Temas Especiales

27 de Feb de 2021

Polígrafo

Joaquín Villar: 'Si no se nos dan las cifras reales, los informes financieros de la CSS, no podríamos caminar'

El facilitador del diálogo por la Caja de Seguro Social indicó que la administración de la entidad se comprometió a entregar los informes financieros a los miembros de la plenaria, para analizar las medidas del programa de pensiones

Joaquín Villar: 'Si no se nos dan las cifras reales, los informes financieros de la CSS, no podríamos caminar'Larish Julio | La Estrella de Panamá

La administración de la Caja de Seguro Social (CSS) prometió al facilitador Joaquín Villar, que ofrecería a los miembros del diálogo una exposición con las cifras financieras actualizadas de la entidad. Los informes actuariales que se tienen hasta el momento no contemplan el impacto de la pandemia. El balance fiscal preliminar que emitió el Ministerio de Economía y Finanzas al mes de diciembre, muestra que la CSS dejó de percibir $650 millones. A pesar del complejo asunto, el educador y sociólogo Joaquín Villar tiene confianza en que el proceso del diálogo salvará las finanzas del programa de pensiones, que tiene reservas limitadas. El punto caliente estará en la discusión sobre adoptar o no medidas paramétricas que logren equilibrar las finanzas de forma prolongada, sin que se interprete como un parche para llenar el hueco de forma transitoria. Villar dice estar empeñado en realizar un proceso transparente, que infunda confianza, una labor difícil cuando nadie parece creer en nada ni en nadie. A pesar de lo anterior, sus expectativas como facilitador elegido por la junta directiva de la institución, con 7 votos a favor y 4 abstenciones, son sumamente altas. Dice que no trabajará sin números, por eso exigió a la administración de la entidad y representantes del Ejecutivo, un balance financiero actualizado de las finanzas públicas, que incluya las afectaciones por la pandemia. Con el fin de abarcar todos los campos laborales, se añadió una mesa de discusión sobre trabajo informal, para idear la fórmula para atraer al 55% de la población en estas condiciones. A quienes lo descalifican, concretamente el sector trabajador, los invita a formar parte de la discusión, “su silla está ahí”, quedó vacía en el primer encuentro.

¿Cómo puede trabajar en esas condiciones en un diálogo si no cuenta con los números precisos?

Es que ahí hay una equivocación. En la percepción de eso. La primera responsabilidad que adquirió tanto la junta directiva de la CSS, como la dirección y administración, y cuando se dialogó conmigo para el cargo fue que la primera misión que vamos a tener antes de que las comisiones de trabajo empiecen a laborar, es una exposición completamente actualizada de la problemática financiera de la CSS, de los estudios actuariales y de la parte administrativa de cómo se está manejando la CSS. Si los que están ahí sentados, más el facilitador, desconocemos la realidad de la CSS, definitivamente apaguemos la luz y vayámonos porque así no hay condiciones para el diálogo.

¿Cuándo va a ser eso?

Debido a que la subcomisión de trabajo que redacta la metodología para llevar adelante el diálogo solicitó un periodo adicional de trabajo de una semana, por la importancia del tema y la metodología, se le concedieron tres días para concluir el mismo. Inmediatamente la plenaria, que debe iniciar a principios de marzo, apruebe la metodología de trabajo, se decidirá la fecha en que se le solicitará a la CSS que presente el informe financiero y administrativo.

Joaquín Villar: 'Si no se nos dan las cifras reales, los informes financieros de la CSS, no podríamos caminar'

¿Esos informes financieros o actuariales que les presentarán, están auditados?

Si le digo que, si están auditados o no, o si están completos, se lo podría responder después de que los expongan al plenario. En el plenario la CSS tiene un puesto, el Ministerio de Economía y Finanzas también tiene una silla, el Ministerio de Salud, otra. Entonces, a ellos como gobierno les corresponderá dar esos informes que el plenario requiere y que el facilitador les ha dicho que requerimos. Si no los obtenemos va a haber un fracaso, si a nosotros no se nos dan las cifras reales –los informes financieros de la CSS– no podríamos caminar.

