27 de Sep de 2022

Nacional

Toneladas de cocaína incautada en Panamá se incinerarán en EE.UU.

El fiscal general panameño, Javier Caraballo, precisó por su parte que la droga será llevada a Estados Unidos para su destrucción hasta que Panamá tenga incinerador

Toneladas de cocaína incautada en Panamá se incinerarán en EE.UU.
Toneladas de cocaína incautada en Panamá se incinerarán en EE.UU.Cedida

Toneladas de cocaína incautada en Panamá serán trasladadas a Estados Unidos para su incineración, una iniciativa para evitar los daños al medioambiente que representa la tradicional quema de esta sustancia ilícita a cielo abierto, informó este viernes el Gobierno.

El ministro de Seguridad Pública, Juan Pino, dijo que "en los próximos días" un avión de la Fuerza Aérea de EE.UU. trasladará "sin ningún costo" para Panamá "41,28 toneladas de cocaína que se acumulan en las bodegas" de los cuerpos de seguridad locales para ser destruidas en un incinerador en el país norteamericano.

"Esta misión es posible gracias al apoyo y los mecanismos de cooperación que tenemos con la Embajada de Estados Unidos", afirmó Pino.

El fiscal general panameño, Javier Caraballo, precisó por su parte que la droga será llevada a Estados Unidos para su destrucción hasta que Panamá tenga incinerador acorde con las medidas medioambientales vigentes, lo que se espera ocurra en el mediano plazo.

"Ya tenemos los presupuestos" para la compra del incinerador, y se estudia el lugar más adecuado para instalarlo en el país centroamericano, agregó el fiscal general.

Además de evitar daños al medioambiente, el traslado a EE.UU. de la droga para su destrucción ahorraría a Panamá hasta 200.000 dólares por quema, unos operativos en los que participaban alrededor de 350 agentes con todos los riesgos que ello implicaba para este personal, de acuerdo con la explicación oficial.

Panamá decomisó en 2021 la cifra histórica de 128,7 toneladas de droga, y entre enero y el 30 de junio pasado había incautado 65 toneladas, según dijo el 1 de julio en el informe de su gestión ante el Parlamento el presidente Laurentino Cortizo.

Este país centroamericano es utilizado como puente de tránsito de la droga que se produce en Suramérica y tiene como principal mercado Estados Unidos, el mayor consumidor de cocaína del mundo.