30 de Nov de 2022

Nacional

Beluche: El Estado está en crisis, partidocracia y gran empresariado tienen responsabilidad

El sociólogo e investigador Olmedo Beluche apunta a que los problemas que enfrenta el país tiene de fondo la crisis del modelo económico y político postinvasión

Beluche: El Estado está en crisis, partidocracia y gran empresariado tienen responsabilidad
Olmedo Beluche, sociólogo y docente universitarioEric Marciscano | La Estrella de Panamá

Un modelo económico que genera mayor desigualdad, desempleo e informalidad laboral sería la cuestión de fondo de los principales problemas que sufre Panamá, señala el sociólogo y docente universitario Olmedo Beluche.

Para el académico, el régimen político impuesto por la invasión de EE.UU. en 1989 se encuentra en una crisis estructural que alimentó las protestas multudinarias de julio pasado contra el alto costo de la vida.

“La crisis de julio demostró que como se han estado haciendo las cosas en el plano económico durante los últimos 30 años, o más si nos remitimos al periodo de (Manuel) Noriega, no está bien. La gente expresó en la calle su disgusto contra la desigualdad social”, señaló Beluche este viernes en “Portada” de La Estrella de Panamá.

En opinión del investigador, existe una profunda crisis del Estado panameño y esta alcanza no solo al Ejecutivo y la Asamblea, sino también al Tribunal Electoral (TE). Este último, bajo cuestionamiento por las denuncias de “fraude” en la App para la recolección de firmas de libre postulación.

Los casos de corrupción, la falta de credibilidad en las instituciones políticas y la pauperización de la vida de la población, serían manifestaciones de esa crisis, indica el sociólogo.

En el caso del posible colapso del sistema de pensiones de la Caja de Seguro Social –una olla de presión social que a la fecha el gobierno no le ha dado respuesta–, Beluche apunta al alto nivel de informalidad como la “génesis” del problema, un fenómeno ligado en esencia “a un modelo que reproduce empleos precarios e inestables”.

“La Organización Internacional del Trabajo, contrario a lo que dicen los empresarios y medios de comunicación, señala que la causa de la crisis del programa (de pensiones) es la alta informalidad del empleo en Panamá”, subraya el académico, y agrega “ese modelo neoliberal hay que cambiarlo por uno más inclusivo”.

Sobre el panorama social, Beluche considera que el diálogo tras las protestas, pese a alcanzar en su primera fase logros como la reducción de la gasolina y la “visibilización” de propuestas alternativas, normalmente tiene espacios mínimos en los medios, en este momento se encuentra “muerto”.

“La lucha de julio consiguió al menos una victoria clara con lo de la gasolina, y compromisos no cumplidos por el gobierno en la canasta básica y medicinas (...) creo que la fase del diálogo como se venía haciendo en Penonomé está agotada”, afirmó el también director del Centro de Investigaciones de la Facultad de Humanidades (Cifhu) en la Universidad de Panamá.

En cuanto a las candidaturas de libre postulación, este las ve positivas porque permiten “otras posturas políticas” en el escenario electoral. Sin embargo, critica que ciertas figuras “independientes” se “quedan en el marco de la corrupción, señalando solo algunos aspectos de estas”, en particular en el sector público e ignorando o minimizando la corrupción privada.

“Los sectores empresariales que no pagan impuestos (...) un montón que cada año llega a los mil millones de dólares en evasión, esa corrupción es peor que la del Ifarhu, pero de esa no se habla (...) pagamos impuestos los asalariados, pero los grandes capitales están exonerados”, subrayó.

El director del Cifhu considera una salida viable a la crisis la redacción de una nueva carta magna por vía de una asamblea constituyente originaria.

“No hecha con las actuales reglas electorales parcializadas, antidemocrática que favorece a los mismos grupos de poder, sino una constituyente en la que puedan participar los sectores populares”, dijo.