02 de Oct de 2022

Nacional

Los hijos del expresidente Martinelli quedarán en libertad en enero de 2023

El pasado 20 de mayo, los hermanos Martinelli Linares fueron condenados en una corte federal en Nueva York a tres años de cárcel en firme y dos en libertad vigilada

Luis Enrique Martinelli Linares, hijo del expresidente panameño Ricardo Martinelli
Luis Enrique Martinelli Linares, hijo del expresidente panameño Ricardo MartinelliEFE

Los hijos del expresidente panameño Ricardo Martinelli, Luis Enrique y Ricardo Alberto, que se encuentran en prisión en Estados Unidos, quedarán en libertad el 25 de enero de 2023, según muestran sus correspondientes fichas del Buró Federal de Prisiones de EE.UU.

El pasado 20 de mayo, los hermanos Martinelli Linares fueron condenados en una corte federal en Nueva York a tres años de cárcel en firme y dos en libertad vigilada, además de pagar 250.000 dólares de multa cada uno.

Ambos, que ya se habían declarado culpables del blanqueo de 28 millones de dólares y de haber llevado a cabo sobornos en favor de la firma brasileña Odebrecht, hablaron en inglés, pidieron perdón a sus familias "por hacerlas sufrir", al pueblo panameño y al Gobierno de Estados Unidos y afirmaron haberse equivocado ante el juez Raymond Dearie.

Macarena Olona, diputada del partido Vox de --España. Foto: Ismael Gordon 18-04-2022

Expresidente Martinelli asistirá al funeral del padre de Olona, exdiputada de Vox

Lee más

En junio de 2020, cuando la Fiscalía y los abogados de los Martinelli Linares estaban en la fase final de alcanzar un acuerdo de culpabilidad, ambos huyeron de Estados Unidos con la intención de regresar a Panamá, pero finalmente fueron capturados en Guatemala.

En total, el Gobierno de Estados Unidos, a través de la Fiscalía, cifra la cantidad pagada en sobornos en 28 millones de dólares y, en virtud del acuerdo de culpabilidad, tendrán que pagar una multa de 19 millones de dólares al Gobierno estadounidense, en una cantidad separada de los 250.000 dólares impuestos por el juez.

La compañía Odebrecht fue condenada en 2017 en un tribunal de Nueva York por el pago de 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África.

Los casos por corrupción protagonizados por Odebrecht han supuesto grandes escándalos y la apertura de casos judiciales en Brasil, Perú, Panamá, Ecuador, Argentina, República Dominicana y Colombia, como mínimo.