Temas Especiales

02 de Ago de 2021

Nacional

Consejo Nacional de Periodismo condena amenazas dirigidas contra la periodista Flor Mizrachi Ángel

Sugieren que las autoridades establezcan protocolos de acción ante ese tipo de amenazas, que incluyan la  protección física de las personas amenazadas

Coquito
La amenaza se dio luego que la periodista publicara una información sobre la existencia de vacunaciones clandestinas contra la covid-19 en un edificio de Coco del Mar.Archivo/La Estrella de Panamá

El Consejo Nacional de Periodismo condenó enérgicamente las amenazas dirigidas contra la integridad física de la periodista Flor Mizrachi Ángel, por supuestos miembros de grupos delincuenciales organizados, justamente luego de la publicación de una información donde se dio a conocer de la existencia de vacunaciones clandestinas contra la covid-19 en un edificio de Coco del Mar.

En un comunicado, el Consejo Nacional de Periodismo señala que estos ataques "buscan la autocensura de medios y periodistas frente a una escalada de hechos irregulares que han sido objeto de reportes noticiosos por parte de la periodista".

"El Consejo Nacional de Periodismo advierte a la colectividad panameña que las amenazas, -en especial contra la vida de los periodistas u otros actores de la sociedad civil- constituyen graves atentados contra la libertad de expresión, cuyas consecuencias son notoriamente perjudiciales para nuestra aún joven democracia, tal como ha quedado evidenciado en otras latitudes, particularmente en cercanos países de nuestro continente".

En tal sentido, el Consejo Nacional de Periodismo hizo un llamado a las autoridades, a fin de preservar la vida de todos aquellos que son víctimas de amenazas como las que han motivado este pronunciamiento.

Sugieren además, que como es la costumbre en otros países de la región, que las autoridades establezcan protocolos de acción ante ese tipo de amenazas que incluyan, de forma automática, la urgente protección física de las personas amenazadas cuando estas den a conocer el hecho; juzgar el grado de peligrosidad de estas amenazas, y hacer una inmediata investigación contra quienes resulten sospechosos.