Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Política

Contienda de infarto

Llamarada de capullo. Balbina Herrera pidió 40 días para reflexionar antes de tomar una decisión sobre si se lanzaba a la contienda pre...

Llamarada de capullo

Balbina Herrera pidió 40 días para reflexionar antes de tomar una decisión sobre si se lanzaba a la contienda presidencial. Los buenos numeritos en las encuestas que le daban casi 30% por encima de Juan Carlos Navarro adelantaron su sí.

Y Balbina logró superar, incluso su peor punto en contra: el supuesto financiamiento que recibía del presidente venezolano Hugo Chávez.

El jaque mate que le dio a esta campañita fue su participación como oradora en The Americas Society, la fundación creada por David Rockefeller en la ciudad de Nueva York.

180 grados

Pero Juan Carlos Navarro no cejó su campaña y mantuvo su ritmo de trabajo. La moral de su equipo sufrió algunos reveses, como la salida de algunos miembros que intentaron otras alternativas de trabajo antes de quedar varados a partir del 7 de septiembre. Incluso, uno de los miembros de su campaña, Boris Moreno, lo abandonó y denunció en la televisión que salía del cuartel de Navarro porque no estaba de acuerdo con una campaña sucia contra la candidata Balbina, porque ese no era el estilo del Partido Revolucionario Democrático.

Denunció que esa fue la estrategia planteada por los asesores estadounidenses que contrató Navarro.

En efecto, horas después de la denuncia de Moreno, Navarro sacó unas cuñas televisivas que le capitalizó su rédito. (Ver hechos relacionados).

Cierre cardíaco

Para varios perredistas consultados, Herrera empezó a peder puntos con la campaña que le montó al aire Navarro, pero lo que más la afectó fue la denuncia que hizo ante el Tribunal Electoral y quien la encabezó: Hugo Torrijos Richa, el primo del presidente Martín Torrijos, quien semanas atrás tuvo su espacio en los medios, porque logró que un juez prohibiera el uso de su nombre en los anuncios publicitarios sin su autorización. Los medios le cayeron encima y con el caso de Balbina también.

El otro factor que la afectó fue su pobre participación en un debate televisivo nacional, el pasado 16 de agosto. No fue que Navarro le ganó, sino que ella perdió, señalaron los perredistas consultados.

Hoy solo faltan siete días para las primarias perredistas.

Según varios miembros consultados de este colectivo , Juan Carlos se le ha acercado “peligrosamente a Balbina”. Según ellos, si Navarro logra tener solo un “6% de diferencia en la capital, gana las elecciones”.

Y es que el PRD es un partido con 676 mil adherentes y su membresía está concentrada en la provincia de Panamá (50%) y el resto se lo reparten las demás provincias y comarcas.

Pero los principales focos de adherentes del interior están aglutinados en Chiriquí, Azuero, Colón y Coclé). En Panamá están Arraiján, La Chorrera, San Miguelito, 24 de Diciembre y Chilibre. El bastión más fuerte de Navarro es Chiriquí y a juicio de Carlos Santiago Castillo, uno de los lugartenientes de Herrera, esa provincia “la vamos a ganar”.

En pocas palabras, ambas candidaturas se han concentrado en asegurar sus principales bastiones y a acentuar sus giras en esos lugares donde tienen posibilidades de “voltear la tortilla”. Es decir, Herrera se concentra en Chiriquí y Navarro se centra en Panamá.

Los dos candidatos se juegan su última carta y a decir por los más conspicuos entendidos, los panameños estamos viviendo una contienda política de infarto...

Colaboradores:Raúl López, Ana Bolena Ayarza, Lineth Torrero y Alexis Graell.