01 de Oct de 2022

Política

Un tratado que podría olvidarse

PANAMÁ. En una reunión entre Balbina Herrera, candidata presidencial del PRD, y los estudiantes de la Facultad de Derecho de la Univers...

PANAMÁ. En una reunión entre Balbina Herrera, candidata presidencial del PRD, y los estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Panamá ella dijo a los estudiantes: “olvídate del TLC”.

Con esta afirmación puede decirse que de llegar Herrera a la Presidencia, el Tratado de Promoción Comercial con los Estados Unidos (TPC) quedaría engavetado. “Yo soy ingeniera agrónoma y te digo por mi propia formación que la gente se vuelve a enamorar del campo”, justificó Herrera.

Las negociaciones iniciaron en el gobierno de Mireya Moscos, las retomó el de Martín Torrijos.

El TPC se firmó el 28 de junio del 2007. El “mejor tratado que ha firmado Panamá”, dijo Alejandro Ferrer, entonces ministro de Comercio. A la fecha ya ha sido ratificado por la Asamblea Nacional en Panamá.

COSTOS Y ESCOLLOS

Las negociaciones duraron tres años y se necesitaron 10 rondas de conversaciones, se gastaron 6.2 millones de dólares para cubrir los gastos que incluía: consultorías, hospedajes, pasajes, viáticos, alimentación, papelería y alquileres.

El proceso estuvo lleno de altas y bajas. Varios de los expertos, que negociaron, renunciaron en momentos álgidos. El proceso se congeló cuando Pedro Miguel González fue nombrado presidente de la Asamblea Nacional.

Queda pendiente la ratificación del Congreso en Estados Unidos, para eso hay cabildeos desde hace años. El embajador de Panamá en Washington, Federico Humbert y su equipo de trabajo han mantenido reuniones con más de 200 congresistas de los 435 que existen entre la Cámara de Representantes y el Senado. Todo el esfuerzo podría quedar en nada.