Temas Especiales

30 de May de 2020

Política

A la caza del “Toro”

PANAMÁ. Un documento que amaneció en el despacho del fiscal contra el Crimen Organizado, José Ayú Prado, convulcionó la opinión pública ...

PANAMÁ. Un documento que amaneció en el despacho del fiscal contra el Crimen Organizado, José Ayú Prado, convulcionó la opinión pública del país.

Se trata de una orden de conducción e impedimento de salida del país, contra el ex presidente de la República, Ernesto Pérez Balladares. La razón, lograr que el “Toro”, como se conoce al ex presidente, rindiera indagatoria por un posible blanqueo de capitales en las concesiones de salas de juego en 1999.

Con los primeros rayos del sol, y en medio del congestionamiento vehicular mañanero, los oficiales del Ministerio Público (MP) salieron tras la búsqueda del ex mandatario y de los directivos de las sociedades relacionadas con el proceso.

La noticia corrió como pólvora. Nadie sabía dónde estaba el “Toro”, incluso sus abogados decían desconocer su paradero. ¿Estaba todavía en Nicaragua?, era una de las interrogantes que se hacían las autoridades.

Los operativos de búsqueda llegaron hasta la casa de playa del ex presidente en Punta Barco, Chame.

Allí, los funcionarios estuvieron cerca de encontrarlo, pero el Toro salió por otra puerta acompañado de uno de sus escoltas mientras preguntaban por él, a la entrada.

Las horas corrían y nadie sabia cuál era el paradero del Toro. Rumores apuntaban a que había salido del país rumbo a Nicaragua. Las autoridades buscaban al “Toro” hasta debajo de las piedras.

Al mismo tiempo unas cuatro personas relacionadas con la directiva de las sociedades anónimas vinculadas en el expediente rindieron indagatoria en la fiscalía. Queda pendiente la declaración de cinco personas más implicadas.

Llegado el ocaso, la defensa de Pérez Balladares intentaba blindar al “Toro”. Presentaron un recurso para declarar ilegal su detención y una solicitud de fianza de excarcelación.

El primer recurso quedó en manos del magistrado Alberto Cigarruista, mientras que la fianza espera una decisión de la magistrada del segundo Tribunal Superior de Justicia, Elvia Batista, sobre qué tribunal deberá definir, si se le otorga, y su monto.

Pese a todo, al finalizar el día, las autoridades aún no daban con la pista del “Toro”. Ya entrada la noche se rumoraba que había ingresado a la Embajada de Nicaragua. Incluso fuentes aseguraban a La Estrella que el ex presidente habría pedido asilo político. En la Cancillería no tenían confirmación sobre el particular.

¿POR QUÉ SE ESCONDE?

Pero en medio de la intensa búsqueda sin resultados, surge la interrogante, sobre cuáles son los verdaderos motivos por los que el “Toro” huye de las autoridades.

La Estrella contactó a dos de sus abogados, y les preguntó ¿por qué huía su cliente?

Rogelio Cruz, dijo desconocer cuáles eran los motivos que llevaron a Pérez Balladares a no mostrarse ante las autoridades, lo que sí aseguró fue que la actuación del fiscal Ayú Prado es arbitraria y no descartó que la defensa del ex presidente recurra a instancias internacionales.

Según Cruz, la decisión del MP obedece a motivos políticos, que se hicieron más evidentes, una vez que la procuradora aseguró haber resuelto sus diferencias con el presidente Martinelli. “No cabe la menor duda que la política se tomó el Ministerio Público”.

Por su parte, Guillermina McDonald, indicó que su cliente no se esconde, aunque reconoció que no había podido comunicarse con él.

En tanto, la dirigencia del Partido Revolucionario Democrático (PRD) prepara su ofensiva, contra la actuación del Ministerio Público.

El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) se encuentra evaluando la situación junto al equipo legal del PRD y remitirán un informe jurídico relacionado a la actuación de la fiscalía, que calificaron como sorpresiva.

Hoy en conferencia de prensa darán a conocer su posición oficial sobre la medida dictada contra su copartidario.