Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Política

Los aprietos alcaldicios

PANAMÁ. Los 160 días de la gestión del alcalde Bosco Vallarino han estado llenos de altibajos. Los errores como él los ha llamado en los...

PANAMÁ. Los 160 días de la gestión del alcalde Bosco Vallarino han estado llenos de altibajos. Los errores como él los ha llamado en los que se ha visto involucrada su administración se han hecho cada vez más frecuentes.

Pero Bosco no es el único. En México un particular personaje, Rafael Acosta, al que todos conocen como Juanito, y que es el delegado (alcalde) en Itztapalapa pasa por un caso parecido al del alcalde de la ciudad de Panamá.

“Juanito”, al igual que Vallarino le ha tocado enfrentar duras críticas durante su administración.

Este ex actor, ex desnudista, ex luchador, comerciante ambulante está enfrentando una solicitud de 23 diputados que exigen su destitución por “ingobernabilidad”.

Estos hechos han contribuido según algunos mexicanos a que Juanito se convierta en el actor principal de la telenovela mexicana con mayor rating en la historia de las comunicación a nivel mundial.

En Panamá, Bosco aún no tiene propuestas para hacer telenovelas.

Pero día a día sus detractores anotan una más a la lista de fallas del alcalde.

Se le enumeran hechos como: el abandono de su trabajo en horas laborables para ensayar y actuar en su obra de teatro, comportamiento violento, entre otros.

La emisión de un cheque a nombre de su esposa, la formulación de contratos directos para la compra de globos inflables, piscinas comunitarias, las tan reconocidas Villas Navideñas y el empeño de romper Récord Guinness, se han convertido en los hechos que hacen que la gestión del alcalde capitalino sea muy particular.

Esta situación ha provocado que el presidente Ricardo Martinelli de alguna forma le haya llamado la atención al decirle que se “deje de hacer zoquetadas y que se dedique a trabajar”.

No termina un problema y ya tiene otro en puerta. Aún estando inmerso en los anteriores problemas, el pasado viernes el Juzgado Décimo Séptimo, ordenó el secuestro del 15% del excedente del salario mínimo de Vallarino, incluyendo comisiones, bonos.

Esto hasta completar 121 mil dólares con 30 centavos que le debe pagar a su antecesor Juan Carlos Navarro, a raíz de una demanda por calumnia e injuria interpuesta por éste en contra del alcalde, cuando lo llamo “narcoalcalde”.