30 de Nov de 2022

Nacional

Destruyen 460 armas de fuego con “Pacificando Mi Barrio”

Las armas destruidas fueron recolectadas en las provincias de Panamá, Colón y Veraguas

Pacificando Mi Barrio
Este jueves destruyeron 460 armas de fuego, de diversos calibres.Redes Sociales

Las autoridades panameñas destruyeron este jueves  460 armas de fuego, de diversos calibres que fueron sacadas de la calle como parte del programa “Pacificando Mi Barrio”. Paralelamente, la Policía Nacional, informó que en el distrito de Atalaya, provincia de Veraguas, el programa recolectó 13 armas de fuego, 62 municiones y 10 artículos explosivos.

Las armas destruidas fueron recolectadas en las provincias de Panamá, Colón y Veraguas.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) informó, a través de un comunicado de prensa,  que mediante el programa, las personas de manera confidencial entregan las armas, municiones, proveedores y demás accesorio a cambio de Vales canjeables en supermercados, farmacias y otros establecimientos comerciales. No obstante, no precisó en la cantidad desembolsada.

A través del escrito, Orlando Barría Frago, director de Bienes Patrimoniales del Estado (DBPE) del  MEF, indicó en el comunicado que la destrucción de este jueves "es la vigésimo séptima ceremonia y a la fecha se han destruido 25,277 armas de fuego, con sus respectivas municiones".

Esta labor del Gobierno Nacional, a través del Minseg, ha sido posible por el trabajo que realizan los distintos estamentos de seguridad y apoyada por la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE), señaló Barría Frago.

En el acto realizado en la sede de la Policía Nacional en Ancón participó el director general de la Policía Nacional, John Dornheim, entre otras autoridades. Además de los directivos del Programa Acción Integral de Armas Pequeñas y Ligeras de la OEA (PACAM), entregaron a la República de Panamá la 5ta. Certificación por las buenas prácticas de destrucción de armas, en la que se le hizo un reconocimiento a las distintas instituciones que trabajan para sacar de circulación las armas de las calles.