29 de Sep de 2022

Política

Una ley para los votos

PANAMÁ. El próximo 1 de julio, cuando el presidente Martín Torrijos entregue el poder a su sucesor, unos 38,200 funcionarios públicos q...

PANAMÁ. El próximo 1 de julio, cuando el presidente Martín Torrijos entregue el poder a su sucesor, unos 38,200 funcionarios públicos quedarán “amparados” bajo el paraguas de la Carrera Administrativa, producto de las modificaciones que el mandatario aprobó a la Ley 9 de 20 de junio de 1994. Esta ley establece y regula la Carrera Administrativa.

LA “O” QUE CAMBIÓ TODO

Hasta antes de la modificación, por ley se exigía que quien aspirara a accesar a la Carrera Administrativa debía contar con experiencia y educación.

La administración Torrijos modificó el artículo cambiando la Y por O, lo que significó que si el funcionario tenía educación pero no experiencia, podía accesar, o si por el contrario, tenía experiencia más no la preparación, también podía ser incluido.

Fidel Guerrero, analista de la oficina de Carrera Administrativa, explicó que el cambio le abrió la puerta a 38,200 empleados públicos. La ex presidenta Moscoso suspendió la aplicación de la ley para ordenar los requisitos. Todos los trabajadores que no pudieron aplicar bajo su administración se sumaron a los cerca de 9,500 trabajadores que desde el gobierno de Pérez Balladares, esperaban para aplicar. Guerrero agrega que esos, más los que se incluyen en la administración Torrijos completan los 38,200.

Fiesta estatal

El 11 de diciembre de 2008, el centro de Convenciones Vasco Núñez de Balboa, estaba repleto de funcionarios públicos que de manera frenética aplaudían al presidente al anunciar la intención de culminar su período con la integración de 42 mil 300 funcionarios dentro de la Carrera Administrativa.

En ese momento ingresaban los primeros mil 48 servidores, funcionarios de la Presidencia de la República y el Fondo de Inversión Social (FIS).

En el caso de los trabajadores manuales, ascensoristas, mensajeros internos, externos o que estén en un nivel operativo bajo en la entidad se pide como requisito en algunos casos la educación. “Sólo quienes hayan sido nombrados hasta el 30 de abril de 2008 podrán ser incluidos automáticamente, posterior a esa fecha deben entrar por concurso.

OTROS NIVELES

A nivel del personal de secretariado deberá contar con su título de bachiller o un año de experiencia. “Si tiene la experiencia y no tiene el bachiller, entra por esta última”, dice Guerrero, quien agregó que la experiencia en cualquiera de los casos debe haber sido en el sector público.

La Carrera Administrativa tiene limitantes. Los ministros, asesores, asistentes ejecutivos, asesores ejecutivos, viceministros y otros funcionarios cuyo rango esté por encima de un jefe de departamento, quedan fuera.

Ricardo Quijano, miembro de la junta directiva del CD asegura que durante el gobierno de su candidato Ricardo Martinelli se respetará a todos los funcionarios que se encuentren adscritos. “No significa que si el funcionario no trabaja o es deficiente en sus labores, lo premiaremos, vamos a exigir capacidad”, destacó Quijano. Martinelli ha asegurado que gobernará con personas de cualquier partido político.