Panamá,25º

21 de Nov de 2019

El Papa en Panamá

La declaración contra la violencia y el terrorismo

En un viaje apostólico a Emiratos Árabes Unidos, Francisco se reúne con el gran imán de Al-Azhar, Ahmad Al-Tayyib, y firman una declaración de paz, libertad y en favor de los derechos de las mujeres

Una histórica declaración firmada entre el papa Francisco y el gran imán de Al-Azhar, Ahmad Al-Tayyib, no solo marca un hito en las relaciones entre el cristianismo y el islam, sino que envía un mensaje a la comunidad internacional.

El documento es una declaración de paz, libertad y derechos de las mujeres. Al mismo tiempo, condena el terrorismo y la violencia, según una publicación del portal digital de Vaticans News .

‘Es necesario que, fieles a las enseñanzas de sus respectivas tradiciones religiosas, cristianos y musulmanes aprendan a trabajar juntos',

PAPA RATZINGER

SEPTIEMBRE DE 2006

El ‘Documento sobre la hermandad humana por la paz mundial y la convivencia común' firmado por los líderes religiosos en Abu Dabi es considerado un texto razonado, sincero y serio, que invita a llevar en el corazón la fe en Dios y en la fraternidad humana, a unirse y a trabajar juntos.

Junto con la Iglesia católica, Al-Azhar declaró adoptar la cultura del diálogo como camino, la colaboración común como conducta y el conocimiento mutuo como método y criterio.

Con el documento, ‘nos pedimos a nosotros mismos y a los líderes mundiales, a los autores de la política internacional y de la economía mundial, a comprometerse seriamente a difundir la cultura de la tolerancia, la convivencia y la paz; de intervenir lo antes posible para detener el derramamiento de sangre inocente y poner fin a las guerras, los conflictos, la degradación ambiental y el deterioro cultural y moral que vive el mundo actualmente'.

Los dos líderes religiosos piden a los hombres de religión y cultura, así como a los medios de comunicación, redescubrir y difundir ‘los valores de la paz, la justicia, la bondad, la belleza, la hermandad humana y la convivencia común'.

Ambos han pedido interrumpir el apoyo a los movimientos terroristas mediante la dotación de dinero, armas, planes o justificaciones, e incluso la cobertura mediática, y considerar todo esto como ‘crímenes internacionales que amenazan la seguridad y la paz mundial'.

Asimismo, en la declaración se estableció que las religiones nunca deben incitar a la guerra, mucho menos a albergar sentimientos de odio, hostilidad, extremismo o llamamiento a la violencia o al derramamiento de sangre.

‘Dios no quiere que su nombre sea usado para aterrorizar a la gente', recordaron los religiosos.

Otro punto que enfatiza el documento guarda relación con el deterioro de la ética y el debilitamiento de los valores espirituales, que conlleva a muchos a caer en el vórtice del extremismo ateo y agnóstico.

El extremismo religioso y nacional, junto con la intolerancia ‘han producido las señales de una tercera Guerra Mundial en pedazos', según la declaración.

DERECHOS DE LA MUJER

La necesidad indispensable de reconocer el derecho de la mujer a la educación, al trabajo y al ejercicio de sus propios derechos políticos, en una región donde se preconizan la actitudes machistas o de superioridad de los hombres frente las mujeres, quedó definida en este documento.

Según la declaración, se debe trabajar para liberar a las mujeres de presiones históricas y sociales contrarias a los principios de la propia fe y dignidad. También es necesario protegerla de la explotación... Por eso se deben detener todas las prácticas inhumanas y las costumbres vulgares que humillan la dignidad de las mujeres, y trabajar para modificar las leyes que impiden a las mujeres disfrutar plenamente de sus derechos, establece el documento cuyos extractos fueron publicados por Vatican News .

Además, condenan cualquier práctica que viole la dignidad de los niños o sus derechos. e insisten en la importancia de ‘protegerlos ante los peligros a los que están expuestos —especialmente en el entorno digital— y considerar el tráfico de su inocencia y cualquier violación de su infancia como un crimen'.

ABORTO Y EUTANASIA

Ambos líderes dejaron establecido que Dios ha concedido ‘el don de la vida'. En este contexto, condenan todas las prácticas que amenazan la vida, entre ellas el genocidio, los actos terroristas, el desplazamiento forzado, el tráfico de órganos humanos, el aborto y la eutanasia y las políticas que apoyan todo estas prácticas.

Por otra parte, los religiosos defendieron el pluralismo y la diversidad de religión, color, sexo, raza y lenguaje y condenan ‘cualquier intento de atacar los lugares de culto, amenazarlos con atentados, explosiones o demoliciones'.

Además, invitan a renunciar al ‘uso discriminatorio del término minorías, que trae consigo las semillas de sentirse aislado y de la inferioridad'.

Francisco visita durante tres días los Emiratos Árabes Unidos (del 3 al 5 de febrero de 2019). Esta es la primera vez que un papa visita esta región. En ocasión a este evento, el pontífice fue recibido con honores por el príncipe heredero de Abu Dabi, Mohammed bin Zayed Al Nahyan, en la entrada principal del Palacio Presidencial.

La primera jornada del papa Francisco en la península arábiga estuvo dedicada al diálogo interreligioso con el gran imán, máxima autoridad suní (grupo musulmán mayoritario en la comunidad islámica mundial).