Temas Especiales

18 de Sep de 2020

Política

La salida de Ford y su efecto político

PANAMÁ. Guillermo Ford siempre ha estado en primera línea en cada una de las campañas políticas desde 1989, y de eso cuenta la historia...

PANAMÁ. Guillermo Ford siempre ha estado en primera línea en cada una de las campañas políticas desde 1989, y de eso cuenta la historia a borbotones.

Durante la dictadura militar, fue uno de los que llevó la peor parte. Su fotografía donde aparece totalmente ensangrentado producto de la paliza que le dieron los adláteres del régimen de Manuel Antonio Noriega y que casi lo matan, recorrió el mundo. Entre 1989 y 1994 acompañó a Guillermo Endara en la vicepresidencia de la República; en la campaña de 1994 fue protagonista de primer orden ya sea dirigiendo el partido Molirena o considerado como uno de sus presidenciables. En 1999 la entonces candidata presidencial Miyera Moscoso, pensó primero en él para que la acompañase en la candidatura presidencial. Ya en el gobierno de Moscoso fue embajador de Panamá en Washington, Estados Unidos. En 2004 acompañó nuevamente a Endara en la candidatura presidencial por Solidaridad.

Los primeros roces

Después de los problemas internos en el Molirena, Ford vuelve a la palestra pública al inscribirse en Unión Patriótica (UP), un partido que nace de la fusión de los colectivos Solidaridad y Liberal Nacional. Se convierte en su primer presidente una vez se oficializa toda la fusión. Pero su posición en UP tuvo inmediatos roces con los dirigentes José Raúl Mulino y Aníbal Galindo, ambos ex copresidentes del colectivo antes de su llegada. Y es que Ford pensó siempre en una alianza con el Partido Panameñista y, Galindo y Mulino la veían con Ricardo Martinelli, el hombre fuerte de Cambio Democrático. Ford incluso llegó a candidatizarse para las primarias de UP para evitar la inminente alianza con CD antes de que los panameñistas efectuaran su primaria el pasado 7 de julio.

Una vez materializada la alianza de UP con CD, la luna de miel en que apareció Ford abrazado con Martinelli duró poco. Y es que Ford volvió a chocar con la manera de hacer política de Martinelli. Fue cuando se opuso a la fuerte campaña publicitaria de Martinelli contra Juan Carlos Varela, el candidato presidencial panameñista.

Ford llegó a afirmar públicamente que la campaña no tenía el enfoque correcto, porque las propagandas son para presentarle al pueblo valores, no frases para disminuir a los contrincantes, ya que eso no contribuye en nada.

Decidió hacer fuerza para lograr un acercamiento entre Varela y Martinelli, pero no tuvo éxito. Fue entonces que decidió colgar los guantes y renunciar a la presidencia de UP. Esta vez no pudo finiquitar su meta con su célebre frase: “esta vaina se acabó”.