Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Política

Recesión económica global afectará presupuesto local

PANAMÁ. Durante varios meses, Ricardo Martinelli prometió cambios desde el primer día. Un bono de 100 dólares mensuales a los ancianos...

PANAMÁ. Durante varios meses, Ricardo Martinelli prometió cambios desde el primer día. Un bono de 100 dólares mensuales a los ancianos mayores de 70 años, becas para los estudiantes, la construcción de un metro y muchas más promesas que podrían tardar en concretarse un poco más de lo planeado.

A partir del 1 de julio, el principal enemigo del nuevo gobierno será la crisis económica. Una sombra que los perseguirá al menos hasta mediados del 2010.

Los sectores más afectados, hasta ahora, por la desaceleración económica son: construcción, importación de bienes y el tráfico por el Canal de Panamá.

El economista Rolando Gordón asegura que el gobierno de Martinelli está bien preparado, al dejar el timonel del equipo económico al mando de Alberto Vallarino. “El Ministerio de Economía y Finanzas se ha puesto a disposición de las nuevas autoridades, esto permitirá que el ministro entrante tenga a tiempo una idea de cuánto es el presupuesto y dónde se tiene que buscar el dinero”.

El catedrático agrega que contrario al 2008, este año no habrá ingresos tan grandes, lo que obstaculizará la cristalización de varios proyectos. “Tendrán que planificar muy bien, y ordenar por prioridad”.

Planteamiento que comparte Jaime Porcel, analista político que asegura que el reto será cumplir con las expectativas de los electores que le dieron el voto de confianza al gobierno del cambio.

“La frase cambios desde el primer día implica un compromiso con el hambre de los electores por un gobierno diferente”.

Agrega Porcel que el mayor reto del nuevo gobierno será ajustar su programación en relación a los escasos recursos económicos con que contarán por lo menos hasta inicios de 2010.

Alberto Vallarino, ministro designado de Economía y Finanzas ha dicho que una vez tome posesión de su cargo eliminará una serie de subsidios, como el de la energía eléctrica.

“Hay muchos gastos superfluos innecesarios y muchos subsidios que deben ser analizados”.

Indicó que no se hará recortes al presupuesto general del Estado pero sí reasignaciones de partidas presupuestarias para contener gastos.