25 de Feb de 2020

Política

Políticos se toman los carnavales

PANAMÁ. Muchas han sido las estrategias que los políticos han utilizados para lograr obtener un voto a su favor. Las mismas van desde ...

PANAMÁ. Muchas han sido las estrategias que los políticos han utilizados para lograr obtener un voto a su favor. Las mismas van desde cargar y besar a un niño, jugar fútbol con un grupo de jóvenes, visitar casas de barrios humildes, montarse a un ‘diablo rojo’ hasta caminar varios kilómetros para mostrar que son parte de un pueblo.

Y los carnavales no son la excepción. Para estas fiestas, los candidatos políticos saben que son precisamente ese 54% del padrón electoral representado en las personas cuyas edades oscilan entre los 18 y los 40 años, quienes se desplazarán a los distintos puntos del país a disfrutar de los cuatro días más esperados por los panameños. Esta vez apostarán a reforzar la imagen de su partido en la mente de los electores, que se identifiquen con sus colores y sus eslogan de campaña.

Pero la pregunta del millón es ¿Cómo harán esto? Si bien es cierto que con una botella de alcohol, un suéter, zapatillas o un vaso térmico no se logrará cambiar el voto de los electores, al menos se podrá asegurar que los votantes tendrán claro la simbología que representa a cada colectivo, al menos así lo señalan los analistas políticos.

Para Edwin Cabrera, los candidatos van a utilizar estos cuatros días de jolgorio, no para apostar a un grupo de panameños, sino más bien para lograr meterse en la mente de los electores, a través de elementos publicitarios, para que tanto sus simpatizantes como los que aún no lo son, logren ubicar no sólo el logo, sino la simbología de cada uno de ellos.

Mientras que para el analista Jaime Porcel, el que los candidatos apuesten a los elementos publicitarios, no provocará cambios en el voto, ya que el mismo parece bien definido. Además, para él, la juventud no es “tan tonta” para regalar un voto por un suéter o zapatillas. “Estos cuatro días de carnavales son simplemente una oportunidad para tener contacto directo con sus simpatizantes y disfrazarse de pueblo, realmente la gente va pasarla bien y no a oír de política”.

¿CÓMO LO HARÁN?

Llegar a la juventud no es tan difícil como parece siempre y cuando se utilice su mismo lenguaje, y las campañas lo saben, por ello han volcado su estrategia a ofrecerles baile y música para cautivar su atención, al menos por estos días de jolgorio.

Los políticos se han preparado para trabajar durante las fiestas del Rey Momo.

Ricardo Martinelli, compartirá los carnavales con el pueblo, en diferentes puntos del país entre ellos las provincias de Coclé, Herrera y Los Santos. La candidata oficialista Balbina Herrera se trasladará hacia Las Tablas, Penonomé y Chitré.

El dueño de los supermercados estará el día sábado en Penonomé, el domingo en Chitré, el lunes en Las Tablas y el martes en Ocú, con algunos de los artistas que han participado en el tour de la generación del cambio como lo son: Joe Montana, Principal, Los Nenes, Tomy Real, René Renegado entre otros, como Dj. Black, quien hoy estará regalando discos con su tema ‘Los locos somos más’ frente a Wao y mañana en Plaza New York. Herrera por su parte hará lo propio y estará en el interior del país con el Tour Reggue Splash 2009, presentando en tarima a: El Kid, Raíces y Cultura, La Secta, Kafú Banton, Ness, Mr Fox, Japanese, Saik, El Jaguar Clandestino. El día sábado estará en el culeco de Las Tablas, el domingo en el parque de Chitré y el martes en el parque de Penonomé.

¿QUÉ OFRECERÁN?

Y es que estos cuatros días de fiestas son la ocasión propicia para que los candidatos se vendan en el amplio mercado que representan los carnavales, donde se regalarán desde vasos térmicos, pulseritas, zapatillas, suéteres, short, protectores de celular, gorras, viceras y hasta entradas para las discotecas móviles y los famosos toldos, con tal de vender su imagen, rumbo al 3 de mayo.

GASTOS

Los gastos que implican el llevar a cabo este reforzamiento de imagen de cada partido puede superar los 90 mil dólares y es que tan sólo Joe Montana, uno de los artistas del tour Generación del Cambio, en sus presentaciones diarias cobra 5 mil dólares en fechas de carnavales; este precio puede duplicarse y si es para un político puede seguir aumentando su tarifa.

Lo mismo ocurre con Japanesse y Dj. Black, representantes de la campaña de Balbina Herrera dando un total que en artistas los candidatos podrían gastar un total de 30 mil dólares en contrataciones, cifra que puede variar. El alquiler de un carro cisterna tiene un costo de 500 por día, las murgas cobran por los cuatro días unos 10 mil dólares, los gastos de “souvenirs”, podría superar los 20 mil dólares en artículos promocionales.

Martinelli podría estar invirtiendo alrededor de 100 mil dólares en estos carnavales. Balbina, unos 60 mil dólares.