Temas Especiales

21 de Oct de 2020

Política

Moviendo los hilos del chavismo

PANAMÁ. Los izquierdistas agrupados en la denominada “Tendencia” —de la que Balbina Herrera y Héctor Alemán salen de sus entrañas— infl...

PANAMÁ. Los izquierdistas agrupados en la denominada “Tendencia” —de la que Balbina Herrera y Héctor Alemán salen de sus entrañas— influyó desde muy temprano en el gobierno de Martín Torrijos. Incluso, lo hicieron cometer un desliz en sus relaciones internacionales, cuando lograron la presencia y apoyo de Torrijos en una reunión de independentistas de Puerto Rico que se celebró en Panamá.

La situación no pasó desapercibida en la isla y Torrijos tuvo que echar para atrás y recibir de inmediato al gobernador de Puerto Rico.

Al margen de esto, la pregunta que circula por cada lado es si en Panamá y específicamente dentro del PRD hay alguna conexión con el chavismo.

En el PRD lo niegan, pero en tres proyectos se ve la mano del chavismo: Compita, Círculos Bolivarianos y bombillos ahorradores.

EL PROYECTO “COMPITA”

El proyecto “Compita” es bien conocido por los panameños, pero pocos saben que es una copia al carbón del proyecto Mercal de Hugo Chávez.

La Misión Mercal (Mercado de alimentos) es uno de los programas que Chávez creó en 2003 como una dependencia del Ministerio de la Alimentación. Exactamente como es la relación con Compita, que depende del Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA).

El programa consiste en construir y dotar almacenes y supermercados con alimentos y otros productos de primera necesidad a bajos precios para que sean accesibles a la población más necesitada. Los alimentos están subvencionados y llegan a los estantes sin intermediarios, de manera que los precios ofrecidos suelen tener un descuento de entre el 30 y el 45 por ciento de los observados en las otras cadenas de distribución.

En este aspecto se ha hablado de competencia desleal por algunos dueños de establecimientos comerciales privados, que alegan bajas en sus ventas.

Curiosamente, quien dirige la Misión Mercal es Ricardo Fernández Barrueco, mejor conocido como el “Zar del Mercal”.

Fernández Barrueco es precisamente el propietario de la empresa Fextun (que hace dos años adquirió el Astillero Braswell de Panamá) y socio de varias compañías atuneras que operan en el país y de un conglomerado alimenticio que provee las tiendas populares de la revolución bolivariana en Venezuela. ¿También provee al Compita?

CÍRCULOS BOLIVARIANOS

En el 2004 los denominados Círculos Bolivarianos nacieron de la mano de Hugo Chávez e inmediatamente se instalaron en Panamá. Estos círculos están siendo creados con la participación de miembros del PRD, ha reconocido Fernán Casís, el coordinador de ellos en Panamá. Un militante visible del PRD que está muy bien conectado con los círculos, es el poeta Carlos Wong. Varios de estos círculos, los que se gestan en los estratos más humildes de la sociedad panameña, llevan nombres como Omar Torrijos, 9 de Enero, Geraldo Harding, Victoriano Lorenzo, Pedro Prestán, Thelma King, Juan Navas, Eugenio Barrera y Santa Inés.

LOS BOMBILLOS

En estos momentos, miles de panameños están siendo visitados en sus hogares por hombres y mujeres que tienen la misión de cambiarle los bombillos tradicionales de sus casas por bombillos ahorradores de electricidad.

Este proyecto, empero, tiene una relación directa con lo que han hecho los gobiernos de Cuba y Venezuela. Precisamente es una empresa cubana la que se encargó de traer los bombillos desde China, lo que le generó toda una crítica al gobierno de Torrijos.

CONCLUSIÓN

En síntesis, sí hay una conexión con el chavismo en Panamá. Que esa conexión es a través de miembros del gobernante PRD, los que han promovido varios de sus proyectos.

¿Hay una relación de Herrera y Alemán con el chavismo? Ambos lo han negado, incluso, la empresa Fextun del Zar del Mercal, Ricardo Fernández Barrueco, pagó anuncios en los periódicos negando cualquier apoyo económico a la candidata presidencial perredista Balbina Herrera.