va requerir de un director muy valiente que haga entender a toda la oficialidad y a la tropa de que la institución requiere una reforma profunda… Eso se va lograr cuando tengas un presidente comprometido con esa reforma. No va ser una labor fácil, va ser una labor que va tomar su tiempo, pero va ser muy necesario", advierte Asvat.

Gabriel Medina, Policía Nacional

Los retos del nuevo director de la Policía Nacional

Lee más

Una fuente vinculada al estamento de seguridad explicó que existen 135 comisionados y 184 subcomisionados que suman 319. Lo máximo debería ser 71, estirando el número porque hay cargos que son de mayores, capitanes y tenientes, que están siendo ocupados por comisionados y subcomisionados, lo que no deja espacio a la cadena de mando a desarrollarse y ejercer sus funciones.

Este lunes el presidente Laurentino Cortizo designó a Gabriel Isaías Medina Delgado como nuevo director general de la Policía Nacional en reemplazo de Jorge Miranda, quien en junio de 2019 ajustó 30 años de servicio llegando a su tiempo de jubilación.

El presidente también designó como subdirector general de la Policía al comisionado Rafael de Jesús Álvarez Guardado, en sustitución del comisionado Alexis Muñoz.

El nuevo director cuenta con 28 años de servicio es ingeniero militar del Heroico Colegio Militar de la República de México en 1991 e ingresó a la Policía Nacional en abril de 1992, siendo asignado como subteniente a labores netamente operativas y subsiguientemente de inteligencia.

Entre los cargos que ha ejercido durante su carrera destacan: subcomisionado de la Oficina de Seguridad de la Unidad Policial del Metro de Ancón y comisionado en la jefatura del Servicio Policial de Seguridad Penitenciaria en el Complejo Penitenciario La Joya.

Además, es licenciado de Derecho y Ciencias Políticas por la Universidad de Panamá y tiene una serie de cursos policiales, seminarios y diversos diplomados en las áreas de inteligencia, logística y gestión pública, así como una maestría en seguridad y defensa Interamericana.

Medina enfrenta el reto de mejorar su eficiencia en la contra la criminalidad para generar confianza en la ciudadanía y asegurar que el ciudadano cumpla con las normas de bioseguridad impuestas para reducir los contagios de covid-19.

El año pasado la cifra de homicidios aumentó a pesar de la pandemia y las restricciones de movilidad. En comparación con el 2019 se registraron 11 asesinatos más. Entre las víctimas había 39 menores.

La violencia que se experimenta en el país está relacionada con las actividades del narcotráfico, han establecido expertos consultados por La Estrella de Panamá.

El nuevo director también tiene el reto de recuperar la credibilidad del estamento de seguridad, cuestionado por situaciones en la que se ha apreciado el abuso policial.

Durante la administración de Miranda la policía se volvió “más abusiva con los ciudadanos decentes” y “más permisiva frente a la criminalidad”, señaló el politólogo y profesor de ciencias políticas, Carlos Guevara Mann.