Temas Especiales

23 de Jun de 2021

Nacional

Familiares de pacientes reclaman la legalización del cannabis medicinal

La Asamblea Nacional tiene previsto discutir la iniciativa y modificar el proyecto de ley 153 en julio próximo

Entre el prejuicio y las enfermedades
La OMS declaró en 2014 el consumo de los cannabinoides, no debe ser considerado como una droga.Archivo

Familiares de pacientes con patologías graves y neurológicas en Panamá están a la espera de la discusión y aprobación del proyecto de ley, sobre el uso uso medicinal y terapéutico del cannabis. Discusión que los diputados podrían reanudar en julio próximo.

La iniciativa que trabaja la Comisión de Trabajo, Salud y Desarrollo Social de la Asamblea Nacional supone una de las alternativas que podrían utilizar los pacientes con enfermedades como artritis reumatoidea, esclerosis y cáncer, entre otros, para mejorar su calidad de vida al aliviar el dolor que padecen.

El proyecto de ley 153, que dicta medidas para regular el uso medicinal y terapéutico del cannabis y sus derivados, busca que los medicamentos con los cannabinoides THC (delta-9-tetrahidrocannabinol) y el CBD (cannabidiol), que son los más abundantes en la planta, puedan ser importados a Panamá y que la población que los requiere no los introduzca como contrabando sino lo adquieran bajo prescripción medica.

El uso de medicamentos que en su composición contengan cannabinoides servirían para complementar un tratamiento con fármacos. Mientras que en el plano comercial, los diputados podrían modificar el número de licencias y durabilidad. Así el Ministerio de Salud concedería siete licencias en lugar de tres, como indica el borrador.

"La aprobación de la ley del cannabis medicinal representaría un alivio para los pacientes y sus familias sin duda alguna. Tener la oportunidad de poder tener el acceso en mi país como pasa hoy en día en muchos otros países es lo mínimo que pedimos. La peor medicina es la que no se tiene", manifestó este sábado Erika Nota, destacada comunicadora social y quien es madre de un niño que con este tipo de tratamientos ha logrado disminuir de 40 episodios diarios de epilepsia a casi nada.

En agosto del año pasado, —en medio de la pandemia por la covid-19—, un grupo de pacientes de la Fundación "Buscando Alternativas" se reunieron con el presidente de la Asamblea Nacional, Marcos Castillero, para que los diputados le dieran prioridad al proyecto de ley.

En ese momento, Rubén Arosemena, exlegislador y exvicepresidente de la República, dijo ser uno de los pacientes que utiliza el cannabis medicinal para combatir los fuertes dolores que padece en su espalda.

Manifestó que se hace necesario legislar rápidamente sobre este tema, para así evitar que las personas que requieren de esta medicación compren el producto de manera clandestina, sin un registro sanitario y a precios altos.

En 2014, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el consumo de los cannabinoides, no debe ser considerado como una droga, al no representar problemas para la salud ni ser para consumo recreacional.