18 de Ago de 2022

Política

‘Sugerimos el Hawker 4000’

PANAMÁ. “No hubo viaje a Estados Unidos, no recomendamos el Gulfstream IV”, con estas palabras Rafael Bárcenas, director de la Autorida...

PANAMÁ. “No hubo viaje a Estados Unidos, no recomendamos el Gulfstream IV”, con estas palabras Rafael Bárcenas, director de la Autoridad de Aeronaútica Civil (AAC) dejó por sentado que en el tema del avión presidencial la institución ya tiene su recomendación.

Bárcenas habló en exclusiva con La Estrella y reveló que la AAC luego de analizar tres moldelos de aeronaves para reemplazar el jet presidencial, recomiendan al Ejectivo el Hawker 4000, cuyo costo es de alrededor de 20 millones de dólares.

Indicó que han recibido propuestas de todas las empresas distribuidoras, e incluso a través de embajadores. “Se han analizado tres modelos, el Gulfstream 200, el Cesna citation y el Hawker 4000, pero se han descartado dos, el Gulfstream y el Cesna Citation”, aseguró Bárcenas, quien agregó que para la escogencia del avión que la AAC recomendaría se tomó en cuenta, distancia, recorrido del aeronave y que tan lejos puede ir la aeronave respecto a su capacidad de carga.

“Desde el primer día que llegamos a AAC, nos dimos cuenta que el avión es obsoleto, muy antiguo y caro de operar y evaluamos la posible venta de esa aeronave, de ahí se empezó a analizar la compra de un nuevo avión”, dijo.

Según Bárcenas, los últimos informes de gastos del avión presidencial revelan que se han invertido más de 5 millones de dólares desde que entró en operaciones el jet presidencial. “Para acabar este problema se hubieran comprado un avión nuevo, en lugar de estar remendando ese viejo”.

Destacó el hecho que contrario a la actual aeronave, que sólo en 2008 se gastó 980 mil dólares en mantenimiento “los aviones nuevos vienen con garantías, ya no se hace un desembolso por mantenimiento el mantenimiento se paga progresivo por hora”.

Con el avión actual no pasa lo mismo, no hay gasto de amortiguamiento “porque ninguna empresa quiere coger ese riesgo, básicamente el día que vas a mantenimiento si la cuenta salió en dos millones de dólares, hay que hacer un cheque por esa cantidad y pagar”.

LA MEJOR OPCIÓN

Respecto a la polémica suscitada por la posibilidad que la compra se dé vía contratación directa, el director de la AAC defendió la iniciativa asegurando que de esta manera el gobierno podrá escoger la aeronave que más se ajuste a sus necesidades.

“Nosotros sustentamos la compra directa porque si se va a licitación pública, debes escoger el de menor precio, pero no es el de menor precio el que reúne las necesidades”, dijo. “Aún no se sabe si será una compra directa, o alquilarán el avión o un alquiler con opción a compra como ha dicho el ministro de Economía y Finanzas”

Precisó que la decisión final la tendrá el Consejo Económico Nacional, y el Consejo de Gabinete, y que igualmente deberá ser el Ministerio de Economía y Finanzas, quien decida de dónde saldrán los fondos.

La compra de un avión para el presidente surgió en la opinión pública justo cuando se creía que Ricardo Martinelli utilizaría su propio jet, como prometió en campaña. Casualmente un Hawker