Temas Especiales

16 de May de 2022

Nacional

Antai remitió caso de reactores de ETESA a Fiscalía Anticorrupción

La Contraloría y la Anati recibieron una denuncia de una posible lesión patrimonial en la empresa estatal ETESA por parte de la empresa Celmec, que en 2015 fue contratada para proveer la instalación completa de dos reactores en el proyecto de Mata de Nance, Progreso

La Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (Antai) remitió a la Fiscalía Anticorrupción del Ministerio Público una denuncia por posible lesión patrimonial contra la estatal ETESA, en el proceso de compra e instalación completa de dos reactores para la subestación de Mata de Nance, Chiriquí, los cuales se encontrarían sin funcionamiento un año después de su compra.

Antai pidió a la Fiscalía Anticorrupción el trámite de oficio de esta denuncia.

La denuncia establece que fue a la empresa Celmec, S.A., representada por el empresario Ernesto Richa Viu, a la que se le adjudicó la compra de $1.5 millón para el reemplazo e instalación de dos nuevos reactores de 34.5 KV y el reemplazo de interruptores de potencia de 34.5 KV en el proyecto Mata de Nance Progreso.

De acuerdo con la denuncia recibida por el despacho del contralor, Gerardo Solís, y de la secretaria de la Antai, Elsa Fernández, existen informes y reportes de que los equipos suministrados por Celmec, específicamente la parte principal que son los dos reactores, se encuentran dañados. ETESA emitió un comunicado donde no aclaró si en estos momentos los reactores están dañados, y del porqué solo se estableció un año de garantía en la compra de equipos de larga vida.

ETESA ha dicho que cooperará con las investigaciones que realicen las autoridades y que “esta licitación culminó el 26 de julio de 2017, contando con la garantía establecida por la ley, vigente la misma hasta el 18 de octubre de 2018. Durante este período, según nuestros archivos, no existieron reportes que señalaran deficiencias en dichos equipos”. Con ello queda la duda de si los reactores están o no en funcionamiento, tema que ETESA no aclara.

La Contraloría también confirmó que abrirá una auditoría sobre esta contratación donde se señala que los reactores de la subestación de Mata de Nance en Chiriquí estarían dañados.

La denuncia también señala un pago por $5.2 millones por un reclamo que hizo la misma empresa, Celmec, a ETESA en concepto de intereses y pólizas. Pero una vez más ETESA solo se pronunció parcialmente sobre el tema.

La empresa de transmisión eléctrica no explicó por qué el caso se trató en un juzgado civil cuando los reclamos contra el Estado van a la Sala Tercera de la Corte y del porqué decidió pagar en un acuerdo privado antes que terminara el proceso legal. ETESA tampoco respondió si el pago refrendado por Contraloría en los últimos meses del gobierno de Juan Carlos Varela pasó por todo el trámite administrativo correspondiente en la Asamblea Nacional para el traslado de partidas y dentro del Ministerio de Economía y Finanzas.

ETESA dijo que la empresa Celmec, S.A. presentó una demanda de mayor cuantía en contra de ETESA el 20 de septiembre de 2016, pidiendo el pago de $27 millones 884,282.90 en virtud de daños y perjuicios.

Las partes demandantes y demandadas acordaron finalizar este litigio mediante una transacción ante el tribunal de la causa (Juzgado 17 del circuito ramo civil del Primer Circuito Judicial de Panamá), poniendo fin a la instancia y declarando ambas partes no tener reclamaciones al respecto, por la suma final de $5 millones 242,057.93, reconoció la entidad estatal.