Temas Especiales

04 de Ago de 2021

Política

Entrevista con José R. Mulino

En las elecciones de 2004 el Partido Solidaridad postuló a Guillermo Endara a la presidencia de la república, obtuvo casi medio millón d...

En las elecciones de 2004 el Partido Solidaridad postuló a Guillermo Endara a la presidencia de la república, obtuvo casi medio millón de votos y un subsidio electoral de casi cuatro millones de dólares. José Raúl Mulino , Vicepresidente entonces de Solidaridad, reconoce que ese caudal de votos obedeció a la coyuntural candidatura de Endara. Hoy, Solidaridad como tal no existe, se fusionó con el Liberal Nacional y nació Unión Patriótica. Mulino es hoy su presidente.

En una entrevista que le hice en mayo del 2004, Mulino aseguró que se mantendrían en oposición al gobierno de Torrijos, pero que actuarían “con responsabilidad” y sus diputados “harían aportes importantes”. Relata que ofrecieron opciones, “que no fueron escuchadas”, cuando se aprobó la ley 17 del Seguro Social. Hicieron sugerencias, “que no aceptó el gobierno”, cuando se planteó la reforma tributaria y apoyaron el referéndum para la ampliación del Canal “porque era un proyecto de estado”.

Hace unos meses Unión Patriótica se alió con Cambio Democrático y postularon para las elecciones del 3 de mayo próximo a Ricardo Martinelli. De aquellos aportes que Mulino prometió en el 2004 aún queda pendiente, dice, “la reforma del estado panameño. Hay que hacer una reestructuración integral del estado, “precedida de un acuerdo nacional liderado por Martinelli. El sistema está agotado, corrupto, centralista, desfazado y se traga cualquier administración”.

Al recordarle su encendida disertación en la convención de Unión Patriótica, donde advirtió que de no ganar Martinelli podría instalarse un modelo de gobierno comunista, Mulino moderó su mensaje, “no hay problema con las izquierdas democráticas” sino con el oportunismo de izquierda, “del chavismo, del correísmo, del evomoralismo”.

Considera que el triunfo de Martinelli es “la última oportunidad que tiene Panamá de hacer cambios pacíficamente. La próxima opción vendrá con componentes de violencia. Hay grupos capacitados y financiados que capitalizarán el descontento y se tomarán el poder”. Con estos grupos, advierte Mulino, “el gobierno entrante tendrá que conversar”.

Al plantearle que un giro a la extrema derecha, lo que algunos creen que representa Ricardo Martinelli, tiene el mismo peligro de generar reacciones violentas José Raúl Mulino afirma que “ningún extremo es bueno”. Aventura un triunfo “amplísimo” de la oposición y asegura que con “sinceridad y desprendimiento” él ayudará a que “ningún exceso suceda”. Que como presidente de un partido aliado tomará “muchas y muy difíciles” decisiones porque sabe que un gobierno de Martinelli no navegaría “en un mar de leche”.

¿Por qué decidió Ricardo Martinelli aliarse con el panameñismo y darle en bandeja de plata la candidatura a la vicepresidencia a Juan Carlos Varela, echando a un lado a Unión Patriótica que le dio apoyo cuando aún no marcaba arriba en las encuestas? ¿Les dio una explicación? José Raúl Mulino se muestra cauto y dice que el concepto de una gran alianza “siempre estuvo”. Asegura que “bajo ninguna circunstancia nos sentimos el partido mártir” y que la candidatura a la vicepresidencia que les ofreció Martinelli antes, estaba condicionada a si “el escenario político planteaba la incorporación de otras fuerzas, era nuestra opción ceder. Lo más importante es no ser un obstáculo”. Agrega que el panameñismo tiene una organización de base que garantiza la custodia del voto en todo el país. No obstante, desestima que pueda darse un fraude electoral. “Descanso y duermo tranquilo el 3 de mayo el que gane, ganó”.

Qué los une y que los distancia en esta alianza? Mulino asegura que les une el genuino interés de un gran cambio, tratar de que se haga bien “y que al final del gobierno, tengamos un presidente que salga con la frente en alto”. Y va más lejos, que la alianza repita en el 2014, “producto de nuestras ejecutorias”.

Nos distancian, dijo, “algunas tendencias hacia más de lo mismo” y sin mayores explicaciones agregó que con Ricardo Martinelli “tenemos una maravillosa comunicación, fluída y respetuosa”. Y a la interrogante de si los panameñistas se volverían muy exigentes en la alianza, respondió categóricamente que “ante la insistencia de pedir, está la virtud de no dar”. Escuche la entrevista completa en www.enfoque.com.pa