Temas Especiales

22 de May de 2022

Nacional

CCIAP: "Educación de calidad, otro reto impostergable tras retorno a las aulas de clases"

Icaza Clément dijo que también se debe atender la insuficiente e inadecuada infraestructura y la inequidad en el acceso entre las regiones educativas

clases 2022
Tras dos años de pandemia, miles de estudiantes del país retornan este lunes a las clases presenciales.Archivo/La Estrella de Panamá

El presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), José Ramón Icaza Clément afirmó que con el retorno a las aulas escolares a partir de este lunes, Panamá tendrá que encarar el otro reto impostergable como lo es la educación de calidad.

Para Icaza Clément, luego de dos largos años, los alumnos finalmente asistirán a los diferentes centros educativos del país, a partir de este 7 de marzo, sin embargo, indicó que no se puede perder de vista que este paso nos devuelve a la realidad que enfrentábamos antes de la pandemia.

"Se trata de tiempos en que nuestros niños asistían a clases, pero por diferentes razones ampliamente discutidas, no recibían o no asimilaban los conocimientos esperados, con lo cual las pruebas internacionales mostraban que estaban rezagados con respecto a sus pares", destacó.

Para el líder de este gremio empresarial, por cerca de cuatro décadas, el país ha arrastrado esta deuda, la cual, seguramente, precisó, fue profundizada por la pandemia.

"Como gremio responsable y preocupado por las deficiencias endémicas y estructurales del sistema educativo panameño y su impacto en la competitividad del país, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) considera que se trata de un tema crítico y prioritario, probablemente el más importante y, para enfrentarlo, ha propuesto diferentes acciones en las diferentes ediciones de nuestro proyecto Agenda País", señaló.

Agregó además que existen diversos estudios y consensos sobre nuestra realidad educativa y múltiples propuestas para atenderla; siendo la más reciente la del Pacto del Bicentenario, al cual la CCIAP se ha suscrito con el fin de dar seguimiento y apoyar al cumplimiento de los diferentes acuerdos.

Sostuvo que una de las conclusiones principales es que ningún sistema educativo será mejor que la calidad alcanzada por sus maestros y profesores; es decir, que se debe trabajar en un sistema nacional de capacitación docente integral.

Adicionalmente, precisó que existe una marcada desactualización de la metodología y planes de estudio, los cuales, entre otras cosas, están desvinculados de la realidad y necesidad de Panamá y el mundo.

"El reto que tenemos por delante es actualizar la metodología y planes, orientándolos a la mejora continua de la educación. Debemos aspirar a una educación moderna y de calidad, que sean presentados con un nivel pedagógico de excelencia", añadió.

Por otro lado, dijo, tal y como se acordó en el Pacto del Bicentenario, se debe atender la insuficiente e inadecuada infraestructura, la inequidad en el acceso entre las regiones educativas, la disparidad existente en acceso a internet y la conectividad, factores que inciden en el proceso de enseñanza de los estudiantes; sobre todo, en áreas potenciales para un desarrollo de habilidades y competencias efectivo, que los preparen para su crecimiento profesional y laboral.

"Como gremio hemos recomendado apoyar el funcionamiento del Consejo Permanente Multisectorial para la Implementación del Compromiso Nacional de la Educación (COPEME), como actor garante del cumplimiento de políticas y líneas de acción. Y nos hemos sumado al mensaje de este en el sentido de que: lograr mejorar la capacidad instalada ayudaría a estudiantes, educadores, administrativos y al propio sistema educativo, a adquirir capacidades y competencias necesarias para la educación en el siglo XXI”.

Enfatizó que Panamá tiene un rezago educativo importante y, por lo que si no aprovechamos esta oportunidad para poder enmendar el camino, entendiendo que se trata de una responsabilidad compartida y una misión generalizada como sociedad y de largo andar, se condenará al país al fracaso. 

"El retorno a clases representa retomar el camino. Ahora urge dar el siguiente paso: apostar por la calidad educativa de nuestro sistema", puntualizó Icaza Clément.