Temas Especiales

27 de May de 2022

Nacional

Putin eligió la guerra. Seguimos unidos con Ucrania

“Rusia sigue justificando su agresión militar alegando falsamente la necesidad de detener el 'genocidio' en Ucrania, pese a que no hay pruebas de que allí estuviera ocurriendo algún genocidio”

Putin eligió la guerra. Seguimos unidos con Ucrania
Sede de la embajada de Estados Unidos en Panamá.Archivo | La Estrella de Panamá

Este es un momento peligroso para Europa y para los pueblos de todo el mundo que valoran la libertad.  Al llevar a cabo este ataque brutal contra el pueblo de Ucrania, Vladimir Putin también ha avasallado los principios que sustentan la paz mundial y la democracia.  Pero el pueblo de Ucrania demuestra resiliencia.   Han tenido décadas de democracia y su valentía es ahora fuente de inspiración para el mundo entero.  Estados Unidos, junto con sus aliados y socios a nivel global, seguirá apoyando al pueblo ucraniano en la defensa de su país.

Al elegir financiar una guerra en lugar de invertir en las necesidades de los rusos, la invasión de Ucrania por Putin será un fracaso estratégico para el Kremlin y devastará el futuro del pueblo ruso.

El resultado no será favorable para Vladimir Putin.  Juntos, Estados Unidos y sus aliados y socios están adoptando medidas para que Rusia responda por sus acciones. Como resultado de estos esfuerzos coordinados a nivel global para imponer sanciones, Estados Unidos, el Reino Unido, la Unión Europea, Japón y Canadá han excluido a determinados bancos rusos del sistema de mensajería financiera Swift y establecieron medidas restrictivas contra el Banco Central de Rusia.

El presidente Biden anunció extensas sanciones financieras y controles rigurosos a las exportaciones que perjudicarán a la economía y el sistema financiero de Rusia, así como su acceso a tecnología de avanzada.

Putin eligió la guerra. Seguimos unidos con Ucrania
Stewart Tuttle, jefe de misión de la Embajada de EE.UU. en Panamá.Embajada Estados Unidos

En respuesta a la guerra por elección que libra Putin, nos proponemos limitar la capacidad de Rusia de realizar operaciones en dólares.  Nuestras medidas coartarán la posibilidad de Rusia de financiar y ampliar sus fuerzas militares. La capacidad de Rusia de competir en la economía global se verá menoscabada. Y estamos preparados para hacer más.

Además de las sanciones económicas, el presidente Biden autorizó fondos adicionales por 350 millones de dólares en concepto de asistencia para la seguridad, destinados a ayudar inmediatamente a Ucrania a defenderse. Con esto, el total de asistencia para la seguridad aportada por Estados Unidos a Ucrania durante el último año asciende a más de mil millones de dólares.

También estamos preparados para defender a nuestros aliados de la OTAN. El presidente Biden ha coordinado esfuerzos con gobiernos aliados para emplazar a miles de soldados adicionales en Alemania y Polonia como parte de nuestro compromiso con la defensa colectiva de la OTAN. También autorizó la movilización de fuerzas terrestres y aéreas que ya estaban posicionadas en Europa hacia los flancos oriental y sudoriental de la OTAN:  Estonia, Letonia, Lituania, Polonia y Rumania.

Nuestros aliados también han sumado sus propias fuerzas y capacidades para asegurar nuestra defensa colectiva. No debe haber dudas acerca de que la mayor alianza militar en la historia del mundo está absolutamente preparada: la OTAN nunca ha estado tan unida.

Vladimir Putin ha planificado este ataque desde hace mucho tiempo.  Desplazó de manera metódica más de 150 mil soldados y equipos militares a la frontera de Ucrania.  Trasladó reservas de sangre y construyó hospitales de campaña, demostrando así en todo momento cuáles eran sus intenciones. Rechazó todos los esfuerzos de buena fe de Estados Unidos y nuestros aliados y socios para que se abordaran los supuestos riesgos de seguridad que había inventado, y para evitar conflictos y sufrimiento humano innecesarios a través de la diplomacia y el diálogo.

Rusia sigue justificando su agresión militar alegando falsamente la necesidad de detener el “genocidio” en Ucrania, pese a que no hay pruebas de que allí estuviera ocurriendo algún genocidio. Vimos a Rusia emplear estas tácticas anteriormente cuando invadió Ucrania en 2014 y Georgia en 2008. Y luego, casi al mismo tiempo que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se estaba reuniendo para defender la soberanía de Ucrania y evitar un desastre, Putin inició la invasión violando el derecho internacional.  Los misiles, tanques y soldados llegaron también con una ola renovada de desinformación y mentiras absolutas.

La agresión de Putin contra Ucrania tendrá serias consecuencias para Rusia, tanto en lo económico como en lo estratégico.

El pueblo ruso no merece que su gobierno le imponga el costo desorbitante que esta invasión ha precipitado sobre su futuro.

La libertad, la democracia y la dignidad humana son fuerzas mucho más poderosas que el miedo y la opresión. En la pugna entre democracia y autocracia, no duden sobre esto: prevalecerá la libertad.