Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Política

Justicia electoral al margen del caso

PANAMÁ. Las autoridades electorales no tendrán nada que ver con las investigaciones respecto a la denuncia de David Murcia contra dos c...

PANAMÁ. Las autoridades electorales no tendrán nada que ver con las investigaciones respecto a la denuncia de David Murcia contra dos candidatos del PRD.

Los señalamientos que hizo el dueño de las empresas DMG, contra Balbina Herrera y “Bobby” Velásquez, serán remitidos exclusivamente al Ministerio Público.

La Fiscalía Electoral se acoge al hecho que las donaciones de campaña son competencia exclusiva del Tribunal Electoral, ya que el tema es de carácter administrativo, y no se trata de un delito electoral.

Mientras el magistrado del Tribunal Electoral, Gerardo Solís, sostuvo que cualquier tipo de pesquisa deberá ser llevada adelante por el Ministerio Público. “A nosotros no nos corresponde esas acciones, pero estamos dispuestos a entregar la lista de los donantes si es solicitada”, afirmó.

Entretanto, el secretario general de la Procuraduría de la Nación, Rigoberto González aseguró que las autoridades del Ministerio Público están analizando si las declaraciones de Murcia guardan relación con lo que se está investigando en torno al caso para anexarlo al expediente. González explicó que tendrán que determinar si se remite el caso al fiscal de Drogas, José Abel Almengor o a la Fiscalía Decimocuarta que son las que llevan adelante las investigaciones sobre captación de dineros. Igualmente ocurrirá con las denuncias interpuestas por el secretario del Partido Panameñista, Luis Eduardo Camacho y de la candidata presidencial del PRD, Balbina Herrera. Por cierto ayer, Herrera acudió al Tribunal Electoral y al Ministerio Público para lo que definió como “ampliar” sus denuncias.

Sin embargo, González advirtió que los señalamientos de Murcia Guzmán “no tienen validez hasta que no se oficialicen mediante una indagatoria. El que Murcia lo diga no necesariamente lo convierte en verdad”, dijo.

González reconoció que sobre la supuesta utilización de escoltas del Servicio de Protección Institucional al cuidado de Murcia, podría empezarse una investigación de oficio, aunque antes debe analizarse el caso con los fiscales anticorrupción.

GOBIERNO NIEGA VÍNCULOS

El ministro de la Presidencia, Rafael Mezquita, negó ayer las declaraciones de Murcia en un comunicado oficial.

El funcionario asegura que “la única participación que ha tenido un estamento de seguridad del Estado panameño con el señor David Murcia Guzmán, fue durante su arresto y conducción al Aeropuerto Internacional de Tocumen, para su pronta extradición a Colombia”. En la primera reacción oficial de una cadena que se extendió hasta la tarde, cuando el propio presidente Martín Torrijos también paso al ataque.

“ES ABSURDO”: TORRIJOS

El presidente Torrijos calificó de “absurdas, ridículas y como un invento de última hora en la contienda electoral los señalamientos de David Murcia Guzmán donde vincula a dos candidatos del PRD.

Torrijos dijo que las afirmaciones de Murcia son injustas “con la democracia panameña, mucho más con el PRD, y con las personas que ya han dicho hasta la saciedad que no tienen absolutamente nada que ver con él”.

El mandatario agregó que no le parece objetivo que se usen como referencia las afirmaciones de un detenido, con la intención de afectar a la clase política, pero muy sesgadas, para perturbar las elecciones del próximo 3 de mayo.

OPOSICIÓN PIDE INVESTIGACIÓN

El vicepresidente del partido Cambio Democrático, Roberto Henríquez manifestó que es Balbina Herrera la única que debe explicar las denuncias categóricas y contundentes declaraciones de Murcia, quien dijo que invirtió 6 millones de dólares en las campañas de Herrera y de Roberto Velásquez a cambio de favores e influencias en el gobierno.

“La candidata del PRD ha utilizado una cadena de mentiras para salvar su responsabilidad en esta denuncia y no caeremos en su juego. Existen evidencias para que se inicie una investigación de oficio.

En tanto, Miguel Antonio Bernal dijo que Murcia confirmó “la podredumbre existente y la necesidad que la decencia se imponga ante la corrupción”.