08 de Dic de 2021

Nacional

Juezas del caso pinchazos citan este martes a las partes para dictar el fallo

Los querellantes del caso piden ocho años de cárcel para el expresidente Ricardo Martinelli

El expresidente Ricardo Martinelli.
El expresidente Ricardo Martinelli.Erick Marciscano | La Estrella de Panamá

El Tribunal de Juicio del Primer Circuito Judicial de Panamá, presidido por la juez Iveth Francois Vega, dictará este martes a las 7:00 de la noche el fallo en el caso por la presunta comisión del delito de interceptación ilegal de comunicaciones seguido contra el expresidente de la República, Ricardo Martinelli (caso pinchazos), luego de culminar la noche de este lunes la fase de alegatos, con la intervención de la Fiscalía, los abogados querellantes y los de la defensa, además de la participación de siete víctimas y la del propio acusado.

Entre las víctimas que participaron en esta última fase de la audiencia estuvieron: José Eugenio Stoute, Zulay Rodríguez, Aurelio Barría, Guido Rodríguez, José Luis Varela, Mitchell Doens y Balbina Herrera.

Stoute, Barría, Rodríguez, Varela y Herrera fueron enfáticos en apuntar hacia la Presidencia de la República en el período de Martinelli (2009-2014), como el lugar de donde salían las órdenes para ejecutar las interceptaciones telefónicas.

Stoute dijo tener la certeza lógica de que el presidente de esa época estaba detrás de las interceptaciones.

La diputada Zulay Rodríguez ,por su parte, se refirió a Ismael Pitty exmiembro del Consejo de Seguridad, a quien calificó como el responsable de los pinchazos.

Mientras que Barría dijo no tener ninguna duda de que su correo estaba siendo intervenido a partir de 2010, desde la Presidencia de la República. "El autor intelectual está hoy acusado", sostuvo.

Agregó que ante las pruebas que se han presentado, se le debe declarar culpable por haber violado la intimidad de cientos de personas. "Nadie en este país debe sentirse por encima de la ley y la Constitución", apuntó.

Varela, por su parte, señaló que las órdenes para interceptar las comunicaciones y violar la intimidad de él y la de su familia emanaban del Consejo de Seguridad que tenía como jefe al presidente Ricardo Martinelli.

"Estoy seguro de que fue él quien dio la orden a estas personas en el Consejo de Seguridad para él sacar provecho político, económico y personal", indicó.

En tanto, Doens afirmó que durante el período de gobierno de Martinelli se utilizó una política de estado para debilitar instituciones a través de medios que no eran legales.

Guido Rodríquez, por otro lado, afirmó que le constaba que sus comunicaciones estaban siendo intervenidas desde la Presidencia de la Republica, por órdenes del presidente de la República.

La dirigente política del PRD Balbina Herrera manifestó, asimismo, tener la certeza de que quien cometió el delito fue el señor Ricardo Martinelli.

A su turno, el exgobernante dijo ser él el querellante número uno y afirmó sentirse abochornado de este juicio. "Todo esto tiene que ver con política. Me quieren hacer una canallada", aseguró.

Agregó que lo que le han hecho no tiene nombre y que el gobierno del expresidente Juan Carlos Varela y el exjefe del Consejo de Seguridad, Rolando López, se dedicaron a perseguirlo.

"Ni a mí, ni a Varela ni a Cortizo se les puede culpar porque hayan pinchado en ese Consejo de Seguridad", dijo Martinelli, quien afirmó que de llegar a ser presidente nuevamente desmantelaría todo ese aparato existente en la entidad de seguridad.

A su salida del salón de audiencias, Martinelli sostuvo que lo estaban tratando de inhabilitar para correr a la Presidencia de la República. "No hay una sola evidencia que me señale o nada. El hecho de que yo haya sido presidente no me hace a mí responsable de lo que haga un doctor en la Caja de Seguro Social, lo que haga un policía en la frontera o lo que haga cualquier ingeniero que haga un mal plano; ellos quieren decir que como yo era el presidente de la República, yo tengo que saber quien sea responsable".