“A ellos como gobierno les corresponderá dar esos informes (financieros) que el plenario requiere y que el facilitador les ha dicho que requerimos. Si no los obtenemos va a haber un fracaso”.

Tienen la tarea de generar confianza, pero a la vez hay una junta directiva descalificada, a excepción de los recién nombrados, que han sido parte del problema, ¿cómo se entiende esto?

Yo le podría responder de la siguiente forma: el diálogo no es para hacer una evaluación ética o profesional de la junta directiva o del director, esas fueron responsabilidades de quienes en su momento los designaron y sabrán cómo lo están haciendo. La función del facilitador no es ir a evaluar la junta directiva o la administración de la CSS, la responsabilidad mía es que los 27 presentes puedan tener la información correcta para evaluar la CSS ahora y a futuro. Eso fue potestad de quienes designan a sus representantes en los diferentes periodos, yo no puedo proponer en el diálogo que se dé un golpe de Estado a la junta directiva de la CSS, porque no confío en ella. La eligieron por un periodo específico y hay que respetar los conceptos jurídicos y los tiempos.

¿Cómo se decidirán las temáticas? He observado que se tardan mucho tiempo en lograr consensos para asuntos triviales, a ese ritmo, ¿cómo harán cuando lleguen a temas más complejos?

Definitivamente, los educadores tenemos una costumbre, cuando llegas a un salón de clases dices cuál va a ser tu criterio, pero no impones una medida inmediata. Tienes que conocer a tus alumnos, evaluarlos y convencerlos de que todos estamos ahí con un objetivo específico. Para muchos de los que están hoy representando a las organizaciones en ese plenario y en la subcomisión –porque se están transmitiendo las reuniones por todos los medios para que la comunidad esté enterada– les costaba decir cómo voy a votar y qué vamos a hacer. Pero a ellos se les dio un documento que preparó el facilitador con un compromiso, es una guía para que tomen decisiones. Lo que sucede es que como ya tenemos un tiempo establecido de seis meses, es decir, a agosto de este año, para entregar un proyecto final al Ejecutivo, era interesante que no llegara el facilitador a imponer la metodología. Yo preferí que la subcomisión converse, nos reunamos, porque tenemos un término para entregar un proyecto de metodología al plenario.

Joaquín Villar: 'Si no se nos dan las cifras reales, los informes financieros de la CSS, no podríamos caminar'

¿Se abordará la implementación de controles y transparencia interna y externa de la institución?

Sí, dentro de las explicaciones que la CSS le hará al plenario, esta toda la parte financiera y administrativa. Todo el mundo va a poder evaluar toda la Caja, porque si no haces una evaluación al paciente cuando llega a la clínica, no vas a poder encontrar en dónde está la enfermedad de la persona. Si no lo evaluamos todo, jamás vamos a hallar la verdadera causa del problema de la CSS.

La Caja ha sido un botín de nombramientos políticos, la planilla es exagerada. Los ciudadanos también queremos ver estas reformas para sanear la Caja, no solo números...

El problema no solo es de la CSS, es el instrumento que tiene nuestro país para cumplir con la responsabilidad social que tenemos como nación con todos los ciudadanos. Si al evaluar esto, sencillamente nos colocamos en lo económico y nos olvidamos de lo social, no vamos a poder hallar una solución.

La pandemia cambió el modelo laboral, existe un gran porcentaje de trabajadores informales, ¿con qué ideas parten para este sector del país, hay un documento base del cual parten para trabajar en el diálogo?

No hay ningún documento escrito ni propuesta actual para que se discuta. Solo la metodología estamos discutiendo, una vez definida, la plenaria va a designar las cuatro comisiones que van a trabajar: la de Invalidez, Vejez y Muerte que tocará toda la problemática de ese programa; la de las prestaciones laborales; la administración, y se incorporó una cuarta comisión a petición de la junta directiva que es la evaluación del trabajo informal. No podemos seguir dejando por fuera, y sin ver, cómo podemos incorporar a la responsabilidad social a ese individuo que no tiene un trabajo seguro y que está en la calle vendiendo confites, pero que definitivamente no lo podemos dejar a su suerte. Los comisionados son los responsables de llevar las propuestas que sus gremios les hayan sugerido, pero adicionalmente a eso, se ha previsto que la comunidad panameña pueda opinar a través de la plataforma Ágora, cuáles cree que puedan ser las alternativas para salvar la CSS. Por eso dialogamos con el Pacto del Bicentenario y les solicitamos que nos permitieran la utilización de la plataforma para que aporten sus ideas y se incorpore el renglón de la CSS. Adicionalmente llegamos a una definición de que la plataforma se va a mantener abierta desde el 1 de marzo hasta el 30 del mes, para que todo el que quiera opinar lo haga.

