Temas Especiales

27 de Feb de 2021

Política

Fusión en ocho meses

PANAMÁ. La creación de una nueva fuerza política es inminente. En poco meses un nuevo partido político, resultado de la fusión entre los...

PANAMÁ. La creación de una nueva fuerza política es inminente. En poco meses un nuevo partido político, resultado de la fusión entre los partidos Cambio Democrático (CD), Molirena y Unión Patriótica (UP) entrará en la escena política panameña.

Luego de meses de conversaciones, el vicepresidente del partido gobernante CD, Rubén Darío Campos, aseguró que el pacto es prácticamente un hecho. “Es poco lo que falta para amarrar esa fusión”, aseguró Campos, quien añadió que existe disponibilidad y voluntad política de parte de los tres partidos. “No falta nada, es cuestión de que nos sentemos a conversar, ya se han sentado a conversar las bases, se ha conversado con los líderes de cada partido”, manifestó.

Incluso, dijo Campos, está dispuesto a renunciar a su cargo como vicepresidente de CD a favor de la “gran fusión” de estos partidos políticos.

Campos reveló que la unión se podría concretar en unos ocho o diez meses, tiempo suficiente en que el gobierno pueda concentrarse en resolver los problemas del país, para después ocuparse de los problemas políticos.

PANAMEÑISTA EN LA LISTA

A la “gran fusión” también se estaría considerando invitar al Partido Panameñista, aunque todavía no ha habido acercamientos con la dirigencia de este partido.

Campos afirmó que existe el interés en incorporar a los panameñistas a la fusión, pero aún no se han sentado a conversar. “Yo siento que tenemos que permanecer juntos, porque cinco años son muy pocos para los planes y proyectos del presidente. Por ello debe venir un relevo que continúe con los proyectos”.

Para la secretaria de CD y ministra de Trabajo, Alma Cortés, lograr una fusión entre el colectivo oficialista, el Molirena, Unión Patriótica y el Panameñista sería lo ideal para fortalecer las propuestas del gobierno para administrar el Estado, no propuestas partidistas.

Cortés manifestó que hay muy buenos avances con Unión Patriótica, también se ha tocado el tema con Molirena, pero la situación con los panameñistas es distinta, debido a la ideología y tradición de los panameñistas. “Ellos tendrán primero que resolver sus problemas internos. Acuérdese que ellos tienen tendencias internas y la verdad CD no está para entrar a asumir esta responsabilidad que le compete a los dirigentes del panameñismo”, aseveró.

Cortés afirmó que la fusión que quieren realizar no es con la intención de absorber, porque estos partidos están participando en la administración del Estado y que bien sería que fueran parte de un solo colectivo político para llevar adelante un solo proyecto.

PRD EL ENEMIGO

Respecto a los rumores sobre fricciones en la alianza, el vicepresidente del CD aseguró que no existen. Indicó que el PRD, al que calificó como su enemigo político, intenta dividirlos convirtiendo algo pequeño en una tormenta. “El descalabro de la alianza no se va a dar”, sentenció Campos.