Temas Especiales

21 de Ene de 2022

Nacional

'Hub' farmacéutico implicaría producción de medicamentos para abaratar costos

Un informe de viabilidad, al que tuvo acceso La Estrella de Panamá, contempla crear nuevas plazas de trabajo, producir medicamentos y exportar en el mercado regional

'Hub' farmacéutico implicaría producción de medicamentos para abaratar costos
Panamá busca afianzarse como un 'hub' farmacéuticoArchivo | La Estrella de Panamá

Una hoja de ruta para que el país se convierta en un hub farmacéutico  busca generar nuevas plazas para técnicos, laboratoristas y farmacéuticos.

El desabastecimiento demedicamentos y los altos precios es un problema de largo tiempo que aqueja  y atenta contra la salud y la vida de los panameños.

El proyecto busca que la producción nacional impacte los precios y que la industria local pueda alinearse con requerimientos internacionales para ingresar y exportar en el mercado regional medicamentos.

El informe de viabilidad, al que tuvo acceso La Estrella de Panamá, contempla  3 ejes a desarrollar, para lograrlo. La fabricación nacional de medicamentos, los ensayos clínicos y la distribución del valor agregado son los pilares en que se sustenta el ambicioso proyecto. De acuerdo al documento, para la distribución de valor agregado se propone mejorarla con esfuerzos conjuntos con el sector privado, ampliar la base de clientes, con el propósito de alcanzar una distribución de medicamentos más allá del consumo nacional, estableciendo relaciones productivas con multinacionales farmacéuticas, que suministren mayor variedad y cantidad de insumos, o productos  terminados para su empaquetado, eliminando impedimentos regulatorios, para estimular el establecimiento de empresas de riesgo compartido (joint ventures) en  el país.

La prioridad inmediata para desarrollar este primer eje sería crear este primer grupo de trabajo para determinar los asuntos que afectan la distribución del valor agregado y establecer la estructura de gobernanza del programa. Para desarrollar este tema, se buscará recopilar información del mercado farmacéutico a nivel regional posiblemente mediante el trabajo con el Sistema de la Integración Centroamericano (SICA).  Y, se identificará a los proveedores más importantes y el país de origen del suministro de medicamentos a Centroamérica.

A corto plazo, hay que buscar nuevas empresas y clientes y seleccionarlas y a traerlas para establecerservicios regionales de distribución de medicamentos en el país con la colaboración de empresas locales.

Ensayos

Mientras que para mejorar los ensayos clínicos será necesario, en primer lugar, subsanar los vacíos existentes en la Ley 84, que rige la investigación de la salud en Panamá. De acuerdo al informe deviabilidad, al Ministerio de Salud (Minsa) le corresponderá recabar informaciónde dicha ley, y esto será efectuado por  profesionales involucrados en los ensayos clínicos (test de drogas), quienes al mismo tiempo deben decidir una mejorregulación y recomendar enmiendas a la misma.

Actualmente, se percibenvacíos en la ley, que rige la investigación de la salud en el país, por ejemplo, en la protección de la confidencialidad de los datos personales y médicos de los pacientes, establece el documento.

Al Minsa también le correspondería organizar a los profesionales de los ensayos clínicos en un foro regular de discusión y diálogo con los reguladores y entidades gubernamentales relevantes para que las mejoras puedan implementarse para la promoción y desarrollo de los ensayos clínicos.

Recursos humanos

En relación a la fabricación nacional de medicamentos se debe trabajar en el recurso humano, mediante la formación de más profesionales farmacéuticos, y  agilizar el registro de nuevos productos.

“Para poder ampliar laescala de los laboratorios nacionales es preciso revisar el desempeño y losresultados logrados por la contratación pública, elaborando un marco de acuerdos de compras efectuadas directamente a tales laboratorios”, destacó el documento.

Se prevén tres ejes estratégicos para desarrollar la fabricación nacional de medicamentos,centrados en: la empresa GSK, laboratorios locales panameños y otros productores extranjeros de genéricos, si pudieran ser atraídos para establecerla fabricación en Panamá. Pero, los tres enfoques estratégicos se verían obstaculizados por las limitaciones de infraestructura de la escasez de profesionales farmacéuticos en Panamá, los retrasos prolongados para el registro de medicamentos y las debilidades en el sistema de contratación pública.

Limitación de profesionales farmacéuticos

Para el desarrollo del hub se contempla programas de formación de los recursos humanos  (investigadores clínicos y técnicos). Y, es que con un aumento en la actividad de ensayos clínicos también debería haber un aumento proporcional en la disponibilidad de investigadores clínicos capacitados.

Los profesionales que trabajan se pierden para la fuerza laboral debido a la reducción natural y las jubilaciones. Sólo alrededor de 100 nuevos farmacéuticos se certifican cada año, de acuerdo al Colegio Nacional de Farmacéuticos. Y no se dispone de datos concretos sobre el número de farmacéuticos activos en el país, ya que la recertificación de los profesionales farmacéuticos es sólo voluntaria y, en realidad, no muchos se recertifican.

La oferta de farmacéuticos industriales es prácticamente inexistente. Una medida provisional para aliviar la restricción de suministro de farmacéuticos para la industria de fabricación de medicamentos local sería relajar las restricciones legales para permitir la contratación de solo farmacéuticos industriales, por solo fabricantes de productos farmacéuticos, por un período limitado de tiempo.

La solución a más largo plazo es, porsupuesto, aumentar la “producción” anual nacional de profesionales farmacéuticos a través de tres pasos: La primera es hacer una proyección de la demanda de farmacéuticos, durante al menos un período de 10años, incluidos aquellos con especialización en la industria. La segunda sería la planificación de aumentos de capacidad en instituciones educativas locales para graduar más farmacéuticos, incluso con capacitación industrial especializada. Y, por último, la provisión de financiamiento a las Facultades de Farmacia de Panamá en las instituciones educativas locales para implementar los aumentos de capacidad, a través de la ampliación de instalaciones, equipos y personal docente.