¿Cómo se van a incluir esas propuestas tomando en cuenta que hay cuatro mesas instaladas?

Todo lo que aporte el pueblo se va a dirigir primero a cuál de las comisiones pertenece, y le aseguro que no habrá ni un comisionado que le diga a la comunidad que no va a respetar la idea del panameño, que aun sin ser asegurado, quiere opinar para salvar la CSS. Van a aceptar dentro de su comisión la propuesta, la van a evaluar para llevarla al plenario.

Tomando en cuenta que agosto es el tiempo límite para entregar las propuestas, ¿cuentan con suficiente tiempo para alcanzar soluciones?

La tesis es que los estamos ahí lo estamos haciendo porque queremos salvar la CSS. La primera decisión que hemos hecho en la subcomisión, con la esperanza de que así se apruebe en el plenario, es que tenemos que hacer como mínimo tres días a la semana reuniones presenciales sin tiempo mínimo para que podamos agotar la agenda. Posteriormente incorporar reuniones virtuales para que en un momento dado podamos tener otra reunión. Si laboramos con ese concepto y esa metodología, le aseguro que sí podríamos tratar de tenerlo para finales de agosto. Dado el caso, es nuestra responsabilidad advertir a la junta directiva y a la administración de la CSS, que requerimos de más tiempo para lograr consensos. Pero esperemos que los panameños tengamos tal concepto de disciplina para tomar en cuenta que debemos entregar las propuestas en agosto.

¿Cómo se adoptarán las decisiones, por votación o por consenso o bajo qué método?

Nosotros propusimos que sea por acuerdo, y lo que la mayoría considera que se apruebe por ahí sea el camino. O que decidan en la plenaria, que adicional a los acuerdos, en un momento haya votaciones por mayoría, eso se está definiendo en la subcomisión. Los consensos son muy difíciles.

Esas otras medidas que se pueden tomar sin llegar a las paramétricas, ¿cuáles son?

Por eso es que dentro de la mesa del diálogo se incorporó al MEF, para que nos diga las verdades de lo que tenemos y de lo que podemos hacer, porque es la guía de la proyección económica del Estado, y va a llegar un momento en que el Estado tiene que responsabilizarse de algunas de esas problemáticas.

La idea de unir el sistema mixto con el solidario, me pregunto ¿cómo van a hacer eso si ni siquiera quienes han aportado al primer sistema tienen un estado de cuenta propio?

Totalmente, por eso una de las exigencias fue que los que están manejando la cosa pública nos lo expliquen. Cuando expliquen al plenario y estemos convencidos y contemos con la documentación, lo analizaremos. Por eso pedimos en el diálogo un representante del MEF, uno de la Contraloría, uno del Ministerio de Trabajo, otro del de Desarrollo Social, y lógicamente de Salud, ellos tienen que estar ahí y tienen que decirnos cuáles son sus finanzas para poder proyectar, de lo contrario no podríamos hacerlo. Esa es la responsabilidad para que el diálogo sea exitoso.

Y, ¿con qué van a contrastar esa información para cerciorarse de su certeza?

Yo pienso que hay muchas organizaciones representadas que tienen la fórmula para sacar información real y fidedigna, no tema que lo van a hacer. Van a cuestionar y cerciorarse, contrastar informes. Eso se va a dar dentro del diálogo. Si pensamos que vamos a estar en el Edén, con todos los angelitos de la vida, ¡que va!, definitivamente es un trabajo duro, arduo, pero eso sí, le pido a los comisionados que piensen no en ellos ni en su destino político, sino en sus hijos y nietos que podrán ser asegurados.

