17 de Sep de 2021

Nacional

La Chorrera, Arraiján y Capira se rigen con normas urbanas de hace 40 años

El Miviot tiene la urgente necesidad de realizar la visión regional del sector Pacífico Oeste y lanzó una licitación para actualizar los planes de ordenamiento territorial

Carretera
En el caso del distrito de Arraiján y Capira no existen actualmente normas urbanas, motivo por el cual se aplican las establecidas para el distrito de La Chorrera y Coronado. Archivo | La Estrella de Panamá

La aprobación de proyectos de parcelación, urbanización y construcción que se ejecutan en el distrito de La Chorrera, provincia de Panamá Oeste, están normados por una ley de hace 40 años.

En el caso del distrito de Arraiján y Capira no existen actualmente normas urbanas, motivo por el cual se aplican las establecidas para el distrito de La Chorrera y Coronado. En ambos casos se tienen problemas en cuanto al desarrollo especial de sus territorios, con actividades desacertadas en cuanto al uso del suelo y el desarrollo tendencial.

En las áreas desarrolladas de Arraiján, La Chorrera y Capira, según los documentos publicados en Panamá Compra por parte del Ministerio de Ordenamiento Territorial (Miviot), se observa que están experimentando un fuerte crecimiento urbanístico planificado parcialmente, generando con ello, problemas de congestionamiento de vías, uso deficiente del suelo por la proliferación de urbanizaciones, y el surgimiento de numerosos asentamientos espontáneos producto de la migración de pobladores rurales con resultado de la declinación de la actividad agrícolas.

Así mismo, según los documentos, se viene experimentando un gran crecimiento urbanístico con los consecuentes problemas de deterioro del paisaje rural, uso inadecuado del suelo, presión sobre los recursos naturales, y la grave crisis de la falta de dotación de infraestructuras básicas como acueducto, electricidad, vías de acceso, disposición final de los desechos.

Con esta realidad y evaluando todos los instrumentos de planificación que a la fecha están vigentes y que se aplican en los diferentes escenarios de desarrollo distrital, se puede observar que los procesos de ordenamiento territorial para los distritos de Arraiján, La Chorrera y Capira, "no se han realizado de manera distrital o regional, por la cual se tiene la imperiosa necesidad de realizar un plan armónico e integral", sustenta el Miviot.

Los distritos de Panamá Oeste se desarrollan urbanísticamente bajos normas de hace 40 años
Los distritos de Panamá Oeste se desarrollan urbanísticamente bajos normas de hace 40 años.Cedida

El Miviot  tiene la urgente necesidad de realizar la visión regional del sector pacífico oeste, como base para los planes de ordenamiento territorial para los distritos de Arraiján y La Chorrera, ubicados en la provincia de Panamá Oeste, detalla el documento.

El objetivo principal del estudio, es elevar las condiciones de vida de la población, con base en las potencialidades de los recursos humanos y naturales de cada una de las subregiones.

El nodo central de La Chorrera, localizado entre los corregimientos de Barrio Balboa y Barrio Colón, actualmente concentra la mayor cantidad de actividades comerciales y de servicios de toda la subregión.

Localizado sobre la vía Las Américas y la calle José María Riasco, este nodo existente se mantiene con la actual intensidad de uso y su expansión deberá ser restringida a la recuperación de las edificaciones y lugares públicos que lo identifican como el Centro Urbano del distrito de La Chorrera. La Chorrera es un área importante de concentración de población del Oeste, ahora cabecera de provincia. Esta ciudad seguirá creciendo, diversificando sus servicios hacia todas las poblaciones vecinas que requerirán cada vez más a medida que vayan creciendo.

La proximidad del nodo a la Zona de producción permitirá el establecimiento de actividades que puedan generar empleos en el sector comercial y servicios.

Vivir en Panamá Oeste, nueva zona de desarrollo
Vivir en Panamá Oeste, nueva zona de desarrollo Archivo | La Estrella de Panamá

Por su parte, el nodo de Arraiján, ubicado en un sector entre la Carretera Panamericana y el entronque de la salida del Puente Centenario, se encuentra proyectado como un centro comercial, cultural y de transporte.

El estudio, que tendrá un costo de $800 mil y que atrajo a siete empresas, debe lograr un plan para el uso y ocupación del territorio urbano y rural, con propuestas para el desarrollo de acciones de “urbanizar, parcelar y construir”, en apego a la gestión ambiental, la planificación Urbano-Rural y Regional, el manejo integral de cuencas, la vulnerabilidad y los riesgos entre otros aspectos, a tener en cuenta, para la elaboración de los planes locales, en sus fases de diagnóstico, formulación e implementación.

Se deberán analizar las normativas vigentes, y se actualizarán y diseñarán nuevas, acordes a la realidad actual de los municipios. Del mismo modo se deberán diseñarán instrumentos de gestión del suelo, con aplicabilidad en los tres distritos, que permitan fortalecer la gestión público – privada del territorio. Se identificarán aquellos planes parciales que se consideren sean de prioridad desarrollar en el corto plazo y que sean de iniciativa pública, con modelos de agendas público privadas.

Por último, se deberá elaborar un documento de proyecto de Acuerdo Intermunicipal, que traduzca el documento técnico en documento legal que apruebe, adopte y oficialice.