12 de Ago de 2022

Nacional

La AMP, en medio de renuncias y escándalos

Fuentes extraoficiales confirmaron la salida de la segunda al mando de la institución y encargada de la secretaría del gabinete logístico de Panamá, Ana Reyes

La AMP, en medio de renuncias y escándalos
La administración de la AMP ha sido cuestionada.Archivo | La Estrella de Panamá

La subadministradora de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), Ana Reyes, habría renunciado a su cargo ayer, 1 de agosto de 2022.

Después de un periodo de vacaciones, la segunda al mando de la institución habría decidido poner su carta de renuncia y dar los 15 días correspondientes de preaviso. Así lo confirmaron fuentes extraoficiales, que están ligadas al sector marítimo. La institución, sin embargo, negó conocer la comunicación oficial de la decisión.

La renuncia de la funcionaria de alto mando se produce en medio de los constantes escándalos en los que ha sido señalada la entidad.

Reyes es una persona que ha hecho grandes aportes al sector logístico panameño. Fue una pieza clave en la creación de la estrategia logística nacional 2030.

“Ha jugado un rol de intermediaria en situaciones que se han dado en el hub logístico, las cuales gracias a su disposición se han resuelto. Queda un hueco enorme, muy difícil de llenar”, expresó Enrique Clément, presidente de la Cámara Marítima de Panamá.

Reyes, además, estaba encargada de la secretaría del gabinete logístico. “Estamos perdiendo a una persona con mucho conocimiento y experiencia en el área logística. No va a ser sencillo reemplazarla”, advirtió Antonio García-Prieto, expresidente del Colegio Empresarial Logístico (Coel) y vocero coordinador del sector de transporte de carga.

Además de la renuncia de la funcionaria, las denuncias del subdirector de la Marina Mercante panameña, Demóstenes Sánchez, de la mala gestión administrativa del registro de naves, han generado reacciones e inquietud en el sector económico.

La CMP instó a un cambio en el manual de procedimiento que históricamente se ha usado para gestionar el registro de naves, que está a punto de perder el liderazgo que desde hace 29 años mantenía el país, e incluso quedar fuera de los primeros lugares a nivel mundial de no concretarse un plan de acción para revertir la tendencia de crecimiento que experimentan otros competidores como Liberia e islas Marshall.

“Preocupa que este tipo de denuncias se den desde el departamento de una institución que debe velar porque nuestro país se mantenga líder en temas de abanderamiento a nivel mundial”, dijo Clément.

El representante de los empresarios del sector marítimo reconoció que es un hecho que el registro de Liberia desplazará próximamente a Panamá. Y recordó que recientemente el gremio realizó un encuentro para exponer la situación del registro de buques, en el cual quedó plasmada la preocupación que experimenta el sector por desconocer los planes de acción que tomaría el Estado para mantener al país, por lo menos, en los primeros lugares de abanderamiento a nivel mundial.

En una entrevista con La Estrella de Panamá, Sánchez aseguró que Rafael Cigarruista, director de Marina Mercante, no priorizó en acciones que evitaran que el registro de naves perdiera el liderazgo.

“Le faltó voluntad, trabajo en equipo, realizar consultar y asignar recursos para promover, comercializar y mercadear el registro”, explicó Sánchez.

Las declaraciones del subdirector de la marina panameña se dieron después que su jefe expuso públicamente que el país perdería el liderazgo de abanderamiento de naves.

Cigarruista no respondió a las acusaciones de su subalterno. “El director no dará declaraciones al respecto”, indicó el departamento de Relaciones Públicas de la AMP.

Clément sugirió que el director debe responder a los señalamientos y espera que en su momento lo haga.

Además, aclaró que este no es un problema de esta administración. “Ninguna de las anteriores ha puesto como prioridad, encontrar una solución al manejo de estrategias para seguir siendo líderes en abanderamiento”.

Por su parte, el Colegio Nacional de Abogados (CNA), que dirige Juan Carlos Araúz, recomendó a las autoridades del registro aclarar las denuncias efectuadas.

Para el abogado, las acusaciones son serias y deben ser aclaradas de forma “rápida y precisa” porque podrían afectar la imagen del país y la competitividad del sector logístico.

“Situaciones como esta, en las que un subalterno acusa a su superior de mal manejo, pueden ser aprovechadas por la competencia”, alertó Araúz.

Y, por último, señaló que no se puede permitir que la competencia internacional pueda utilizar estos momentos para demostrar que el país tiene alguna deficiencia en los servicios o en la plataforma y atribuir que la industria no está calificada.