Hay organizaciones que han rechazado su figura como facilitador y no tienen la confianza de sentarse a una mesa en la que consideran que no existen condiciones para hacerlo, ¿qué les dice a ellos?

Muy sencillo, ellos son trabajadores, yo también. Son obreros, yo también, porque como educador siempre he estado trabajando y luchando por el desarrollo y el conocimiento para la juventud de nuestro país. No se puede descalificar porque no es de mi tendencia, o de otra tendencia o se supone que es de alguna tendencia. Yo soy independiente, una persona que no pertenece a ningún partido político, que me dedico exclusivamente a la educación, y los invito a que vengan a formar parte. Ahí hay un puesto para ellos, desde el primer momento se les dijo que tienen el derecho a designar a un representante principal y un suplente. Pero cuando vas a dialogar, lo menos que puedes hacer es abstenerte, porque después dices que no se hizo, y no se hizo porque yo no estaba, es que tú tienes que estar. Si tú quieres que el pueblo te entienda más y te quiera, no debes abstenerte de ningún tipo de diálogo.

“No se puede descalificar porque no es de mi tendencia, o de otra tendencia o se supone que es de alguna tendencia. Yo soy independiente, una persona que no pertenece a ningún partido político, que me dedico exclusivamente a la educación, y los invito a que vengan a formar parte”.

¿Se va a ampliar la mesa para los sectores que piden ser parte del diálogo?

Siempre se ha invitado. Desde el primer momento, los organizadores del diálogo, que son la junta directiva de la CSS y la administración de la organización, en el primer listado que salió fueron las organizaciones que representan a los diferentes gremios que integran la junta directiva, así como las organizaciones, sindicatos y empresas. Fue amplio, ahí no se le ha puesto pero a nadie, la gente de Conusi sabe que ahí está el puesto. El día de la inauguración el único puesto que estuvo libre, fue el de ellos.

Cómo facilitador, ¿qué le dice directamente a Conusi en esta ocasión para que se integre?

Bienvenidos, no se abstengan, luchen y peleen por lo que ustedes creen que debe hacerse. Propongan y defiendan a los agremiados en sus organizaciones.

Las medidas paramétricas llegarán a discutirse, ¿cómo piensa que se va a manejar ese tema en el que hay posiciones muy distantes?

Mi opinión es que nosotros tenemos que evaluar todas y cada una de las posibilidades que se tengan para salvar a la CSS. Pero definitivamente, pensar que le tengo que decir a la comunidad que para poder jubilarse tiene que permitir que se le incremente la edad de jubilación, no es del agrado de ningún panameño. Hay profesiones en las que a los 67 años, por ejemplo, siguen siendo muy productivos, pero otras en las que es sumamente agotador. Eso sería quizás en última instancia, en mi opinión, lo que se debe hacer. Cómo le voy a decir a la comunidad que tiene que aceptar que se le suban sus cuotas patronales para poder salvar la CSS, sin haber evaluado otra gran cantidad de posibilidades, que las hay, dentro del mundo administrativo y de la economía para salvar una institución que requiere una inyección importante de dinero. No podemos pensar de salida en meterle un golpe fuerte en la cabeza a aquellos asegurados que somos parte de esta.

“Cómo le voy a decir a la comunidad que tiene que aceptar que se le suban sus cuotas patronales para poder salvar la CSS, sin haber evaluado otra gran cantidad de posibilidades, que las hay, administrativas y económicas para salvar la institución”

En medio de una pandemia y con la peor situación económica, ¿cree que el diálogo arranca tropezado?

Yo siento que no. La experiencia ha sido muy positiva. El día 8 de febrero se hizo la primera plenaria, cuando fuimos instalados como el facilitador. La función del facilitador es tratar de orientar, de consensuar, porque no se impone o se exige, sino que todos nos entendamos. Las personas que estaban en la mesa del plenario, que son los representantes de las diferentes organizaciones, han llegado con una actitud muy positiva, entendiendo que definitivamente la CSS necesita del sacrificio de ellos como ciudadanos, como panameños en estos instantes para salvar a la institución.

