Temas Especiales

11 de Aug de 2020

El Papa en Panamá

Carrascosa Coso: ‘la JMJ ha cambiado la imagen de Panamá'

Carrascosa Coso, nuncio apostólico, que se despide del país después de ocho años, deja algunos consejos cariñosos para los panameños

Carrascosa Coso: ‘la JMJ ha cambiado la imagen de Panamá'
Andrés Carrascosa Coso recibe un obsequio de parte de directivos de GESE.

Al nuncio apostólico Andrés Carrascosa Coso le quedan solo quince días en Panamá. El martes 18 de julio parte hacia Ecuador para ocupar el mismo cargo que ha ejercido en el país del Canal por ocho años y medio.

Incluyó una visita a La Estrella de Panamá en su agenda antes de su inminente partida. Afectuoso reconoció que en este país se siente como si hubiese estado todo una vida. "Si sigo más tiempo aquí me van a confundir con el Canal', bromeó.

‘He estado muy a gusto, han sido años muy intensos. He tratado de involucrarme mucho con la vida del país y de la Iglesia, he visitado muchos lugares del interior del país y distintas parroquias. Ha sido un tiempo muy interesante y me queda en el corazón un pueblo noble, por el cual me siento querido', recalca.

‘"SI SIGO MÁS TIEMPO AQUÍ EN PANAMÁ ME VAN A CONFUNDIR CON EL CANAL',

ANDRÉS CARRASCOSA COSO,

NUNCIO APOSTÓLICO DEL VATICANO ANTE EL GOBIERNO DE PANAMÁ.

Carrascosa Coso contó que acompañó al arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, y al de Chiriquí, José Luis Lacunza, cuando presentaron la candidatura de Panamá para la sede de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), en 2013, en Río de Janiero, (Brasil), donde se realizaba el evento que reúne a jóvenes católicos de todo el mundo.

La elección de Panamá se anuncio en 2016, durante la JMJ de Cracovia. Carrascosa aclaró que la Nunciatura Apostólica solo tiene que ver con la visita del papa al encuentro juvenil e informó que el máximo jerarca de la Iglesia católica estará en Panamá cinco días.

Todo lo relacionado con el evento es responsabilidad del comité organizador local que depende de la Arquidiócesis de Panamá, que preside el arzobispo Ulloa, precisó.

A juicio del nuncio, "los panameños aún no son conscientes de lo que representa para el país la realización de la JMJ". Antes de la designación de Panamá como sede de la jornadas, indicó, la imagen del país estaba asociada a las recientes denuncias sobre su sector financiero y eso ha cambiado. "Yo llegaba a Europa y hablaba de Panamá y me decían "ah, los Panamá Papers, usted tendrá alguna sociedad anónima...eso ya no me pasa, la cita juvenil ha despertado otro interés", indicó el prelado.

Desde esta designación, "ha cambiado absolutamente la manera de ver a Panamá en el mundo entero, y tendremos tres años (hasta 2019) en los que se hablará de Panamá de manera positiva; no se imaginan lo que eso vale', apuntó optimista.

Además, precisó, hay que entender que la JMJ promociona el país mundialmente y que cualquier inversión que la cita requiera se verá superada con creces en promoción y marca-país e incluso en la cola larga de turismo que generará la visita de decenas de miles de jóvenes.

Citó como ejemplo la experiencia de Madrid (España), sede de la JMJ en 2011, con una inversión de 57 millones de euros, de los que se reportaron luego ganancias directas e indirectas de más de 357 millones de euros.

Panamá debe conseguir que los jóvenes que vienen a la JMJ vuelvan a sus países con la mejor experiencia y quieran regresar. "El país no imagina lo que eso significa', añadió.

Panamá debe entender el desafío que tiene como país anfitrión de ser ‘acogedor', y que cada ciudadano se convierta en una especie de guía turístico para orientar a los jóvenes sobre lo que necesiten. "Las calles estarán inundadas de jóvenes y necesitarán que los ayuden, ese es el voluntariado espontáneo que funciona", concluyó.

Carrascosa también reiteró que el Gobierno no es quien organiza la JMJ, pero es primordial contar con el apoyo de las autoridades.

‘Esto es un tema de país, de Estado, no de un partido político, ni de un presidente, ni de un arzobispado', recalcó.

Los jóvenes que vienen no van a saber quien es el presidente, ni quien es el arzobispo, ‘van a decir Panamá me acogió o Panamá no me acogió', insistió Andrés Carrascosa Coso sobre la importancia de la respuesta positiva del país.

El nuncio apostólico también habló de su último encuentro con Manuel Antonio Noriega en la cárcel de El Renacer y de su vida como representante del Vaticano en varios países africanos. (la entrevista completa en la www.laestrella.com.pa)