25 de Feb de 2020

Política

Militarismo, la tendencia

PANAMÁ. Los planteamientos del secretario de asuntos políticos de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Dante Caputo, parece...

PANAMÁ. Los planteamientos del secretario de asuntos políticos de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Dante Caputo, parece no ser tomado mucho en consideración por parte del gobierno panameño, porque hasta sus personas más cercanas, tal es el caso de Jaime Abad, asesor en materia de seguridad planteó en el programa “Más Debate” transmitido por la emisora "La Exitosa", que necesariamente la tendencia moderna de los países para combatir al narcotráfico, es incluir a los militares en la lucha antinarcóticos. "Panamá, que tiene proscrito el ejército no le va quedar otra que comprar o equiparse en algunos aspectos militarmente para enfrentar esto, porque si no, no lo vamos a poder parar", aseguró.

Estos planteamientos discrepan con los que dio el viceministro, Severino Mejía, a La Estrella, al ser abordado ante las impresiones del ex canciller argentino, Caputo: "Panamá se aparta de ese proceso de rearme", planteó.

Pero las declaraciones de Abad desilusionaron a algunos civilistas y luchadores en contra del restablecimiento del militarismo en nuestro país. "Me da mucha vergüenza", dice Mauro Zúñiga, al escuchar los planteamientos esbozados por el también civilista y asesor del gobierno. "Cada día Abad se aparta más de la democracia, él sabe bien que lo que se busca es la remilitarización, la que nos venden con la idea de combatir al narcotráfico.

Roberto Eisenmann, empresario y civilista quedó sorprendido, "Jaime sabe más que nadie que la lucha contra el narcotráfico no se combate con militarismo, sino con la policía civil y la inteligencia". Para el empresario civilista no hay un fracaso mayor que la guerra contra las drogas, "que no es más que ‘gorilas’ que gestionan compras de armamentos o reciben donaciones de armas con el objetivo de usarlas contra su pueblo", concluyó.

Angélica Maytín, de Transparencia Internacional, no comparte los criterios de Abad y plantea que le extraña mucho que una persona que fue víctima de los militares, defienda la remilitarización.

Agrega que así como el gobierno organizó un diálogo nacional sobre la seguridad social, y creó la concertación nacional, con esa misma convicción deben convocar a una mesa de discusión sobre el tema de la seguridad ciudadana.

“Los ganaderos necesitan un tipo de seguridad distinta a los ejecutivos que laboran en la ciudad, al igual que los estudiantes, o los adultos mayores”, piensa Maytin.