Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Política

Transición será en tres etapas

PANAMÁ. Faltando 55 días para el cambio de gobierno, los equipos del presidente electo Ricardo Martinelli y del presidente saliente Mar...

PANAMÁ. Faltando 55 días para el cambio de gobierno, los equipos del presidente electo Ricardo Martinelli y del presidente saliente Martín Torrijos acordaron trabajar la transición de mando en tres etapas.

En dos reuniones realizadas el día de ayer, Jimmy Papadimitriu, ministro de la Presidencia designado por Martinelli, junto a Rafael Mezquita, actual titular de esa cartera, acordaron discutir los temas de la transición por bloques: económico, educación y seguridad, entre otros, donde se establecerá dónde ha quedado el trabajo de cada institución del Estado.

“Ya es hora de dejar la política de lado y enfocarnos en temas importantes para el país como la educación y la canasta básica”, expresó Papadimitriu.

El proceso de transición se dividirá en tres fases: institucional, sectorial y provincial. De esta manera se busca abarcar todos los aspectos relacionados al trabajo que realizan los ministerios e instituciones gubernamentales e incluso las gobernaciones.

Esta primera etapa podría tomar hasta quince días explicaron Mezquita y Papadimitriu, para después pasar a la revisión de planes, proyectos y programas del gobierno, que incluye la gestión social, económica, seguridad, y otros asuntos.

La tercera etapa que representa la transición a nivel provincial, será coordinada por los gobernadores en funciones y los que designe el nuevo presidente.

La propuesta obedece al interés de realizar un proceso ordenado, que brinde toda la información relacionada con la gestión del gobierno actual a la nueva administración de Ricardo Martinelli.

Por parte del gobierno saliente, Mezquita entregó a Papadimitriu un informe de todas las instituciones que componen el Órgano Ejecutivo, a fin de que a partir de la próxima semana se realicen reuniones paralelas en cada institución con ambos equipos.

Ambos ministros firmaron un comunicado conjunto dirigido a todos los funcionarios públicos para evitar intromisiones de personas ajenas al proceso.