¿Qué expectativas tiene del diálogo?

Podemos conseguir que los que están sentados a la mesa sepan que es un compromiso muy grande. Son muy grandes, no solo las mías, sino las del pueblo. Hay que salvar la CSS para hallar una lógica solución que la lleve a ser una institución sin problemas económicos y administrativos, mínimo por los próximos 20 a 30 años.

Sin embargo, hay quienes consideran que el diálogo no va a llegar a ningún lado, ¿qué le dice usted a esas personas?

La respuesta es muy sencilla, el diálogo tiene que hacerse porque conversando se pueden solucionar los problemas de cualquier índole en cualquier nación del mundo. En segundo lugar, si el diálogo tiene éxitos o fracasos, depende de todos los panameños, sobre todo de los asegurados y cotizantes de la CSS, porque nos corresponderá lograr que el Gobierno nacional, en el Órgano Ejecutivo, y posteriormente en el Órgano Legislativo, se entienda, se comprenda, y se llegue a tener la claridad que hay que evaluar el resultado del diálogo para llevarlo a la Asamblea Nacional y que sea aprobado posteriormente. La CSS es una institución querida por el pueblo de cualquier sector de donde provenga, y no podemos permitir que se pierda por no haber tomado las acciones que debamos hacer para ello.

¿Cómo fue el proceso de su elección como facilitador?

Hubo un periodo de invitación a varios profesionales si queríamos aceptar la posibilidad de ir a unas postulaciones para que la junta directiva de la CSS, que había utilizado la definición que ellos iban a designar el facilitador, pudieran proponernos. Se nos llamó, se nos preguntó, hubo quienes dijeron que sí y otros que no. La posición mía era que no podía haber estado durante más de 30 años diciendo que soy la conciencia crítica de la nación, responsable educador y que a la hora que me preguntan si estoy dispuesto a sacrificarme en eso, decir que no. Yo dije que aceptaba ir a la terna, lo que nunca pensé es que iba a ser elegido. Se me comenta que gané por 7 votos a favor y 4 abstenciones, sin votos en contra. No me dieron detalles de la votación a fin de evitar que como humano uno tenga cualquier tipo de reacciones. Ya tuve una primera reunión con la junta directiva y ya agradecí la designación, le hice un panorama de lo que hemos trabajado y me he comprometido a dar informes periódicos. Ellos tienen derecho a ir a escuchar, no pueden intervenir y meterse en una comisión, está prohibido. A ellos les toca ahora aguantar calladitos.

¿Cómo va a hacer para que no se le salga de las manos?

Esperemos hacer uso de la experiencia que tenemos de muchos años desde la Normal de Santiago, hasta la Universidad. Yo no voy a estar solo, tengo derecho como facilitador a tener un equipo de asesores que me asista con las diferentes especialidades para finalmente tomar sabias decisiones.

DIÁLOGO DE LA CSS

El reto de hacer más fácil el proceso de un grupo en la búsqueda de un objetivo común

Nombre completo: Joaquín Villar

Nacimiento: 1 de septiembre 1946, Santiago de Veraguas, Panamá.

Ocupación: Sociólogo.

Resumen de su carrera: Graduado en administración de empresas, en sociología, en finanzas, seguros y banca, y en educación, con especialización en docencia superior en Universidades de España e Italia. Laboró en el Cuerpo Consular de Panamá en Madrid-España. Presidente de la junta directiva del Consejo de Rectores de las Universidades Oficiales y Particulares de Panamá (CRP), presidente del Consejo de Directores y rector de Columbus University (Panamá). Se desempeñó como profesor en la escuela Normal Dr. Juan Demóstenes Arosemena de Santiago de Veraguas y en la escuela Oficial Nocturna de La Chorrera. Catedrático universitario en la Universidad de Panamá (UP), en la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología de Panamá (Ulacit) y en Columbus University.• La Academia Mundial de la Educación lo ha reconocido como “Egregius educador” y “doctor honoris causa en educación”, por su liderazgo, integridad y gestión ejemplar a la educación mundial.