La defensa del exmandatario

La fase de alegatos en el juicio por el caso pinchazos que se sigue en contra del expresidente de la República, Ricardo Martinelli, culminó la noche de este lunes.

Alfredo Vallarino, uno de los abogados de Martinelli, sostuvo por su parte que la decisión del Tribunal no puede ser otra que un veredicto de no culpabilidad. "Aquí se ha demostrado hasta la saciedad toda la manipulación de las evidencias, cómo desde el día uno una Fiscalía Auxiliar que no tenía competencia instruyó un caso contra Ricardo Martinelli por órdenes de un expresidente de la República enemigo de Ricardo Martinelli.

Precisó que todas las evidencias digitales no llevan a Ricardo Martinelli, llevan a Rolando López, lo que, dijo, se demostró pericialmente y con las propias pruebas del Ministerio Público. "Nos sentimos con la convicción que de tener un juicio en derecho como debe ser, nosotros vamos a obtener un segundo veredicto de inocencia que intenta inhabilitar a Ricardo Martinelli. La parte jurídica la hemos ganado", afirmó Vallarino.

Tras la intervención de Vallarino inició el periodo de derecho a réplica, donde intervinieron las partes que participaron de los alegatos.

Una vez culminada la fase de derecho a réplica intervinieron las víctimas por un periodo aproximado de 10 minutos y el juicio culminó, después de 66 días, con las palabras del expresidente Martinelli. Las juezas Iveth Francois Vega, Jennifer Saavedra Naranjo y Marisol América Osorio tienen un término de hasta 24 horas para emitir su fallo y anunciaron que será publicado este martes a las 7:00 pm.

Piden 8 años de prisión para Martinelli

Los abogados querellantes en el juicio por el caso pinchazos, por su lado, solicitaron una pena de 8 años de cárcel como máximo para el expresidente Martinelli a quien se le acusa por la presunta comisión del delito de interceptación de comunicaciones sin autorización judicial.

El abogado Carlos Herrera Morán, quien forma parte del equipo de abogados querellantes, informó que en la fase de alegatos solicitaron ante los jueces la aplicación de la pena máxima de cuatro años de prisión por el delito de interceptación de comunicaciones sin autorización judicial y de cuatro años adicionales por el delito de persecución contra políticos, periodistas y dirigentes de la sociedad civil; sin orden judicial.

Como pena accesoria, indicó Morán, se solicitó la inhabilitación del exgobernante para el ejercicio de funciones públicas.

La petición se dio durante el periodo de alegatos por parte de los querellantes, en donde intervino el abogado Carlos Herrera Delegado.

En la recta final

El juicio por el caso pinchazos que se le sigue al expresidente de la República, Ricardo Martinelli, se reanudó este lunes con la fase de alegatos.

En la continuación de este juicio, cientos de seguidores del exmandatario se agolparon en las inmediaciones del Sistema Penal Acusatorio (SPA), gritando consignas de respaldo al exgobernante, señalado por la presunta comisión del delito de escuchas telefónicas.

La fase de alegatos inició pasadas las 2:30 p.m. por parte de la Fiscalía y a través del fiscal Alexis Medina. Cerca de las 3:50 p.m. se decretó un receso.

En sus alegatos, el fiscal Medina señaló directamente al expresidente Martinelli como el hombre que estaba detrás de las interceptaciones, algo que asegura fue ratificado por varios de los testigos de este caso.

Incluso se refirió al hackeo de las computadoras de la Asamblea Nacional y del Partido Panameñista, ocurrido durante el mandato de Martinelli (2009-2014), cuya información extraída —según miembros del Consejo de Seguridad que participaron en este juicio—, precisó Medina, fue entregada al entonces gobernante.